ESTADOS

Estos estados maquillan sus cifras de muertos

Puebla, Tabasco, Veracruz, Baja California, Oaxaca, Michoacán, Hidalgo y Estado de México presentan mayores irregularidades en el registro de sus homicidios

  • REDACCIÓN
  • 02/07/2019
  • 20:11 hrs
  • Escuchar
Estos estados maquillan sus cifras de muertos
Puebla, Tabasco, Veracruz, Baja California, Oaxaca, Michoacán, Hidalgo y Estado de México presentan mayores irregularidades en el registro de sus homicidios. Fotos Cuartoscuro

Para analizar datos, cifras y estadísticas de cada entidad en incidencia delictiva, México Evalúa presentó este martes su programa Fallas de Origen 2019, el cual revela que Puebla, Tabasco, Veracruz, Baja California, Oaxaca, Michoacán, Hidalgo y Estado de México son las entidades que presentan mayores irregularidades en el registro de sus homicidios.

El estudio detectó severas fallas metodológicas en los procesos de generación y recopilación de datos, lo cual supondría una manipulación indebida de información de incidencia criminal con el propósito de maquillar las cifras de homicidios dolosos.

Fallas de Origen 2019 se construyó a través de cuatro factores: comparación de cifras de homicidios entre el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), comportamientos erráticos de las estadísticas, procedimientos para la recolección de datos y comparación de homicidios dolosos y culposos, es decir, homicidios intencionales y accidentales.

En el caso específico de los homicidios dolosos y culposos, México Evalúa precisó en su estudio que “debido a los rasgos estadísticos de ambos delitos, se espera que los homicidios culposos no muestren un patrón evidente, que no tengan una tendencia ascendente o descendente, que no presenten saltos abruptos de nivel y que no presenten picos que salgan por encima de un rango razonable”.

En contraste con las ocho entidades peor evaluadas, Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila y Querétaro obtuvieron calificaciones por encima de nueve, respecto a la certeza que otorgan en cuanto a la misma información.

Edna Jaime, directora general de México Evalúa, dijo que durante el estudio encontraron anomalías en las estadísticas de homicidios dolosos y culposos en muchos estados del país y esto se debe a causas que van desde la falta de capacitación de los funcionarios que las procesan, hasta alteraciones intencionales con fines políticos.

Recomendaciones

Tras dar a conocer el maquillaje de cifras de homicidios en algunas entidades, México Evalúa emitió una serie de recomendaciones para los gobiernos estatales:

·         Realizar auditorías estratégicas en las que el Centro Nacional de Información y el Inegi atraigan la responsabilidad para llevar a cabo procesos de auditoría de estadísticas criminales.

·         Modificar incentivos negativos. Condicionar la recepción de recursos federales a la generación de información de calidad para contrarrestar los incentivos que favorezcan la manipulación de las cifras delictivas.

·         Impulsar un nuevo marco legal para ordenar y supervisar la generación de estadística criminal. Ante la falta criterios mínimos y estandarizados para la generación de información oficial sobre seguridad y justicia, es necesario que gobierno, sociedad civil y especialistas diseñen un nuevo marco legal (leyes y/o normas técnicas oficiales) que ordene la generación de la estadística criminal y de justicia.

·         Elaborar lineamientos operativos homogéneos para las Unidades de Información Estadística de las fiscalías y procuradurías del país.

·         Retomar la discusión para que el país cuente con un Código Penal Único.

·         Incorporar la georreferenciación en la estadística criminal que generan las fiscalías y las procuradurías.

El más emblemático

El Estado de México es el caso más emblemático. Esta entidad tiene serios problemas en tres de los cuatro pilares que componen el índice. Primero, muestra la tercer mayor diferencia entre las defunciones por homicidio y los homicidios dolosos reportados por el SESNSP (incluso considerando el factor promedio de víctimas por carpeta de investigación).

Segundo, cuenta con el mayor número de irregularidades entre los homicidios culposos que reporta.

Tercero, su término de error está muy por debajo de cero, lo cual apunta a un subreporte de homicidios culposos y posiblemente de delitos en general. El subreporte de homicidios accidentales es una situación poco común, debido a que pueden actuar distintos incentivos para hacerlo, pero con la información disponible no es posible asegurar con precisión el incentivo que lo motiva.

Otro problema preocupante es el cambio de tendencia que experimentan Guanajuato y Tabasco. Estas dos entidades están viviendo un incremento en la violencia letal y extrañamente reportan cada vez más homicidios culposos, lo cual no corresponde con el comportamiento esperado de este tipo de violencia. Por otro lado, en 11 de las 32 entidades federativas hay una relación significativa entre los homicidios dolosos y los homicidios culposos, relación que no debería de existir”, dijo David Ramírez, coordinador del Programa de Seguridad en México Evalúa.