ESTADOS

El origen del sanguinario “cártel del Sur”

Nacieron como un supuesto grupo de autodefensa, al poco tiempo fueron vinculados con otros grupos del narcotráfico, ahora protagonizan atroces actos de violencia

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 02/10/2019
  • 18:30 hrs
  • Escuchar
El origen del sanguinario “cártel del Sur”
El origen del sanguinario “cártel del Sur” (Foto Especial)

“¡Órale, hijos de su puta madre!”, vociferan miembros de un grupo armado mientras disparan con sus armas largas contra elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en la montaña de Guerrero.

En el incidente, que dejó al menos tres militares muerto, fue protagonizado por una organización delictiva llamada el “cártel del Sur” o “Sierra Unida Revolucionaria (Sur)”.

Esta organización tiene su bastión criminal en el municipio guerrerense de Leonardo de Bravo, donde ocurrió la emboscada contra militares que destruían plantíos amapola.

El “cártel del Sur” se dedica principalmente a la siembra de amapola en la zona montañosa de Guerrero.

Cabe mencionar que México es el mayor productor de opioides de todo el continente americano y el segundo a nivel mundial, según el más reciente Informe Mundial sobre las Drogas de la Organización Naciones Unidas (ONU).

La sierra de Guerrero, además, funge como zona de vital importancia en el corredor de drogas Acapulco-Cuernavaca.

El “cártel del Sur” nació como un grupo que en un principio aseguró liberaría a varios municipios guerrerense, entre ellos Leonardo de Bravo, del yugo criminal principalmente de “Los Rojos”.

Un video difundido en 2016 muestra a un grupo armado cubiertos del rostro y portando armas largas diciéndose hartos de los secuestros, extorsiones, cobros de piso y asesinatos, por lo que optaron a levantarse en armas.

Al poco tiempo comenzaron a relucir vínculos de este grupo que se presumía autodefensa con otras organizaciones criminales.

Entonces se supo que el “cártel del Sur” se habría aliado con “Los Ardillos”, otro grupo criminal que opera principalmente en Quechultenango, para combatir a “Los Rojos”.

Así, “Los Rojos” –encabezados en guerreros por Zenén Nava Sánchez, “El Chaparro– comenzaron una ardua disputa con “Los Ardillos” –liderados por Celso y Antonio Ortega Jiménez– y el “cártel de Sur”.  

El principal líder del “cártel del sur” es identificado como Isaac Navarrete Celis, alias “El Señor de la I”.

De forma paradójica, "El Señor de la I" lleva sangre de “Los Rojos” en sus venas, pues está emparentado “El Chaparro” y Cándido Nava Millán, “El Japo”, otro líder de “Los Rojos”.

Se supo entonces que el “cártel del Sur” habría formado parte de “Los Rojos”, pero una ruptura ocasionada por las ganancias provocó el distanciamiento y la anunciada disputa.   

Por otra parte, Navarrete Celis, ha rechazado en diversas ocasiones ser un líder criminal a la vez que ha aceptado que incursionó al negocio de la amapola porque es la única actividad económica de la sierra guerrerense, pero asegura que actualmente ya no es redituable.

En entrevista con Proceso, “El Señor de la I” dijo: “Si tuve que tomar las armas fue porque nos traían a raya la gente de ‘Los Rojos’, hace cuatro o cinco años. Secuestraron a miembros de mi familia y nos mantenían arrinconados, sometidos al pago de cuotas. No aguantamos más y por eso estoy en eso”.

El gobierno de Guerrero ha reiterado por su parte que en efecto Navarrete Celis es líder del “cártel del Sur”.

Por su parte, dirigentes de la guardia comunitaria de Tlacotepec, Salvador Alanis y Humberto Moreno, dieron un plazo de 30 días al gobierno de Héctor Astudillo para detener a Isaac o de lo contrario, advirtieron, irrumpirán en las zonas en las que esta organización criminal opera.

La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, le abrió las puertas de dicho municipio al “cártel del Sur”, pues la detención de miembros importantes de “Guerreros Unidos” dejaron la plaza desocupada.  

El “cártel del Sur” es una organización pequeña, con poca presencia que no aparece en el documento de cárteles y células delictivas de la Fiscalía General de la República (FGR), pero con un alto poder de fuego y conocimiento de la sierra guerrerense.

Esta banda criminal se ha hecho fuerte ante los recientes golpes contra “Los Rojos”, en agosto fueron detenidos “El Chaparro” y Santiago Mazarí Hernández, alias "El Carrete", máximos líderes de dicha organización del narcotráfico.