ESTADOS

Hospitales de Chiapas, sin capacidad para enfrentar a Covid-19

De las 1,879 camas que hay en todos los hospitales del estado, solo hay disponibles 180, una por cada 29 mil habitantes

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 22/03/2020
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Hospitales de Chiapas, sin capacidad para enfrentar a Covid-19
De las 1,879 camas que hay en todos los hospitales del estado, solo hay disponibles 180, una por cada 29 mil habitantes. Fotos Christian González

TUXTLA GUTIÉRREZ (La Silla Rota).- Si el panorama a nivel nacional es complejo por la pandemia del Coronavirus que, hasta hoy, ha afectado a más de 200 personas, para Chiapas es peor. Si en estos momentos se pasara a una segunda fase, el sector Salud se vería en serios aprietos: de las 1,879 camas con las que cuentan todos los hospitales del estado, solo hay disponibles 180, de acuerdo con la misma Secretaría de Salud (SS).

También lee: "Si no fuera por mi rommie, no me habría enterado que tenía covid-19"

Lo grave, si hacemos cuentas, es que en esta entidad sureña hay más de 5 millones 200 mil pobladores, es decir que, habría una cama disponible por cada 29 mil habitantes. A nivel nacional, según datos de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), se tiene 1.2 camas por cada mil ciudadanos, cuando países como Japón cuentan con alrededor de 13 o 15 por el mismo número.

Otra situación que impactaría, de acuerdo con la Sección 50 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud, es que se carece de suficiente personal de atención, pues de los cerca de 26 mil empleados de la SS, la mayoría es parte de puestos administrativos, cuando el 60% debería ser ocupado por médicos y enfermeras.

Con base en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario que haya nueve enfermeras por cada mil habitantes; sin embargo, en Chiapas la cifra está en 2.1 y 2.6 de galenos, cuando deberían de ser 6 por cada mil.

A este se le suma, se advierte, que desde hace tiempo Chiapas es "golpeado" por el desabasto de medicamentos e insumos. En la actualidad, se estima, los nosocomios alcanzan apenas el 30% de abasto.

De acuerdo con el último censo poblacional de 2015 por parte del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), de los 5 millones 217 mil 908 habitantes de la geografía chiapaneca, el 7% son mayores de 65 años, los más vulnerables a posibles contagios del Covid-19.

La queja en redes

La fragilidad del sistema de salud local es "palpable". Desde el fin de semana pasado, una ciudadana de nombre Yesenia Alamilla Vicente lamentó, a través de la red social Facebook, que las autoridades minimizaran de alguna forma la situación por la que atravesaba su hijo quien, de acuerdo con información obtenida, era atendido en el hospital de 12 camas del municipio de Berriozábal, ubicado a escasos 15 minutos de la capital chiapaneca, pues se presumía que estaba contagiado de Coronavirus.

"Por el momento lo tengo encerrado en una habitación de la casa y no es justo, ya que el sector Salud en nada ayuda", escribió la denunciante antes recibir el apoyo médico necesario.

En su queja, también exhibió al alcalde de Berriozábal, Joaquín Zebadúa Alva, nombrado en 2019 presidente de la Red Chiapaneca de Municipios por la Salud, como irresponsable al "adelantarse" a los diagnósticos, pues a pesar de que el joven aún estaba en observación, él descartó que se tratara de la pandemia.

Sin embargo, las denuncias de la usuaria no quedaron ahí. En esta semana, su hijo fue llevado al Hospital "Dr. Gilberto Gómez Maza", en Tuxtla Gutiérrez, donde evidenció, a través de fotografías, la poca capacidad para atender a los pacientes, algunos de los cuales estaban sobre camillas o sillas de ruedas en los pasillos de ese nosocomio, cuya capacidad es de 180 camas.

IMSS, "saturado"

Quienes caminan por las áreas del Hospital General número 2, conocida como "5 de Mayo" y uno de los espacios que atiende a miles de personas cada día, observará que se carecen de los "filtros de seguridad" necesarios. Ni en entradas, ni en pasillos, hay personal que ofrezca, por lo menos, el gel antibacterial.

