ESTADOS

Feminicidios y desaparición de mujeres en Oaxaca, un delito que escala

La violencia creciente contra mujeres en Oaxaca representada en feminicidios y desaparición, se volvieron una constante; las víctimas son cada vez más jóvenes

  • CITLALLI LÓPEZ VELÁZQUEZ/CORRESPONSAL
  • 31/01/2021
  • 19:30 hrs
  • Escuchar
Feminicidios y desaparición de mujeres en Oaxaca, un delito que escala
La violencia creciente contra mujeres en Oaxaca representada en feminicidios y desaparición, se volvieron una constante; las víctimas son cada vez más jóvenes. Foto Facebook RemuviOax

OAXACA.- Rosenda R.Z. tenía 16 años de edad, el 17 de enero salió de casa ubicada en San Isidro Zoquiapan para ir a pagar la luz. Horas más tarde fue localizada sin vida. Meses antes, el 23 de octubre del 2020, Zayra Leticia Morales Loyola salió de su casa para cancelar una cena. Hasta este momento nada se sabe de ella.

También lee: La 4T reconoce aumento de feminicidios en 2020

Ambos casos, evidencian la violencia creciente contra las mujeres en Oaxaca. Las desapariciones y los feminicidios se volvieron una constante, a la par de la exigencia de justicia de las familias de las víctimas.

De acuerdo con la plataforma “Contador del Feminicidio” de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, en lo que va del año suman 25 mujeres reportadas como desaparecidas y no localizadas. En la mayoría de los casos se desconoce si fueron halladas y en qué condiciones físicas y emocionales.

Durante el año pasado, cuatro mujeres fueron desaparecidas en Tuxtepec; Itzel, Casandra, Isabel y Fátima. Con excepción de Itzel, meses después fueron hallados sus cuerpos en una fosa clandestina. Por aquellos hechos hay una persona detenida, sin embargo, las desapariciones no han cesado en aquella zona.

No es el único lugar de riesgo. El pasado 23 de enero Zayra Leticia Morales Loyola cumplió tres meses de haber sido desaparecida, su familia, amistades y organizaciones feministas continúan el rastreo apoyado por redes sociales bajo el hasthag #TeSeguimosBuscando.

Zayra Leticia Morales Loyola.

“Prima Zayra, te arrebataron de tu familia, de tus hijos, de tu vida llena de planes, de tu alegría por la vida, te veías contenta, ahora solo queremos que regreses, ya nada es igual”, escribió una de sus primas en las redes sociales.

A más de un mes de lo ocurrido la Fiscalía de Oaxaca llevó a cabo la detención de los hermanos E.S.M y J.C.S.M como probables responsables del delito de desaparición por parte de particulares en agravio de Zayra.

FEMINICIDIO   

Por otro lado, el registro del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, indica que a lo largo de este primer mes del año suman ocho mujeres y niñas privadas de la vida.

Rosenda R.Z.  tenía16 años de edad, era estudiante del tercer semestre del Instituto de Estudios de Bachillerato del Estado de Oaxaca (IEBO). El 17 fue desaparecida y asesinada.

Rosenda R.Z.

“No se metía con nadie, era muy tranquila, de corazón noble, ayudaba a la gente. Lamentablemente ayer 17 de enero desapareció, salió de su casa en la tarde noche, apareció muerta. Ella no merecía morir así. Necesitamos hacer justicia.  Esto pasó en San Isidro Zoquiapam, Teotitlán, Oaxaca. Esta es una comunidad pequeña, no queremos que vuelva a pasar algo así”, escribió una de sus familiares.

Por su parte, a través de mensajes en Facebook, la diputada Eliza Zepeda, así como las autoridades de San Lucas Zoquiapam condenaron el asesinato de la menor de edad y exigieron que el caso se investigue para sancionar a la o las personas responsables.

Con el reciente asesinato de Rosenda de 16 años de edad cometido en San Isidro Zoquiapan, suman 16 niñas y adolescentes asesinadas a lo largo de un año y un mes en distintos municipios de Oaxaca, según cifras del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer).

La violencia feminicida, además de incrementarse, se ha extendido hacia las menores de edad, cuyos casos han demostrado que ni el interior de los hogares ni los espacios públicos son seguros para ellas.

“Este caso nos indigna profundamente y se suma a las 16 niñas y adolescentes que fueron asesinadas de manera violenta en el 2020. Es preocupante que la violencia feminicida en Oaxaca se siga incrementando. Rosenda es un lamentable ejemplo de que el riesgo de ser mujer se enfrenta dentro del hogar y también en los espacios públicos”, señaló la presidenta del GESMujer, Angelica Ayala Ortiz.

De acuerdo con activista feminista, las autoridades encargadas de procurar justicia investiguen el caso como un feminicidio infantil además de generar acciones de protección que atiendan a una problemática que se agrava día con día y poner en práctica una política pública focalizada en esta población que está siendo vulnerada”, expuso.

El análisis realizado al cierre del 2020 por el GESMujer detalla que el feminicidio infantil, niñas y adolescentes menores de 18 años, representó el 14 por ciento de las víctimas de violencia feminicida; el 38% eran mujeres de 19 a 44 años; el 17% correspondió a mujeres de 45 años y hasta mayores de 60.

El año pasado, una de las víctimas de feminicidio más joven fue una bebé de seis meses, quien asesinada a manos de la pareja de su madre. Otro caso que indignó a la ciudadanía fue el feminicidio de Conchita, una joven de 17 años de edad quien fue calcinada junto con su hijo.

La misma organización civil contabilizó que el 26% de los asesinatos de mujeres durante el 20202 fueron cometidos en el hogar. De igual forma visibilizó que el 25 por ciento de los cuerpos de las mujeres y niñas víctimas de feminicidio fueron abandonados en lotes baldíos, barrancos, poblados solitarios, caminos de terracería, en el basurero, en fosas clandestinas, noria o a la orilla de presas.

“Estos actos de misoginia, que se expresan a través del rechazo, odio y aversión hacia las mujeres por su propia condición de ser mujer, reflejan un grave problema social presente no solo en las relaciones inequitativas e injustas, donde los hombres abusan de su poder, sino que también están presentes en las instituciones encargadas de prevenir, atender y sancionar la violencia por razón de género, pues las omisiones son tan graves, como los propios hechos que arrebataron la vida a las niñas y mujeres oaxaqueñas”, indicaron en el informe.