ESTADOS

Elecciones BC: Bonilla, el enemigo a vencer incluso para Morena

En la balanza electoral, según Morena, estarán los escándalos de Bonilla, como el intento por ampliar su mandato, nuevos impuestos y sus pleitos políticos

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 28/12/2020
  • 20:35 hrs
  • Escuchar
Elecciones BC: Bonilla, el enemigo a vencer incluso para Morena
En la balanza electoral, según Morena, resaltarán los escándalos del mandatario, como el intento por ampliar su mandato, creación de impuestos y sus pleitos públicos. Foto Cuartoscuro

TIJUANA.- Luego de derrotar al PAN en Baja California, que gobernó el estado durante 30 años consecutivos después de vencer al PRI, Morena buscará en la elección de 2021 renovar su completa hegemonía.

También lee: Dan nuevo revés judicial a Bonilla; ministro suspende reforma judicial

En 2019 ganó no solo la gubernatura, que hoy tiene Jaime Bonilla Valdez, sino también los 5 municipios y 17 de los 25 escaños del Congreso junto con sus aliados, los partidos Verde, del Trabajo (PT) y el local Transformemos.

Pero dos años después, para poder refrendarse en el poder, el primer contrincante en las urnas podría ser el mismo gobernador Bonilla.

En la balanza electoral, según el mismo partido, estarán el intento por ampliar su mandato reformando la constitución, la creación de impuestos, el aumento en el cobro de servicios y sus constantes enfrentamientos públicos con otros gobernantes de Morena, con empresarios y opositores.

Foto Cuartoscuro

Y aunque primero trata de minimizar ese impacto, el delegado en funciones de presidente estatal de Morena, Ismael Burgueño, reconoce que en los encuentros con la población el gobernador siempre es tema. 

Si nos va a afectar o no, ese va a ser el sentir de la ciudadanía en su momento


Él mismo tuvo diferencias con el mandatario cuando fue nombrado para encabezar al partido y Bonilla Valdez se resistió a perder la influencia por ser uno de los fundadores en el estado, donde siempre puso su empresa de medios a disposición del entonces aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

Burgueño Ruiz también se pronunció en contra de maniobras del mandatario y el Congreso local, como la propuesta de reducir a la mitad la gubernatura que hoy está en juego, después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declaró que era inconstitucional ampliar la actual administración.

A pesar de eso, el dirigente de Morena insiste en que no se desgastará en pleitos porque su trabajo es obtener todos los cargos públicos en la elección que ya está en curso.

“Nunca he tenido problemas con el gobernador. Pensamos diferente”, añade el líder morenista que evidentemente no forma parte de la corriente de Bonilla Valdez.

Tampoco lo es Marina del Pilar Ávila, la alcaldesa de Mexicali, seleccionada por el partido para buscar la gubernatura. Ella es considerada una figura más cercana al dirigente nacional, Mario Delgado.

En cambio, el gobernador Jaime Bonilla impulsaba al alcalde de Ensenada, Armando Ayala, para sucederlo al frente de la administración bajacaliforniana.

La presidenta municipal Del Pilar Ávila es por ahora el primer y más seguro nombre de quienes buscarán gobernar Baja California, porque en la alianza de oposición no hay nada definido todavía.

Los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI), junto a los locales Encuentro Social (PES), y de Baja California (PBC), han dicho que no descartan ningún nombre.

Así han barajado el del casinero priista Jorge Hank, que gobernó Tijuana entre 2004 y 2007; el del ex alcalde panista Héctor Osuna Jaime, y el del hoy perredista, Jaime Martínez Veloz.

De acuerdo con el calendario electoral, los partidos de oposición y los que componen el grupo gobernante tienen hasta el 23 de diciembre para solicitar el registro de sus respectivas coaliciones.

Después, entre el 20 y el 27 de marzo, deberán registrar a los hombres y mujeres que los representarán en la carrera por la gubernatura que los ciudadanos definirán el 6 junio.

Y en esa competición el bloque opositor le apuesta a dos elementos: primero a la suma del voto duro de cada uno de los integrantes de la coalición, y después al gobernador Jaime Bonilla.

“Hay una decepción del gobierno de Morena, y además habría que agregarle algo que es muy subjetivo, pero se percibe una fuerte  división interna”, afirmó el dirigente del PAN en Baja California, Enrique Méndez.

LOS MUNICIPIOS

El próximo año por primera ocasión en Baja California las diputaciones locales, las regidurías y las presidencias municipales podrán buscar la reelección. 

Pero la atención está puesta particularmente en Tijuana, y no por la reelección, sino por la posibilidad de que Julián Leyzaola Pérez busque por tercera ocasión consecutiva la alcaldía.

Sus principales impulsores en este momento son grupos religiosos que rezan porque el militar en retiro pueda registrarse, ya que hoy ni siquiera puede presentarse en público.

La Fiscalía General Estatal (FGE), tiene una orden de aprehensión en su contra por el delito de tortura, presuntamente cometido cuando era secretario de seguridad en esta misma ciudad.

Aunque eso para el representante del Movimiento Nacional por la Familia, Ricardo Cano, no es más que una persecución política del gobernador Jaime Bonilla Valdez.

Tenemos desafortunadamente un gobierno muy opresor, un gobierno que utiliza las fiscalías, que utiliza todos los medios, todos los recursos, para aplastar a cualquiera que pretenda ser o parezca una amenaza


Sus promotores, que han formado el grupo “Unidos por Ley”, vienen afirmando desde hace tiempo que un equipo de abogados trabaja en el caso del teniente coronel para conseguir que reaparezca en público y en la boleta electoral.

Además luego de pedir a los partidos políticos que consideren la candidatura de Leyzaola Pérez, no descartaron llevar al polémico militar por la vía independiente si su llamado no encuentra respuesta.

“Los partidos serían un vehículo. El candidato es Julián Leyzaola, el proyecto es Julián Leyzaola”, afirma Valentin Favela García, representante en Tijuana de la Conferencia de liderazgo cristiano.

Los partidos que ya han mostrado interés por ahora son los locales Encuentro Social (PES), y el Partido de Baja California (PBC), mientras que el movimiento “Sí por México” aplaudió el trabajo del “Comité Ciudadanos Unidos por Ley”, según informó el mismo comité.

En cambio Morena no ha definido quien será su candidato en Tijuana, y la reelección del alcalde Arturo González Cruz, que perdió en la competencia interna por la gubernatura, no está confirmada por el partido.

Lo que sí es que el gobernador Jaime Bonilla, con quien el presidente municipal mantiene un conflicto abierto, insiste una y otra vez que González Cruz no representa a la "Cuarta transformación".