De hecho, las salas para diversas atenciones, como la de donación de sangre o urgencias, lucen "abarrotadas". Quienes más cumplen con protegerse, como el uso del cubrebocas, son por lo regular doctores o enfermeras o personal administrativo. De ahí, la población está expuesta a contagios, incluso, como el Covid-19.

No obstante, también se nota cómo de un camión, personal del IMSS baja "reposets" que, de acuerdo con una enfermera cuestionada, servirán para los familiares de los pacientes; "para que la espera sea más cómoda, menos cansada", dice.

Don Roberto espera a las afueras de Urgencias de esa clínica. Su nieto, dice, tiene que ser internado, pero como no hay camas, tiene que esperar. "Lo viera, así hay mucha gente, ni dónde ponerla", advierte.

Poco acceso al agua

Para Antonino García García, académico investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, con sede en la ciudad vecina de San Cristóbal de Las Casas, la situación para Chiapas es complicada porque, en primer lugar, será un reto el cumplir con una de las recomendaciones básicas de las autoridades: lavarse las manos de forma constante.

De acuerdo con él, es complicado cumplirla porque Chiapas, Oaxaca y Guerrero son los estados que menos acceso o cobertura al agua potable tienen, con cerca de 70 al 75% de sus poblaciones. Pero lo más grave es, dijo, que ni siquiera es potable, sino entubada y la reciben una vez por semana o a la quincena o al mes, "si bien les va".

Por ello, cuestionó lo que hará esa población con ese tipo de desigualdades sociales, "están desprotegidos de esas condiciones de higiene básicas, pues no tienen agua para lavarse las manos, para atender esta contingencia".

Entonces, criticó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que argumenta que en México se brinda agua potable, "cuando es agua entubada para uso doméstico".

Aunque no quiere ser pesimista, advirtió que el panorama no es nada halagüeño para los chiapanecos porque, además, al interior de las ciudades se respira esa desigualdad social, "entonces si en esas colonias periféricas se enferman, todos se contagiarán".

Aunque se le cuestionó la falta de camas en los hospitales o la poca capacidad para atender una contingencia de este tipo, Daniel Gamboa, secretario de Organización del Sindicato 03 de los trabajadores de Salud en Chiapas, solo respondió que, en primer lugar, se tiene que tener cuidado desde la casa.

"Decirle a nuestros hijos que convivan en espacios públicos, pues la Secretaría de Salud prevé algunas pláticas para que se tomen medidas necesarias, como el lavarse las manos, no estornudar de frente, o todas esas situaciones que son preventivas", añadió.

Por desgracia, puntualizó, el Covid-19 es fácil de transmitir, por ello insistió en la limpieza, usar gel antibacterial y cubrebocas y no "rentrar en pánico".

—Sin embargo, es una pandemia, ¿está preparado el sector Salud de Chiapas para ello?... —se le insistió.

—Por desgracia, ante una situación como tal se tienen que dar pláticas, y ojalá también baje a las escuelas, a los centros de trabajo, porque de que tiene que llegar esto, va llegar, nos pegará, pero que sea lo menos posible.

A pesar de que las mismas autoridades de salud a nivel mundial descartan que la temperatura alta sea un factor positivo para "erradicar" ese mal, Gamboa mantuvo su postura: "Este virus es poco resistente al calor intenso, es más encubado a los climas más fríos, pero debemos de tener los cuidados necesarios".

Por el momento, las autoridades de Chiapas (donde solo se ha confirmado un caso de una joven, cuyo peligro según ya pasó), entre éstas las de Salud y Educación, tomaron medidas más drásticas para frenar posibles contagios, como el suspender las clases a partir del 20 de marzo y regresar el 20 de abril; cancelar espectáculos masivos como las ferias de pueblo, o aplicar horarios "más restringidos" a bares y cantinas o cualquier otro establecimiento en donde se expenden bebidas alcohólicas.

Incluso, hay una revisión más exhausta en aeropuertos como el "Ángel Albino Corzo", en donde se utilizan equipos especiales para detectar posibles casos de personas enfermas del Covid-19.

A pesar de lo mucho que se hace con poco, el riesgo para los miles de chiapanecos está latente, por lo que sería cuestión de tiempo para que haya más afectados por el Coronavirus, en caso de que no se toman las medidas preventivas necesarias.