ESTADOS

Fuertes vientos en Monterrey dejaron un muerto y daños materiales

Por las rachas de vientos que superan los 80 kilómetro por hora, Protección Civil solicitó alejarse de muros, árboles, postes y cables de luz; cerrar puertas y ventanas, y evitar salir si no fuese necesario

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 03/01/2020
  • 16:06 hrs
  • Escuchar
Fuertes vientos en Monterrey dejaron un muerto y daños materiales
Persona fallecida en Monterrey (Foto: Protección Civil en Nuevo León)

Monterrey, N. L.- Fuertes ventarrones registrados en la zona metropolitana regiomontana dejaron un saldo de una persona muerta. Además derribaron anuncios, cables, árboles y dejaron sin luz eléctrica a amplios sectores.

Protección Civil de Nuevo León informó que un trabajador de la construcción murió luego de que le cayó encima una estructura metálica que fue derribada por los vientos.

Una persona muerta de 45 años

Los hechos fueron en la Torre Obispado, ubicada en la lateral de Constitución y Gonzalitos y en cuya obra cayó la estructura desde el piso 13 sobre un trabajador de 45 años, que en la banqueta realizaba una mezcla de cemento. La estructura de  2 metros por 5 metros pesa unos 100 kilogramos.

Miguel Perales, director de Protección Civil dijo que el trabajador fue trasladado  Hospital Universitario donde ingresó en estado crítico y finalmente murió.

Los daños materiales

Un recuento inicial de Protección Civil sobre los ventarrones que iniciaron desde la mañana, y seguían después del mediodía, indica que provocaron lonas sueltas de panorámicos, cables caídos y árboles derribados, así como otros anuncios ubicados en otros puntos de la Ciudad.


Al menos tres anuncios panorámicos en la Avenida Gómez Morín se vieron afectados por las ráfagas de viento al quedar sin ninguna publicidad.

Otro anuncio con esas características se observó en la Avenida Venustiano Carranza, antes de la entrada al Túnel de la Loma Larga.

Palmeras, árboles, ramas y cableado, también fueron derribados. De acuerdo al pronóstico del tiempo de la Comisión Nacional del Agua, las rachas oscilan en los 80 kilómetros por hora.

Sectores diversos quedaron sin energía eléctrica por horas y en algunas avenidas los semáforos dejaron de funcionar.

Desde temprano se había recomendado a la población tomar precauciones, como asegurar objetos en los patios y techos que puedan ser levantados por el viento, como láminas o tinacos.

También se solicitó alejarse de muros, árboles, postes y cables de luz, cerrar puertas y ventanas, y evitar salir si no fuese necesario.