ESTADOS

Fraile franciscano muere al quedar en medio de fuego cruzado en Durango

Juan Antonio Orozco, de la Misión Franciscana en Santa Lucía, Zacatecas, murió al ser alcanzado por las balas en carretera que conecta a Zacatecas con Durango

  • REDACCIÓN
  • 14/06/2021
  • 13:47 hrs
  • Escuchar
Fraile franciscano muere al quedar en medio de fuego cruzado en Durango
Juan Antonio Orozco, de la Misión Franciscana en Santa Lucía, Zacatecas, murió al ser alcanzado por las balas en carretera que conecta a Zacatecas con Durango. Foto tomada de Facebook

ZACATECAS.- Juan Antonio Orozco Alvarado, de la Misión Franciscana en Santa Lucía, comunidad de Valparaíso, en Zacatecas, donde era párroco, murió a bordo de una camioneta al ser alcanzado por proyectiles de armas de fuego.

También lee: Brenda citó a su ex novio para reconciliarse y lo apuñala en Durango

Su cuerpo quedó a un costado de la camioneta de la Orden de Frailes Menores –mejor conocida como Franciscanos-, la cual quedó con al menos 8 impactos de bala.

De acuerdo con la Fiscalía de Durango, el religioso falleció al transitar por la carretera se encontró en medio del fuego cruzado entre dos grupos de la delincuencia organizada.

El hecho se registró a las 11:00 horas en una carretera que conecta a Zacatecas con Durango, a donde se dirigía para celebrar una misa en la comunidad Tepehuana de Pajaritos; murió cerca del poblado de Canoas, del municipio de Mezquital, en Durango.

El fraile habría ido acompañado de algunos fieles, de los que se desconoce si resultaron heridos, aunque los impactos de bala, dirigidos desde un costado, fueron la mayoría hacia la puerta del copiloto y los disparos no atravesaron las otras puertas.

Nuestra comunidad parroquial y fieles de Santa Lucía de la Sierra Lamentamos y nos consterna grandemente la muerte de nuestro Párroco, hacemos un llamado a las autoridades civiles para que ya se ponga un límite a la violencia y agobio de nuestras comunidades, ya son muchas víctimas de nuestra gente y ahora nuestro señor cura.... ¿quién sigue? Descanse en paz...”, publicó en su Facebook la misión franciscana


Juan Antonio Orozco, conocido como el padre Juanito, tenía 33 años de edad y había llegado hace seis meses a cumplir con sus labores en esta comunidad.

Los restos del padre Juanito fueron trasladados a Monclova, Coahuila, de donde era originario y en cuya parroquia de San Francisco de Asís acudía desde pequeño, además de formar parte del coro, pues era amante de la música y durante las ceremonias religiosas cantaba y tocaba el órgano o la guitarra.

La Conferencia del Episcopado Mexicano, CEM, lamentó este domingo el asesinato del sacerdote franciscano, “víctima de la violencia que se vive en nuestro país”.

A través de un comunicado emitido por el presidente y secretario de la CEM, Monseñor Rogelio Cabrera López y Alfonso Miranda Guardiola, respectivamente, la iglesia católica expresó el pésame y condolencias a los familiares y amigos del padre Juan Antonio Orozco, así como a los fieles de la prelatura del Nayar por los hechos sucedidos.

Luego de pedir por el eterno descanso de su compañero, el Episcopado Mexicano hizo votos para que regrese la paz a todo el país.

Pidamos al señor la paz para nuestra patria y (…) que santa María de Guadalupe consuele con su corazón de madre nuestro dolor y restablezca la justicia y la paz en nuestra sociedad


El Centro Católico Multimedial detalló que con la muerte del fraile suman tres las muertes de sacerdote suman tres clérigos asesinados en circunstancias violentas durante el actual sexenio.

El 23 de agosto del 2019, el sacerdote José Martín Guzmán Vega, de la Diócesis de Matamoros, fue asesinado en un hecho violento; mientras que el 27 de marzo del 2021 perdió la vida Gumersindo Cortés, en Dolores Hidalgo, quien perteneció a la Diócesis de Celaya.

 

rst