ESTADOS

Fátima, el atroz feminicidio de una niña de 12 años

Fue violada, la apuñalaron más de 90 veces, le cercenaron la entrepierna, le rompieron tobillos y manos, no murió hasta que cayeron 3 piedras de más de 30 kilos

  • REDACCIÓN
  • 16/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Fátima, el atroz feminicidio de una niña de 12 años

Fue un 5 de febrero de 2015, como todos los días Fátima fue llevada a tomar el camión para acudir a la escuela Secundaria Técnica, José Antonio Álzate en Santa María Zolotepec, Estado de México, que se ubicaba a veinte minutos de su casa.

Su padre la dejó en el camión, esa fue la última vez que la vio.

Todos los días iban por ella a la parada del autobús, a no más de cien metros de su casa.

Pero, aquel día no llegaba. Cuando los padres de la niña se dieron cuenta, ya eran las 15:40 horas; en ese momento el corazón se congeló, Jesús y Lorena salieron corriendo a buscarla, no era normal que la niña llegara jamás tarde.

Fátima era muy alta, con apenas 12 años medía 1.65 metros de estatura. Cuando fuera grande estudiaría medicina. Su familia la describe como una niña reservada, callada, a la que no le gustaba salir sola, siempre se hacía acompañar por alguno de sus padres o sus hermanas y hermanos.

A la hora en que los padres habían salido a buscar a Fátima, los hermanos Josué Misael y Luis Ángel Atayde Reyes y su amigo, José Juan Hernández Cruceño, conocido como “El Pelón”, ya la habían elegido como su víctima.

La cazaron, la privaron de la libertad, la violaron, la destrozaron y la cubrieron con maleza. Mientras su madre solo gritaba: “Fátima, aunque sea muerta te voy a encontrar, dónde estás”.

Fátima fue brutalmente violada, la apuñalaron más de 90 veces, le abrieron el pecho más de 30 centímetros, les cercenaron entre las piernas, le rompieron sus tobillos, fracturaron sus manos, pero no murió, no hasta que le arrojaron tres piedras de más de 30 kilos cada una.

El cuerpo de la niña de 12 años fue encontrado por Jesús y Lorena. Ante el sangriento escenario los vecinos detuvieron a los tres feminicidas, quienes estuvieron a punto de ser linchados, pero la intervención de los padres de Fátima a petición de la policía, hizo que el pueblo los entregara a la policía.

Los tres agresores estuvieron en el Hospital de Toluca por los golpes que les propinaron los lugareños.

Dos años después de los hechos, “El Pelón” fue liberado el pasado 8 de junio de 2017 por la jueza Janet Patiño García, quien argumentó falta de pruebas para sentenciarlo.

La decisión de la jueza se basó en un video otorgado por la escuela privada “Sierra Nevada”, donde “El Pelón” trabajaba de jardinero. En la grabación de baja calidad se ve, aseguró la defensa, como llegaba el imputado al plantel, sin que realmente se pueda identificar al sujeto como José Juan Hernández Cruceño.

La misma Jueza anteriormente había liberado en 2013 a Oscar Osnaya Cruz, director en ese tiempo de Servicios Públicos del municipio de Nicolás Romero, quien fue detenido por la violación en agravio de una niña de 11 años.

De los hermanos Atayde Reyes, Misael ni siquiera fue investigado argumentando que era menor de edad y Luis Ángel fue sentenciado por 73 años de prisión.

La familia de Fátima ha sufrido amenazas de muerte, la casa donde vivían fue balaceada, situación por la que tuvieron que ser “resguardados” por las autoridades del estado.

“Maldita Perra, ya firmaste tú sentencia de muerte”, amenazó la familia de “El Pelón” amenazó a Lorena, madre de Fátima en plena audiencia frente a jueces y elementos del ministerio público sin que estos hicieran algo al respecto.

Escondidos, sin poder salir a trabajar, estudiar, vivir; así las condiciones de seis adultos y seis menores de edad, encerrados y con miedo sólo por denunciar el atroz delito del que fue víctima su hija.

Con información de El Blog de Frida

Estado de México, capital del feminicidio y las violaciones

En los últimos cinco años, sin falta, el Estado de México ha encabezado la lista de las entidades donde se registran más violaciones, con un promedio de 2 mil 100 casos al año, seis al día, de acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En los primeros seis meses del 2017, la misma Secretaría de Gobernación (Segob) ha registrado 989 violaciones en la entidad mexiquense, continuando con su liderato en materia por un amplio margen, el estado que le sigue es Chihuahua con 486 casos.

El Código Penal del Estado de México establece una pena de 5 a 15 años de prisión y una multa de 200 a 2 mil salarios mínimos por el delito de violación. Siguiendo esa línea, si se le aplicara la pena mínima de 5 años de prisión a los victimarios de violación en Ecatepec de 2011 a 2017, sumarían una condena de 7 mil 815 años de cárcel.

Sin embargo, la mayoría de los casos permanecen impunes.

En cuanto a estupro, relación sexual con una mujer mayor de 15 años y menor de 18 años obteniendo su consentimiento por medio de seducción, de enero de 2011 a marzo de 2017 se iniciaron 88 denuncias en el Estado de México.

En otros delitos sexuales, como actos libidinosos, acoso y hostigamiento sexual, se contabilizaron mil 1412 denuncias de 2011 a 2017.

Por lo que en menos de seis años se iniciaron 3 mil 063 delitos sexuales, entre violaciones, estupro, actos libidinosos, acoso y hostigamiento sexual en el Estado de México.