ESTADOS

Erika no conocerá a su hijo por una negligencia médica

A la mujer de 16 años se le dictaminó muerte cerebral, dio a luz por vía cesárea; ahora los doctores quieren desconectarla

  • REDACCIÓN
  • 10/10/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Erika no conocerá a su hijo por una negligencia médica
Le dijeron que regresara a su casa, que todo estaría bien, ahora su madre lucha porque no la desconecten (Foto. tomada de web)

Oaxaca (La Silla Rota).-  Erika ya no conocerá a su hijo porque debido a una negligencia médica tiene muerte cerebral; le mujer de 16 años dio a luz mientras estaba en coma.

Los médicos del Hospital Civil “Aurelio Valdivieso” decidieron desconectarla porque aseguran “ya no hay nada que hacer” y necesitan la cama para otro paciente.

Felicitas, la madre de Erika recurrió a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, que como medida cautelar, impidió la desconecten.

TE PUEDE INTERESAR: Ángeles perdió a su bebé y fue esterilizada

Lo presentía

La mamá de Erika relata cómo su hija a quien los médicos habían programado para dar a luz  entre octubre y noviembre, horas antes de agravarse hizo una maleta con la ropa que deseaba su bebé vistiera al nacer.

La madrugada del jueves 5, con 36.5 semanas de embarazo, Erika Alejandra, comenzó a sentirse mal y llamó a su madre, “Me siento muy mal, me duele el lado de la costilla derecha, me duele la cabeza, me zumba el oído, ya veo borroso” le dijo.

Felicitas Cabrera García, angustiada, pensó que la hora del parto había llegado, como pudo consiguió quien les diera un aventón al Centro de Salud de Servicios Ampliados (Cessa) de San Jacinto Amilpas.

El Cessa fue creado para evitar las muertes de mujeres embarazadas. 

Una vez ahí una doctora atendió a Erika, le dijo que tenía poca dilatación y le envió a su casa. Eran las 3:39 del 5 de octubre, cuando Erika salió de consulta con ojos llorosos dijo a su madre “No me voy a quedar, la doctora dice que estoy bien’”.

Felicitas preguntó cuál era el diagnostico, pues su hija se quejaba de dolor de cabeza y zumbidos.

TAMBIÉN LEE: Mujer pierde a su bebé por "falta de espacio"

La doctora señaló “La niña está bien. Incluso escuche el corazón del bebé, está normal. Esto es porque ya empezó el trabajo de parto, tiene un centímetro de dilatación. Ya hice las anotaciones y a las 10 horas que la atienda el doctor o a las 11, pero de preferencia a las 10. Le recomiendo que se dé un bañito con agua caliente. Tranquila, todo está bien”.

Alrededor de las seis de la mañana llegaron a casa, el dolor cada día era más terrible para Erika, quien llorando, pidió que la llevasen a una clínica particular “Hija, pero no tengo dinero. Aguántate tantito y nos vamos al Civil”, contestó Felicitas.

Eran las 7 de la mañana cuando una persona que trabaja en casa gritó “Erika, no”.

Felicitas entró al cuarto para ver a su hija con los pies y manos volteados, además sonidos raros salían de la garganta de Erika.

A bordo de un taxi se dirigieron al Hospital Civil, pero antes de llegar a él Erika expulsó un líquido espumoso y sanguinolento. 

Al llegar al hospital metimos el coche hasta adentro. Los médicos la ingresaron de inmediato porque decían que mi hija ya iba en coma”.

Los médicos ocultan documentos

Los médicos del nosocomio preguntaron si la adolescente no sufría de la presión, la madre relató la experiencia en el Cessa de San Jacinto; el diagnóstico en el Hospital Civil fue que Erika sufrió un infarto cerebral y las posibilidades de vida eran pocas.

Un doctor preguntó a Felicitas si tenía un comprobante del Cessa, ella le mostró el documento.

En información de Proceso la subdirectora le confirmó que solo mediante un escrito dirigido al departamento jurídico puede tener de regreso el papel. “Lo que buscan, dice, es encubrir la negligencia, a la doctora del Cessa y a un alto funcionario que fue el director del hospital de especialidades”.

Rosario Villalobos Rueda, fiscal especializada en Delitos cometidos contra la Mujer por Razón de Género, se negó a darle apoyo porque el caso, dijo, “no es de su competencia”.

Felicitas acudió presentó la denuncia por negligencia ante varias instancias. Ahora pide justicia para su hija, para que no sea un número más en la cifra de mortandad de Oaxaca.

Con información de Proceso

wh