ESTADOS

La firma de El Bronco, lo que falta para salvar Picachos, pulmón de NL

Defensores de la zona protegida de la Sierra Picachos acusan que el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón no les ha firmado los documento para proteger la zona

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 11/11/2020
  • 16:58 hrs
  • Escuchar
La firma de El Bronco, lo que falta para salvar Picachos, pulmón de NL
El gobernador, Jaime Rodríguez Calderón no ha firmado los documentos para la extensión de unas 80 mil hectáreas del área natural. Foto David Casas

MONTERREY.- Ecologistas y comuneros defensores de la zona protegida de la Sierra Picachos acusan que el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón no les ha firmado los documentos para la extensión de unas 80 mil hectáreas del área natural, por lo que sigue latente la amenaza de que en la zona se instale una empresa extractora de piedra.

También lee: Picachos, el pulmón de Monterrey que están dinamitando

Dentro del área que busca protegerse hay intereses para extraer piedra caliza y exportarla al extranjero, los defensores de esta zona logramos detener el proyecto; los diputados locales y la Secretaría de Desarrollo Sustentable ya aprobaron la ampliación del área pero, la firma definitiva del dictamen permanece en el escritorio del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, platica Aristeo Benavides, activista y representante de la comunidad Benavides Grande de los municipios de Cerralvo y Los Herreras.

En la petición para extender el área protegida participan comuneros y habitantes de siete municipios del norte y oriente de Nuevo León. 

Las más de 80 mil hectáreas se sumarían a las alrededor de 75 mil que ya están protegidas actualmente para lograr en total unas 156 mil hectáreas. 

"Día con día se daña la sierra Picachos, nuestras autoridades locales no ven el daño, destruyendo la cuenca hidrológica nos quedamos con menos agua. Usan muchos litros de agua diario, destruyen nuestro lugar de almacenamiento, tenemos que ver por el futuro de nuestros municipios. Nosotros no tenemos una presa que nos surta de agua, pero si tenemos una sierra que nos da agua día con día", señala Benavides. 

“Esas tierras son propiedad de los comuneros y no dimensionan que con la destrucción de la naturaleza los dejarían sin sustento”.

La Sierra de Picachos abarca los municipios de Agualeguas, Cerralvo, Dr. González, Marín, Higueras, Sabinas Hidalgo y Ciénega de Flores.  

En Sierra Picachos se encuentra el único espacio de rehabilitación del Lobo Gris Mexicano, especie en peligro de extinción, además de flora y fauna diversa, mucha de ella en extinción. 

EN LA MIRA DE EMPRESARIOS

Los comuneros y ecologistas refieren que aunque lograron detener la instalación de una empresa extractora de piedra en la zona protegida de Picachos, la amenazada sigue latente por maniobras de empresarios y políticos que insisten en instalarse en ese lugar. 

En este sentido, el activista y defensor de la ecología, el sacerdote José Manuel Guerrero, conocido como Padre Chema, de la parroquia del municipio de Los Herreras, asevera que la prioridad es la protección y el cuidado de la casa común, de las agresiones de industrias extractoras que dañan el medio ambiente.

Reconocido por su activismo en contra de la contaminación señala que mantendrá su postura de defensa de la Sierra de Picachos y su rechazo a que, se instale una empresa pedrera que ha obtenido un amparo para evitar sea rechazada su solicitud de instalarse en la localidad de Doctor González, en el lugar conocido como Mojarras.

Por su parte, Mayra Abrego Villarreal, alcaldesa de Doctor González, subraya que la Administración no aprueba el permiso respectivo a la empresa Matrimar, extractora de piedra para la industria de la construcción y que contamina con las explosiones y emisiones contaminantes de polvo no sólo la región sino la zona metropolitana de Monterrey. 

VOCES A FAVOR Y ENCONTRA

Ante la lucha de comuneros y ecologistas, el alcalde de extracción panista del municipio de Cerralvo, Baltazar Martínez Ríos, sale en defensa del proyecto empresarial y afirma que la empresa dedicada a la extracción de material de granito busca instalarse en 35 hectáreas en la zona, y de no concretarse la ampliación del área natural protegida, perderían más de 300 empleos en su municipio.

"Que todo sea apegado a la Ley, que si se cumplen las normativas ambientales que si todo se cumple porqué oponernos a este tipo de inversión, si de plano no se puede pues nada más que expliquen las razones, en base a qué estudios, lo que no queremos es que se tome una decisión por presiones políticas y demás".

Matrimar, propiedad de José Santos Martínez, tiene ya en funciones desde hace años una pedrera en Cerralvo y ha apoyado proyectos políticos diversos, principalmente relacionados con el Partido Acción Nacional y ahora pretendía instalar una segunda planta que es la que está suspendida. 

En este tema, el senador del PAN, Víctor Fuentes sale en defensa del área y asegura que por encima de intereses políticos y económicos, tiene que preservarse ese inmenso pulmón ecológico que, además, lleva corrientes de aire limpio hasta la zona metropolitana de Monterrey. 

"Es una lucha legal, pacífica, las pasiones estuvieron a punto de desbordarse en estos meses por echar abajo el proyecto, hay calma, pero si insisten en afectar y acabar con nuestros recursos, los comuneros llegarán hasta donde sea", advierte Benavides finalmente.