ESTADOS

Feminicidio de Brenda Orquídea: condenan a 2 soldados a 30 años de cárcel

Cuatro elementos, junto con Brenda, salieron el viernes 5 de abril de 2019, en su día franco; los cuatro militares regresaron a su base, menos ella

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 27/12/2021
  • 17:23 hrs
  • Escuchar
Feminicidio de Brenda Orquídea: condenan a 2 soldados a 30 años de cárcel
Cuatro elementos, junto con Brenda, salieron el viernes 5 de abril de 2019, en su día franco, de los cuales cuatro militares regresaron a su base, menos ella; un juez condenó a dos capitanes a 30 años de prisión

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Brenda Orquídea Matuz Chacón, una joven militar en activo, fue desaparecida, asesinada y hallada sin vida el 7 de abril de 2019. Sus feminicidas, José Antonio “N” y Agustín “N”, son dos capitanes del Ejército, quienes fueron condenados a 30 años de prisión.

TAMBIÉN LEE: Reportan desaparición del poeta y activista Alberto Pérez Gálvez

Un tribunal de Chiapas resolvió que ambos militares deben pagar cada uno una multa de 520 mil pesos por el homicidio de la mujer, de 27 años. La resolución judicial no es definitiva, pues ambos capitanes de la Sedena, junto con sus abogados, tienen un plazo de hasta 10 días para apelar la sentencia.

De acuerdo con el expediente, la joven militar, de reciente ingreso a las fuerzas armadas, fue hallada muerta en las aguas de la presa Chicoasén, en Chiapas, luego de dos días de haber desaparecido. Cuatro elementos, junto con Brenda, salieron el viernes 5 de abril, en su día franco. Los cuatro militares regresaron a su base, menos ella.

Jesús Matuz, padre de la joven, denunció que su hija estuvo en la capital del estado con sus cuatro compañeros militares en un bar; por la tarde o noche regresaron hacia Chicoasén. Sin embargo, ella nunca llegó a su base militar.

Para la mañana del 7 de abril de 2019 no estaba en su dormitorio para presentarse con sus mandos.

De acuerdo con el padre de la joven, tuvo contacto con su hija el día 4 de abril, le había señalado que iría a su lugar de origen, la comunidad Emiliano Zapata, para visitar a su abuela, quien agonizaba y murió ese fin de semana.

Jesús Matuz acudió a la FGE donde interpuso una denuncia penal y se emitió la ficha de búsqueda.

Sin embargo, el padre fue notificado que su hija fue hallada muerta, flotando en la orilla de la presa Chicoasén, a pocos metros de donde se encuentra su base militar. Desde aquel 7 de abril, los cuatro elementos del Ejército fueron arrestados.

LOS HECHOS

El viernes 5 de abril, Brenda Orquídea junto a dos soldados más de su mismo rango militar, un hombre y una mujer, así como los dos capitanes, tomaron su día franco y convivieron en un bar de Tuxtla Gutiérrez. Un día después, la joven mujer ya no amaneció en su dormitorio y no respondía a las llamadas telefónicas de sus padres. Fue hallada el 7 de abril muerta.

TAMBIÉN LEE:  Las tienditas ya incentivan el reciclaje

De acuerdo a la autopsia la causa de su muerte fue por fractura de luxación de vértebras cervicales provocada por acción violenta en la cabeza, su cuerpo fue localizado en el embarcadero de la presa hidroeléctrica de Chicoasén.

Cuando los militares asesinaron a Brenda la metieron en la cajuela de un carro, propiedad de los sentenciados, posteriormente la arrojaron al río. "El vehículo presenta un pequeño hundimiento en la cajuela, el cual corresponde al golpe de la parte frontal de la víctima".

El cuerpo de la víctima no presentaba agua en los pulmones ni el estómago, esto permitió que flotara y se determinara que no falleció por ahogamiento.



Los dos militares fueron detenidos el 13 de abril del 2019, siete días después del asesinato, posteriormente fueron puestos a disposición de los tribunales de control y enjuiciamiento del centro penitenciario "El Amante", en el municipio de Cintalapa, Chiapas.

Los cuatro militares fueron arrestados en la propia base militar en tanto la FGE investigaba los hechos. El sábado 13 de abril de 2019, el Ejército entregó a la justicia local a los dos capitanes implicados, Agustín “N” y José Antonio “N”.

Según la causa penal 139/2009, ambos elementos fueron puestos a disposición del juez Juan Carlos Alfaro Cruz, para que determinara la situación legal de ambos inculpados por el delito de Homicidio Calificado. Y presos en el penal No. 14 “El Amate”, en Cintalapa.




rst