ESTADOS

La corrupción que termina con las calles de Nuevo León

Bacheo y carpeta asfáltica dañada, son algunos de los deterioros con los que cuenta casi el 30 por ciento de la ciudad de Monterrey

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 03/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La corrupción que termina con las calles de Nuevo León
Baches en calles de Monterrey (foto: especial)

Monterrey, N. L.-  Daniel Rivera dañó su carro al caer en un enorme bache al norte de la ciudad: ”Compraré mi llanta, pierdo tiempo en la alcaldía denunciando, trámites y más trámites”.

“Yo me Ching...la suspensión, pinche...ratas, no tapan los pozos y cuando bachean lo hacen mal y a los días está el pozo otra vez”, rumia Arturo Maldonado cuyo vehículo también resultó averiado.

Como ellos, miles de automovilistas sortean los baches que en Monterrey se han constituido desde hace décadas como parte de la escenografía de las calles.

“Es una realidad que cualquier ciudadano, sin ser experto, sabe que los materiales son chafas, malos y caros y ello se presta a posibles componendas de corrupción”, opina el activista y poeta Arnulfo Vigil.

(foto: especial)

Tan solo en la administración de Margarita Arellanes de 2012 a 2015 se dejó una herencia de más de diez mil baches; calles bombardeadas y destruidas.

En un diagnóstico del gobierno de Adrián de la Garza, sucesor de Margarita Arellanes, arrojó que, en todas las calles y avenidas, encontraron más de nueve millones de metros cuadrados de carpeta asfáltica dañada, que es casi el 30 por ciento de la superficie asfáltica de la ciudad.

Vinculan otra vez a proceso a ex alcaldesa de Monterrey

Tan solo en 2016 se requería de más de 2 mil 800 millones de pesos para reparar el problema, según el entonces secretario de Servicio Públicos, Marcelo Segovia Páez.

“Arreglar todo sin daño a este paso y sin dinero tardaríamos 20 años”, reconoció el funcionario.

Pero la pregunta de toda la vida ha sido del por qué no se coloca concreto hidráulico en lugar del asfalto, que pronto se deteriora y que en cualquier lluvia deja unos 3 mil 500 baches de todos tamaños.

(foto: especial)

De acuerdo a los especialistas, el  costo de metro cuadrado de pavimentación de concreto hidráulico costaba en promedio mínimo 561 pesos, el de asfalto 426 pesos hace dos años por lo que ahora debió subir el precio.

Para los alcaldes el concreto hidráulico es muy caro y no hay presupuesto, “resulta costoso”, dijo Margarita Arellanes.

De acuerdo a un detallado estudio que realizó el Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto, la pavimentación con asfalto es más económica, en la obra inicial a comparación del concreto hidráulico, sin embargo, en el largo plazo, el beneficio podría ser mayor si se observan las principales características de cada material.

Dicho de otra forma, el costo inicial del concreto hidráulico se compensa con sus hasta 30 años de duración con mantenimiento cada cinco años, mientras que el asfalto, cuando mucho llegará a los 15 años con el mantenimiento adecuado, que es realizando un bacheo anual y un recarpeteo total cada cinco años.

Para un ingeniero experto en la materia que ocupó cargos gubernamentales y en el sector privado -que prefiere omitir su identidad-, evidentemente el concreto hidráulico es más caro: "pero, caro contra qué, porque si va a ser más caro contra lo que significa estar padeciendo baches y afecciones a los vehículos, el costo beneficio a la larga es mucho mejor”.

Por ello, para Nuevo León, donde las temperaturas son extremas y los cambios de clima son constantes, una de las mejores alternativas es el uso del pavimento rígido.

(foto: especial)

En el tema, para Roberto de la Mora, jefe del departamento de Vías Terrestres de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la durabilidad del asfalto es un punto clave al abordar el tema de recarpeteo.

"La mayoría de los pavimentos ya cumplieron su vida útil, todo pavimento, toda obra civil, tiene una vida útil, puede ser 20 años, 10, 15 años, pero la mayoría de los pavimentos, sin tener yo una información acertada, la mayoría de ellos ya cumplieron su vida útil".

El recarpeteo que se da las vialidades no es suficiente, según el experto, pues se trata de un mantenimiento superficial, en tanto  que el verdadero problema radica las terracerías.

Es necesario realizar estudios de topografía, hidrológicos e hidráulicos, de tránsito, geotécnicos, de impacto ambiental y vial.

Lluvias dejan deslaves en cerros de Nuevo León

Pero este trabajo de rehabilitación completa implicaría, además de costos millonarios, afectaciones considerables al tráfico y muchos años de obras.

"Pero es necesario hacerlas (reconstrucciones de fondo) se tiene que llegar a eso, si no, vamos a seguir invirtiendo nada más en puro bacheo y seguimos igual o peor, pues cada día se agrava más y ya tenemos unas calles y avenidas pésimas".

La cementera mexicana CEMEX ofreció a los alcaldes concretos hidráulicos con garantía de 20 años sin baches, pero los ediles rechazaron la propuesta y optan por el asfalto por ser más barato.

RECARPETEO ABRE PASO A LA CORRUPCIÓN

El gobierno de Jaime Rodríguez ha denunciado contratos por más de 600 millones de pesos que el gobierno de Rodrigo Medina otorgó a Luis Carlos Castillo Cervantes, conocido como El Rey de los Dragones, por su especialización en ofrecer trabajos de bacheo en todo el país, además de vender y rentar máquinas para estas tareas, a las cuales se les llama dragones por el fuego que despiden al calentar el asfalto.

De acuerdo al ex  subprocurador Ernesto Canales, se indagan presuntos sobrecostos en obras, además de que Castillo Cervantes habría confesado que sobornó a funcionarios de Nuevo León para obtener contratos de reencarpetamiento y bacheo de calles y carreteras.

El empresario, originario de Valle Hermoso, Tamaulipas, fue detenido en McAllen en noviembre de 2016, acusado de lavado de dinero, pero quedó libre bajo fianza y ahora es testigo protegido de Estados Unidos.

El Rey de los Dragones ha sido relacionado con los ex gobernadores Humberto Moreira y Enrique Martínez, de Coahuila; Ricardo Monreal y Amalia García, de Zacatecas; Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, de Tamaulipas; y Natividad González Parás, de Nuevo León.

“En el bacheo está el ganeo”, repite el activista Arnulfo Vigil.

Mientras tanto, solo algunas de las víctimas debido a los baches acuden a cobrar su indemnización a la alcaldía regia, la mayoría decide no hacerlo para no enfrentar el burocratismo.

bl