ESTADOS

El origen de Duarte: de 'carga maletas' a millonario

El expediente sobre el ascenso del exmandatario veracruzano ahora preso en Guatemala

  • RODRIGO BARRANCO DÉCTOR/ CORRESPONSAL
  • 21/04/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
El origen de Duarte: de carga maletas a millonario

Veracruz (La Silla Rota).- En una tarde calurosa del Puerto de Veracruz, el entonces Gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, ingresó al tradicional café de La Parroquia para refrescarse con una bebida, en compañía de algunos diputados, funcionarios y decenas de escoltas.

Era el 2011, al lado del mandatario estaba sentada la exdiputada local, Ainara Rementería Coello. Él platicó a la legisladora cómo era su vida en la adolescencia, cuando vivió por un tiempo cerca del popular barrio de la Huaca, en esa ciudad.

Con exactitud, recordó que abordaba el camión ruta Playa-Villa del Mar, "de los que son blancos con verde", que lo llevaban hasta la avenida Jiménez, en esos tiempos eran los confines del municipio.

Duarte de Ochoa soltó la carcajada al ver que sus acompañantes no tenían idea del recorrido que relataba, pese a que todos eran oriundos del Puerto de Veracruz y él había pasado casi toda su juventud en Córdoba.

"Hasta me tocó agarrar el último tranvía que existió y que pasaba por la arrocera que está en Jiménez, todavía siguen allí las vías", relataba el exmandatario dejando a sus escuchas boquiabiertos, sentados en la mesa del café y a Ainara con sus ojos verdes llenos de sorpresa.

Para esos años, pocos sabían que quien era gobernador había empezado desde abajo, como "carga maletas" del priista Fidel Herrera Beltrán y muchos, menos se imaginaban la fortuna que amasaría a la sombra de una red de corrupción que ha generado un escandalo mundial.

Un periodista, amigo personal del excónsul de Barcelona, quien pidió el anonimato, relató que las labores que tenía a su cargo Duarte de Ochoa era cargar un maletín con dinero que era repartido a las personas que se acercaban a pedir ayuda a Fidel.

También, contestaba los teléfonos, la hacia de secretario particular, de asistente, monitoreaba medios de comunicación y hacia relaciones públicas con la prensa del estado de Veracruz.

La desgracia que marcó el destino de Duarte 

El terremoto en la Ciudad de México de 1985 marcó la vida del exmandatario veracruzano. Su padre, Javier Duarte Franco, presidía la Asociación Ganadera del Estado de Veracruz y había viajado para esas fechas al extinto Distrito Federal para una reunión de productores nacionales.

Para desgracia de la familia, el ganadero se hospedó en el Hotel Regis que se desplomó ese 19 de septiembre, sepultando a decenas de personas, entre ellas, al padre del exgobernador.

Tras ese acontecimiento, Javier tomó la batuta de su hogar, como el mayor de los hermanos, acogido por una de las familias más poderosas y ricas de Córdoba, los Mansur, dueños de empresas y equipos de beisbol en México y Estados Unidos. Ahora, ellos también son investigados por la Procuraduría General de la República por sus presuntos nexos con la red de prestanombres del exmandatario.

Gracias al acercamiento que tuvo con Don Chara Mansur, Duarte de Ochoa conoció a Fidel Herrera Beltrán quien le concedió sus primeros trabajos dentro de la política.

Su llegada a la política 

Tras ser apoyado en todo por la familia Mansur, Javier Duarte fue acogido ahora por Fidel Herrera Beltrán y Rosa Borunda de Herrera, ambos, llegaron a mencionar en público que veían al cordobés como un hijo.

El también exgobernador le ofreció su primer empleo dentro de la política en 1995 como asesor en la Coordinación General para la Promoción de la Participación Social de la Secretaría de Gobernación.

El periodista, amigo de Herrera, aseguró que tras ese cargo, empezó una carrerea meteórica y ascendente dentro del PRI, en cargos federales y estatales.

Luego, cuando Fidel Herrera ganó una curul, llevó a Duarte como asesor en la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias; años más tarde, ya como Senador de la República, lo nombró Secretario Técnico en la Comisión de Estudios Legislativos. 

"Cuando llamabas a la oficina del Senador quien te contestaba era la voz chillona de Duarte. Siempre me reconocía y me decía: mi hermano. Casi siempre solo hablaba con él pues Fidel no estaba localizable".

En todo ese tiempo, el exmandatario realizó sus estudios universitarios en la Ciudad de México y luego de postgrado en España, en donde inició un romance como su ahora esposa Karime Macías Tubilla.

Karime es hija del empresario chiapaneco Antonio Macías Yazegey, quien en la década de los años noventas era señalado por diferentes tipos de fraudes con los que se le acusa haber amasado su fortuna en Coatzacoalcos, incluso estuvo preso algún tiempo por esas acusaciones.

"Fue una carrera que subió como la espuma. Pasó de cargar el maletín a Fidel a un multimillonario a un prófugo de la justicia y ahora a un presidiario. Recuerdo todavía que se quejaba porque le tocaba pararse a las 5:00 de la mañana a leer los periódicos nacionales, tenía que pasar un informe a Fidel de todo lo relevante para él".

El periodista cuenta: "lo que más estresaba a Duarte era conseguir en México, antes del mediodía, los periódicos de Veracruz para saber qué se decía de Fidel en vísperas de la contienda interna del PRI para designar candidato a la gubernatura en el 2004, en la cual hasta Yunes figuraba".

En el 2004, el exgobernador, originario de la Cuenca del Papaloapan, se lanza como candidato a la gubernatura, llevándose como uno de sus coordinadores de campaña a Duarte de Ochoa.

Ya como gobernador nombran al cordobés subsecretario de Finanzas y en el 2008 se convierte en el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN).

En el 2009, deja sus cargos en el Estado para lanzarse como candidato a diputado federal por el distrito de Córdoba, escaño que gana, pero que solo ocupa por unos meses puesto que en 2010 busca la gubernatura por la alianza PRI-PVEM y la gana.

Como gobernador, Javier Duarte encabeza uno de los gobiernos más desastrosos en toda la República Mexicana que terminó con casi una veintena de periodistas asesinados, más de 15 mil personas desaparecidas, cientos de homicidios, enfrentamientos entre bandas delictivas y una deuda pública que sobrepasa los 43 mil millones de pesos.

El exgobernador no termina su periodo (diciembre de 2016) y pide licencia en octubre, desde entonces, el gobierno mexicano inicia una búsqueda en su contra por diversos delitos que concluye el Sábado de Gloria de este 2017, con su detención de Guatemala.