ESTADOS

En medio de señalamientos, renuncia mando policial en Guerrero

Mataron a uno de sus hermanos en el marco del proceso electoral 2018; la familia es señalada de planear asesinatos en Tierra Caliente

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 03/06/2019
  • 20:48 hrs
  • Escuchar
En medio de señalamientos, renuncia mando policial en Guerrero
Mataron a uno de sus hermanos en el marco del proceso electoral 2018; la familia es señalada de planear asesinatos en Tierra Caliente

CHILPANCINGO (La Silla Rota).- En medio de señalamientos públicos contra él y sus hermanos, Bonifacio Montúfar Mendoza renunció a la Dirección del Instituto de la Policía Auxiliar del Estado (IPAE), cargo que ocupaba desde abril de 2018.

El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó esta mañana la renuncia, sin mencionar las razones que dio Montúfar Mendoza para dejar sus funciones. Por la tarde, autoridades estatales presentaron al teniente Rufino Vázquez Sierra como el nuevo titular del IPAE.

Cuando Bonifacio Montúfar Mendoza ocupó el cargo, varios de sus hermanos eran funcionarios públicos. Saúl era el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco); Erit, el más conocido de todos, tenía a su cargo la delegación de Gobernación, y Abel, era el alcalde del municipio de Coyuca de Catalán, funciones para las que pidió licencia y se apuntó como candidato a una diputación local de la Tierra Caliente, pero lo mataron el 8 de mayo de 2018.

Los hermanos Montúfar Mendoza son originaros de la Tierra Caliente de Guerrero, conocidos por ser militantes o simpatizantes del PRI, aunque han ocupado cargos públicos en áreas estatales o federales de distinto origen partidista. Sus funciones públicas, sobre todo de Erit y Bonifacio, están relacionadas a la Policía Ministerial y a la Seguridad Pública.  

El pasado lunes 27 de mayo, unas personas atacaron la casa de Abel Montúfar Mendoza, ubicada en el barrio de El Capire, en las inmediaciones de la cabecera municipal de Coyuca de Catalán. Después se llevaron a los tres ocupantes de la vivienda, a quienes identificaron como trabajadores de la familia del extinto candidato. 

La mañana del martes siguiente apareció el cadáver de uno de los empleados. Estaba en el fraccionamiento Las Brisas de Ciudad Altamirano. 

El 30 de mayo por la noche, desde las corporaciones policiacas reportaron el hallazgo del cadáver de Cuauhtémoc Salgado Arroyo, hijo del ex dirigente del PRI y diputado local, Cuauhtémoc Salgado Romero, cerca de la comunidad Paso de Arena, del municipio de Coyuca de Catalán. 

En ese contexto en las redes sociales circularon dos videos de quienes se supone eran los tres empleados de la familia de exalcalde asesinado.

En uno de esos videos aparecían dos de los supuestos empleados haciendo ciertas confesiones. Se presentaron como exmilitares al servicio de los hermanos Montúfar Mendoza para asesinar a personas, sobre todo políticos de Tierra Caliente

En el otro video aparece quien se supone es Salgado Arroyo, el hijo del ex dirigente priísta. Él también hizo confesiones parecidas, como que participaba en la planeación del asesinato del alcalde de Coyuca de Catalán, Eusebio Echeverría Tabares, y que transportaba armas para ese plan y otros de los hermanos Montúfar Mendoza

El viernes pasado, dos hombres que se identificaron como los supuestos trabajadores de Abel Montúfar que sobrevivieron a una privación ilegal de su libertad, dijeron que pudieron escapar y que en el cautiverio los obligaron a filmar el video para acusar a los hermanos Montúfar Mendoza de ordenarles matar a tres personas.

Del caso de Salgado Arroyo, según información de habitantes de la Tierra Caliente, se entiende que fue privado de su libertad en otro momento, pero hasta esta tarde las autoridades no han aclarado cómo ocurrieron los dos hechos.

La única versión oficial es la renuncia de Bonifacio Montúfar Mendoza.