ESTADOS

Exfuncionario pidió predio para Abarca

El ex secretario de Salud en el estado de Guerrero, Lázaro Mazón, gestionó la donación de un predio, el cual se convertiría en Plaza Tamarindos, propiedad del ex edil de Iguala, José Luis Abarca

  • 02/12/2014
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Exfuncionario pidió predio para Abarca
Integrantes de la CETEG saquearon la plaza para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que el ex secretario de Salud en el estado de Guerrero, Lázaro Mazón, gestionó la donación de un predio para facilitar el acceso de Galerías Tamarindos, la cual se investiga por lavado de dinero del narcotráfico por estar a nombre del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

De acuerdo con 24 horas la entrega física del inmueble se formalizó el 19 de septiembre de 2005, según consta en el acta correspondiente; el representante de la Sedena fue el coronel de infantería Sergio Armando Barrera Salcedo, comandante del 27 Batallón de Infantería; mientras que la Secretaría de la Función Pública fue representada por  Mazón Alonso.

Asimismo, se señala que Lázaro Mazón pidió a las autoridades militares que donara el terreno al ayuntamiento con el objetivo de construir cuatro vialidades para “servicio de un centro comercial”.

En las 5.2 hectáreas donadas por la Sedena se construyó el Periférico Oriente de Iguala y áreas verdes que años después serían la entrada a Galerías Tamarindos.

Antes de ser alcalde de Iguala, José Luis Abarca invirtió 300 millones de pesos en construcción del centro comercial, ahora, esta propiedad junto con 65 más son investigadas por lavado de dinero.

Aunque la Sedena dio su visto bueno para entregar el predio, al carecer de atribuciones para realizar donaciones, las 5.2 hectáreas se pusieron a disposición de la Secretaría de la Función Pública el 15 de marzo de 2015.

“El predio se puso a disposición del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, dependiente de la Secretaría de la Función Pública. Ello consta en el oficiando girado por el general de brigada, Saúl Bobadilla, jefe de asesoría jurídica del Estado Mayor de la Sedena, a Vicente Anaya, director general del Patrimonio Inmobiliario Federal”.

En el documento, la secretaría informó que “no tenía inconveniente en entregar el predio al municipio, toda vez que se tiene proyectado hacer una obra de interés público”.

 

Anteriormente se había dado a conocer que Zeferino Torreblanca, Rubén Figueroa y Lázaro Mazón gestionaron ante el Ejército y empresarios para que José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa construyeran la plaza Galerías Tamarindos.

Además de que dicha construcción no hubiera sido posible sin la participación de Jorge Peña Soberains, secretario de Desarrollo Económico durante el gobierno de Torreblanca, ya que fungió como gestor ante las empresas Coppel, Cinépolis, Megacomercial Mexicana y McDonalds, entre otras, para que se instalaran en la nueva plaza.

Según consta en sus propias declaraciones, Lázaro Mazón apoyó a José Luis Abarca con la gestión ante Gerardo Clemente Ricardo Vega García, entonces secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Vicente Fox, general que aceptó donar un terreno bajo la única condición de que sólo fuera utilizado para vías de acceso y áreas verdes.

El 22 de enero de 2008, durante la colocación de la primera piedra del centro comercial, Mazón Alonso agradeció públicamente al ex gobernador y ex diputado, Rubén Figueroa Alcocer.

“Por su intervención para poder entrevistarme con el secretario de Defensa, quien donó este terreno, con la condición de no construir nada, sólo utilizarlo para vías de acceso y áreas recreativas”, dijo.

Aunque la donación se gestionó con Clemente Ricardo Vega, ésta se oficializó en 2008 ya con Guillermo Galván al frente del Ejército. 

 

En octubre de 2008, la Plaza Tamarindos, con 57 locales comerciales y con un estacionamiento de 720 lugares, fue inaugurada por José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda.

Esa misma fecha Abarca y su esposa, agradecieron la colaboración de Lázaro Mazón y Zeferino Torreblanca, y presumieron la creación de mil 750 empleos indirectos y 600 directos.

arg