ESTADOS

Feto de 23 semanas es extraído y regresado al cuerpo de su madre en el IMSS

Un equipo multidisciplinario del IMSS realizó una miomectomía para extraer un tumor de 22 centímetros que comenzaba a aplastar al bebé

  • REDACCIÓN
  • 10/06/2019
  • 22:56 hrs
  • Escuchar
Feto de 23 semanas es extraído y regresado al cuerpo de su madre en el IMSS
La mujer, con una edad de 34 años, se embarazó sin saber sobre el tumor que tenía. (Ilustrativa)

Un feto de 23 semanas fue extraído junto con el útero de su madre, con el fin de retirar un tumor de 22 centímetros, en un proceso denominado miomectomía, informó Irene Carrillo Muñiz, coordinadora de Ginecología del Hospital General de Zona 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes.

El procedimiento incluyó la reinserción al cuerpo de la madre, tanto del útero como del feto, informa Milenio Diario. “La paciente se recupera y el bebé se desarrolla satisfactoriamente; la fecha de la cesárea está programada a partir de la semana 28 de gestación", detalló Carrillo Muñiz.

TE PUEDE INTERESAR: Secretaría de Salud "pierde" 20 hospitales inconclusos

La duración de la cirugía, informa, rondó las cuatro horas. Fue realizada por un equipo médico multidisciplinario integrado tanto por cirujanos y ginecólogas, como por angiólogos, anestesiólogas, enfermeras quirúrgicas y demás personal de salud.

LA MADRE

La mujer, con una edad de 34 años, se embarazó sin saber sobre el tumor que tenía. Lo cual derivó en complicaciones tras el crecimiento simultáneo del feto y el mioma.

De acuerdo con los estudios realizados a la madre, dentro de ella se formaba una masa de 22 centímetros de diámetro, misma que se encontraba adherida a la parte externa del útero.

La doctora afirma que debido al tamaño y peso del tumor, así como el propio crecimiento del feto; el cuerpo del bebé y algunos órganos de la madre empezaron a sufrir compresión. Con ello, el riesgo que se corría era que el bebé fuera aplastado o expulsado fuera del útero. También representaba un alto riesgo para la mujer embarazada.

“La interrupción del embarazo era inminente y la vida de ambos podía verse muy comprometida, de modo que un grupo de expertos analizamos las características del caso, vimos viable la miomectomía y decidimos realizarla a la brevedad”, explicó Irene Carrillo.

La ginecóloga considera que existe las óptimas condiciones para un embarazo exitoso, sin embargo, la madre continuará bajo “estrecha supervisión médica” a lo largo de las semanas de gestación necesarias para que el bebé complete su desarrollo intrauterino.

Por su parte, la madre declaró: "fuera del IMSS recibí malos pronósticos para mi embarazo”. “Desde la Unidad de Medicina Familiar número 2 hasta el Hospital General de Zona número 3, todo el personal ha sido muy amable y dispuesto a ayudarme”, apuntó.

djh