ESTADOS

Gabriel Espinosa: el exsacerdote con sombrero que lucha contra El Zapotillo

Portavoz de los vecinos de Tecamapulín y cercano a Andrés Manuel López Obrador, vive su mejor momento político tras una década de lucha contra el proyecto llamado a solucionar el problema del agua en León

  • KIEV DÍAZ
  • 14/08/2019
  • 15:40 hrs
  • Escuchar
Gabriel Espinosa: el exsacerdote con sombrero que lucha contra El Zapotillo
Gabriel Espinosa, exsacerdote y líder del movimiento opositor a la presa de El Zapotillo.

Su rostro con sombrero es la imagen de la oposición a la presa El Zapotillo. Gabriel Espinosa es el portavoz de los pobladores de Temacapulín. Los vecinos de una comunidad que luchen para que no inunden sus casas.

Espinosa es un exsacerdote nacido en Temacapulín, que llegó a ser párroco de la Basílica de Nuestra Señora de los Remedios de su comunidad. Desde 2009 organiza los asuntos medioambientales de la comunidad. Dedicado por completo a la defensa del agua y la tierra que le vio nacer.

Espinosa ha sabido ganarse el liderazgo de los habitantes de su pueblo. Utiliza un sombrero de palma, viene del campo y habla directo y sin rodeos. Vive su mejor momento político después de más de 10 años de conflicto. Y tiene una relación cercana con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde su etapa como sacerdote destacó por su activismo y compromiso. En 2015 fue separado de la parroquia donde ejercía como sacerdotes y retomó su papel de activista social en Temacapulín. Se erigió en su vocero. Renunció al sacerdocio y lo explicó así en un boletín emitido en diciembre de 2015:  

"Personalmente, en los últimos años he librado una batalla inesperada, pero que se traduce en una lucha por la dignidad. Jamás sospeché llegar a estos extremos, pero después de un análisis sereno y buscando responder a las necesidades humanas más apremiantes, he decidido solicitar a la Santa Sede que me dispense del ministerio sacerdotal ordenado para trabajar por el Reino de Dios en tareas encaminadas al desarrollo social y en defensa de los derechos humanos fundamentales".

En 2016 Gabriel Espinosa era un personaje político muy criticado por la clase política de Jalisco.  Lo llamaban  ´El padre Gallo´. Ya no está autorizado para servicios religiosos pero mantiene su apodo.  El también agricultor explicó en una entrevista publicada en 2016 que habían intentado silenciarlo en varias ocasiones. 

"Sí han querido en algunos momentos, tanto de forma individual como colectiva, decirme ¿ya cállese, no? Pero hemos tenido el valor y la dignidad de seguir expresando y manifestando lo que en justicia nos corresponde", explicó Espinosa.

En febrero de este año estuvo en León para hacer la presentación de un libro titulado 'Temacapulín: Una Historia desde dentro', que fue patrocinado por la Cámara de Diputados de la LXIII Legislatura, y el Consejo Editorial de la Cámara de Diputados. 

Ahí el exsacerdote aseguró que el proyecto de El Zapotillo no va a resolver el problema del abasto de agua para León. En la misma entrevista reveló que cuando realizaron la toma de la presa del Zapotillo, un 28 de marzo del 2011, acuñaron la idea de que el agua es como un don natural para todos y para siempre.

"Por eso proponemos que el agua sea para todos, no para tres o cuatro empresarios de Jalisco y Guanajuato. No para la empresa española Abengoa, que está en quiebra y que quiere construir un acueducto costosísimo. Con un gran gasto de energía eléctrica para traer agua de la presa a León", comentó.

Tras su última reunión con AMLO, Espinosa se mostró muy optimista y está convencido de que el proyecto será frenado.  "Estamos muy contentos.  El presidente nos dijo que no habrá más presupuesto para la presa El Zapotillo", afirmó. 

Junto a 71 compañeros, entre los que hay ocho menores de edad,  Espinosa está presentando una fuerte resistencia al proyecto. Es el principal opositor de los gobernador de Guanajuato y Jalisco.

Con letras como: '¡Temaca viva! ¡La lucha sigue!', ¡Temaca vive y vive! ¡La lucha sigue y sigue!, Gabriel Espinosa es el principal opositor a un proyecto que deberá definirse en los próximos días. "No dejaremos de luchar", asegura.