ESTADOS

En un mes, más ordeña de ductos en Hidalgo que en 14 años

Hidalgo tuvo más tomas clandestinas que en los 17 años anteriores, cuando Seguridad Física de Pemex

  • ÁXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL
  • 27/03/2019
  • 12:56 hrs
  • Escuchar
En un mes, más ordeña de ductos en Hidalgo que en 14 años
Hidalgo es el estado más ordeñado del país. Foto de la web

HIDALGO (La Silla Rota).- Con las 508 tomas clandestinas que registró en enero de 2019, Hidalgo tuvo más piquetes a ductos para extraer crudo que en 14 años.

Puedes leer: Municipios huachicoleros con altos índices de violencia en Hidalgo

El periodo comprende de 2000 –en el sexenio de Vicente Fox, cuando Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzó a cuantificar las perforaciones mediante las cuales se hurtaba combustible– a 2014, fecha desde que la Procuraduría General de la República (PGR, ahora Fiscalía General), tuvo información –por averiguaciones previas– de que Los Zetas controlaba el huachicol en la entidad, aunque ahora las autoridades afirman que en esta actividad criminal no están involucrados cárteles del narcotráfico.

En ese lapso de 160 meses, con base en el historial de Seguridad Física de Pemex, hubo 495 aberturas para drenar combustible de los ductos, menos que en los primeros 31 días de este año.

La cifra de 508 también significa que 32.46 por ciento de la ordeña en el país durante enero (mil 565 tomas clandestinas) se concentró en Hidalgo, quien es seguido en extracciones ilícitas por el Estado de México, con 169 –una tercera parte de lo que se hurta en la entidad gobernada por Omar Fayad Meneses–; Puebla, con 156, y Guanajuato, con 147.

El número de enero en Hidalgo también es superior que el que Pemex registró al cierre de 16 años: 2000, 28; 2001, siete; 2002, 12; 2003, siete; 2004, cinco; 2005, uno; 2006 y 2007, seis cada uno; 2008, 17; 2009 y 2010, 18; 2011, 46; 2012, 63; 2013, 115; 2014, 146; 2015, 183, y 2016, 344.

La ordeña, precisamente, se disparó en la recta final del mandato del Francisco Olvera Ruiz –que culminó el 4 de septiembre de 2016–, y en los primeros dos de Fayad. En 2017, el delito creció 209 por ciento con respecto al año anterior, al pasar a mil 64 piquetes a ductos, y en 2018 alcanzó los 2 mil 121, lo cual ubicó al estado como el epicentro del huachicol en México, arriba de Guanajuato, Jalisco, Veracruz y Puebla, donde, en las tres primeras demarcaciones, la Fiscalía General de la República (FGR) identifica la presencia de cárteles del narcotráfico, a los cuales relaciona con el robo de combustibles.

Además, en los 365 días de 2018, con las 2 mil 121, Hidalgo tuvo más tomas clandestinasque en los 17 años anteriores, cuando Seguridad Física de Pemex cuantificó 2 mil 86 localizadas.

En los últimos dos años, cuando el delito incrementó y con él la violencia a consecuencias de homicidios, secuestros y robos, la SSPH recuperó, antes de su comercio ilícito, un millón 463 mil 655 y 4 millones 177 mil 131 litros de huachicol; entre enero y febrero de 2019, y tras la explosión del ducto en Tlahuelilpan –que ha dejado 135 muertos–, la retención de militares en Tula y Tetepango, así como el hallazgo de cadáveres que las autoridades vinculan con este delito, 171 mil 400 litros más.


“Hemos logrado reducir mucho el robo de combustible y no sólo se roban mucho menos. Hoy el reporte es que se robaron seis mil barriles ayer de los ductos, pero se robaban 80 mil, o sea, sí hay una diferencia importante. Si esto se traduce en dinero es una buena cantidad”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del 26 de marzo, en la que reconoció: “sigue habiendo tomas en Hidalgo descontroladas”, por lo cual anunció un programa de reforzamiento en este territorio en el que participarán elementos del Ejército y de la Secretaría de Marina.

Al Ejército, el gobierno de Omar Fayad pagó 40 millones de pesos en 2018 para inhibir el delito; no obstante, no sucedió: en ese año, Hidalgo fue el estado más ordeñado del país.


kach