ESTADOS

En proceso electoral, Cuau disfraza préstamo con refinanciamiento

El ejecutivo local afirma que dichos recursos son para enfrentar las afectaciones de la pandemia de covid-19

  • ESTRELLA PEDROZA/CORRESPONSAL
  • 05/10/2020
  • 16:25 hrs
  • Escuchar
En proceso electoral, Cuau disfraza préstamo con refinanciamiento
El gobernador Cuauhtémoc Blanco afirma que dichos recursos son para enfrentar las afectaciones de la pandemia de covid-19. Foto Cuartoscuro

CUERNAVACA- En pleno proceso electoral, el gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo intenta adquirir un préstamo pero lo disfraza de refinanciamiento de la deuda pública, comprometiendo un porcentaje de participaciones federales. Este lunes, Mónica Boggio Tomasaz Merino,  titular de la Secretaría de Hacienda, entregó la iniciativa de Decreto en el Congreso de Morelos

También lee: Por negarse a pagar extorsión al narco, queman negocios en Morelos

La funcionaria llevó personalmente la propuesta al secretario de Servicios Legislativos y Parlamentarios, César Francisco Betancourt López, en la cual el Poder Ejecutivo de Morelos solicita, a través de la Secretaría de Hacienda, la autorización para contratar el refinanciamiento y/o reestructura de la deuda pública directa a largo plazo, que actualmente asciende a 6 mil 592 millones 127 mil 804 de pesos, restando un plazo promedio ponderado de 13.9 años para su liquidación. 

La  funcionaria estatal explicó que el adeudo heredado por las administraciones anteriores asciende a 6 mil 592 millones de pesos, por el cual se encuentra presupuestado un pago anual de casi 945 millones de pesos de intereses y capital.

Detalló que la propuesta presentada por el Ejecutivo, de ser aprobada, representará liquidez para las finanzas públicas hasta por mil 550 millones de pesos, de los cuales aproximadamente 550 se verían reflejados en la actual administración, aunado a los 400 que se derivan del denominado “Cupón Cero”; mientras que los 600 restantes para el próximo sexenio, ya que el beneficio alcanzado por la operación será transexenal.

El objetivo, según planteó Mónica Boggio, es encontrar fuentes de recursos que permitan hacer frente a los retos económicos que se enfrentan es estos momentos a causa de la pandemia del covid-19 y que serán una constante también para el próximo año.

Y aseguró que la propuesta presentada “no implica mayor deuda para el Estado, toda vez que no se contratará ni un solo peso de deuda adicional; es decir, plantea mejorar las condiciones financieras para aminorar el pago de capital, mediante la ampliación de plazos, así como de intereses”.

No obstante, expertos en finanzas -que prefirieron guardar anonimato por temor a represalias- aseguran que cualquier refinanciamiento representa un cargo adicional al erario público, lo que se traduce en un incremento de la deuda pública y cuestionaron que justo en pleno proceso electoral se busque acceder a esta opción. 

De acuerdo a fuentes consultadas en el Congreso del Estado, la propuesta no contiene el nombre de la empresa bancaria con la que se realizará la maniobra financiera.