ESTADOS

Incierto, destino de 750mdp de fideicomiso Grupo México

El recurso otorgado por la minera de Grupo México, que provocó el derrame de tóxicos, debía ser utilizado para una clínica sin embargo ésta se canceló

  • MÓNICA MIRANDA / CORRESPONSAL
  • 06/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Incierto, destino de 750mdp de fideicomiso Grupo México

Sonora (La Silla Rota).- Los 750 millones de pesos que restan por ser utilizados de los 2 mil millones pertenecientes al fideicomiso Río Sonora, deben utilizarse como un fondo económico para futuros monitores de calidad en el agua y alimentos que se siembran en la región de los siete pueblos afectados, indicó el alcalde de Ures David García Paz.

Explicó que este recurso pendiente de ejercer, mismo que fue otorgado por la minera de Grupo México que provocó el derrame de 40 mil millones de litros de sulfato de cobre acidulado provenientes de la mina Buenavista del Cobre en 2014, debía ser utilizado para la construcción de la clínica de Especialidades conocida como Unidad de Vigilancia Epidemiológica, sin embargo hace más de un mes se anunció que no habría tal hospital sin darse a conocer el destino que tendría dicho dinero.

“Este caso no se cierra y si mañana o pasado requiere una planta tratadora Ures, y otra la de San Pedro, tiene que salir de ahí de lo que sobra del fideicomiso, todas las necesidades que surjan a futuro deben de estar garantizadas en atención y solución yo creo que lo que se tiene que prevalecer es el monitoreo mientras este la mina operando”.

De acuerdo con los informes que se han entregado a los alcaldes, el recurso de mil 250 millones se ha utilizado en alimentación, suministro de agua potable, pagos por resarcimiento de daños a cada poblador residente de alguno de los siete pueblos y creación de nueve plantas potabilizadoras de las cuales solo se ha instalado una en Bacanuchi.

El delegado de Gobernación en Sonora Wenceslao Cota Montoya precisó que serán para la construcción y mantenimiento de las siete plantas fijas y dos móviles las que estarán operando en los municipios que considere más apropiados la Comisión Nacional del Agua, mediante el análisis que realizan actualmente.

Cabe aclarar que el compromiso de las autoridades federales en coordinación con el estado, fue la creación de 29 plantas en toda la zona afectada, anunció que se dio a conocer en 2016 por la gobernadora Claudia Pavlovich, con el recurso otorgado por la empresa minera de Grupo México, causante de la contaminación ambiental más grande de Sonora.

A la fecha solo opera una potabilizadora en Bacanuchi, sitio donde comenzaron a verterse los residuos tóxicos por el afluente, y presenta fallas constantemente lo que impide el uso del vital líquido saneado a los pobladores.

A su vez la gobernadora señaló que ha insistido en el tema con el presidente del Fideicomiso Río Sonora, Alfonso Navarrete Prida, para que se apresure la llegada de estas potabilizadoras a los pueblos y con ello termine la incertidumbre entre la población sobre la calidad al agua que consumen, después la contaminación minera.

“Hay que cumplir con los compromisos, tanto el Gobierno Federal, Estatal y la mina de Grupo México, ha sido demasiada la espera, es algo que no tendría que estar viendo yo, ya debería estar listo pero tenemos mucha comunicación con el secretario y ya le notificamos que no están funcionando todavía estas plantas”, anotó la mandataria durante la gira por los pueblos del Río Sonora.

Debido a que los niveles de contaminación en el Río Sonora se encuentran estabilizados, Grupo México decidió reducir a nueve el número de plantas potabilizadoras a instalar en los pueblos afectados, declaró Wenceslao Cota Montoya.

“Tanto el monitoreo de CONAGUA como el de COFEPRIS vía UVEAS el indicativo que nos da es ese fenómeno que está estabilizado y por esa razón las propuestas que está haciendo Grupo México son en ese orden”, apuntó durante la gira de trabajo en la que acompañó a la gobernadora Pavlovich.

Aclaró que no hay fecha exacta para la instalación pero tienen que estar en funcionamiento antes de octubre. En un principio comentó que se habían anunciado 29 potabilizadoras, después la cifra se modificó a 27 y ahora a nueve.

Adelantó que a su consideración Ures y San Felipe de Jesús son los municipios que requieren con mayor urgencia de estas plantas.