ESTADOS

“El Loco Téllez” robaba 20 mdp diarios por huachicol en Puebla

Era visto como benefactor en Texmelucan, municipio de poco más de 152 mil habitantes; la gente lo defendía de los operativos federales contra el huachicol

  • ISRAEL VELÁZQUEZ/CORRESPONSAL
  • 29/06/2020
  • 15:16 hrs
  • Escuchar
“El Loco Téllez” robaba 20 mdp diarios por huachicol en Puebla
"El Loco Téllez" era visto como benefactor en Texmelucan, municipio de poco más de 152 mil habitantes; la gente lo defendía de los operativos federales contra el huachicol. Foto Especial

PUEBLA.- A punta de balazos, pedradas y bloqueos carreteros, habitantes de la colonia La Purísima, en el municipio de San Martín Texmelucan, protegen al grupo delictivo de Oscar García Téllez, “El Loco Téllez”, uno de los cuatro huachicoleros más buscados por las autoridades federales y estatales.

También lee: Detienen al "Loco Téllez", líder huachicolero en Puebla

La relación de “El Loco Téllez” con los pobladores ha sido de mutua conveniencia: él es visto como benefactor en Texmelucan, municipio de poco más de 152 mil habitantes, y ellos lo defienden de los operativos contra el huachicol, un negocio en el que avanzó a pasos agigantados en los últimos cuatro años.

Es 30 de abril de 2019. En una camioneta blanca cuatro hombres reparten juguetes a decenas de personas que responden a la invitación que se les hace desde un parlante: “Atención a todos los niños de esta comunidad. Tu amigo ‘El Loco Téllez’ te festeja en grande el Día del Niño. Sí, acérquense a esta unidad de sonido por tu regalo, ¡es gratis!”.

Nadie parece estar enterado de que el 4 de julio de 2017 el entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez, lo mencionó como el sanguinario líder de una banda de huachicoleros que opera en la colonia La Purísima, en el municipio de San Martín Texmelucan, Puebla. Y si están enterados, a nadie le importó en ese Día del Niño.

En 2013 fue detenido y encarcelado por asaltar a gaseros y piperos; en 2016, ya en libertad, volvió a Texmelucan donde comenzó con el robo de hidrocarburo. Un año le bastó para ser uno de los huachicoleros más poderosos de Puebla.

En el sexto mes de la mini gubernatura de José Antonio Gali Fayad, sucesor de Rafael Moreno Valle Rosas, “El Loco Téllez” era señalado como un presunto delincuente que se dedicó primero al robo del fuero común y luego a la ordeña, hasta convertirse en uno de los huachicoleros más buscados en el país.

La joya de la corona

San Martín Texmelucan siempre ha sido un apetitoso centro de operaciones para robar a Pemex: por ese municipio pasa el ducto Nuevo Teapa–Tula–Salamanca de Petróleos Mexicanos. El 19 de diciembre de 2010 en ese ducto una fuga de crudo en el kilómetro 488+309, en Texmelucan, provocó al menos cinco explosiones y “la muerte de 30 personas, causando daños a bienes muebles e inmuebles, torres de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), instalaciones de Telmex y terrenos de cultivo.”

De acuerdo con un informe de Pemex en poder de La Silla Rota, en el ducto “las marcas longitudinales que se aprecian son elementos que apuntan a un hecho que evidencia una manipulación al ducto y su recubrimiento.”

Eran los días previos a que Rafael Moreno Valle Rosas asumiera, el 1 de febrero de 2011, como gobernador de Puebla; en su administración la extracción ilegal de los ductos de Pemex se convirtió en un próspero negocio no sólo para huachicoleros y pobladores, sino también para funcionarios que formaron parte del crimen organizado.

Dos de esos funcionarios que en el sexenio de Moreno Valle Rosas colaboraron con los huachicoleros fueron Marco Antonio Estrada López y Tomás Méndez Lozano, director de la Policía Estatal y encargado del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), respectivamente, detenidos por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por sus vínculos en el robo de combustible.

Otro funcionario que trabajó para “El Loco Téllez” es Eric Alvarado, “El Capulina”, ex presidente municipal de Ahuazotepec; fue detenido el 1 de mayo pasado en la carretera Zacatlán-Huauchinango por presuntos nexos con el líder huachicolero.

Seis años después de la explosión en Texmelucan, “El Loco Téllez” tomó el control del huachicol en la zona hasta aparecer entre las 9 células delictivas que operan para los grandes cárteles del crimen organizado: Los Téllez, El Bukanas, El Rapid-Inn, Los Talachas, La Parka, Los Bárcenas y/o Los Pelones, Santa Rosa de Lima y Melchor Ocampo.

En el documento Mercado ilícito de combustibles, elaborado en 2018 por Pemex y la entonces Policía Federal (PF), y publicado por el semanario Proceso en 2019, se señala que Los Téllez, “con base en San Martín Texmelucan, se apoderan de 6 mil 600 barriles por día, de los que obtienen 19 millones 700 mil pesos”.

Regalar juguetes es sólo una de las formas con las que “El Loco Téllez” se ganaba la simpatía y protección de pobladores que lo ayudaron a escapar de los operativos que en su contra implementó incluso el Ejército: en abril de 2018 los militares fueron retenidos por pobladores después de un enfrentamiento a balazos con grupos delictivos; el 19 de septiembre de ese año pudo evadir un operativo de la Gendarmería y la Policía Estatal en La Purísima, donde recorría los ductos de Pemex en una camioneta; sólo fue encontrada la camioneta, abandonada.

Y a pedradas, en enero de 2019, enfrentaron a militares que intentaron realizar rondines en la colonia La Purísima para evitar la salida de pipas cargadas con gas LP robado de los ductos de Pemex.

El 28 de abril de este 2020, ya en la administración de Luis Miguel Barbosa Huerta, la Secretaría de Seguridad Pública informó que sus agentes y la policía de Texmelucan ubicaron en la colonia La Purísima a Candelario T., quien al notar su presencia quiso escapar y les disparó.

De acuerdo con la versión oficial, Candelario T., familiar de “El Loco Téllez”, se lanzó a una barranca que atraviesa el río Atoyac para evitar que lo detuvieran. En respuesta, un grupo de personas bloqueó la autopista México-Puebla a la altura del kilómetro 90.

El poder que “El Loco Téllez” obtuvo con la capacidad económica que le significaba vender 6 mil 600 barriles por día le alcanzó para retar al Ejército y a la Marina-Armada de México: en Xicotepec de Juárez tuvo un enfrentamiento con marinos el 4 de mayo de 2019.

Hasta ayer, día en que fue detenido en Apizaco, Tlaxcala, operaba en San Martín Texmelucan y en toda la zona que va de Cuauhtenancingo a Tlahuapan, Puebla, pasando por los municipios de Coronango y San Matías Tlalancaleca, así como en Huauchinango, Tlacotepec y Xicotepec en la Sierra Norte de Puebla, donde mantuvo un cruento enfrentamiento con el Cartel Jalisco Nueva Generación.

La mañana de este lunes 29 de junio, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta dijo que “con la detención Óscar García, las cosas en Puebla van a mejorar (…) era uno de los principales criminales ubicado en Atlas Delincuencial del Estado”.

Al "Loco Téllez" se le acabó la suerte en Apizaco, donde no estaba con los pobladores que lo protegen: fue ubicado por policías de Tlaxcala que dieron parte a autoridades de Puebla y lograron interceptarlo cuando viajaban en un Jeep, Grand Cherokee, de color negro y placas de Puebla.

Esta vez no hubo quienes apedrearan a los policías para impedir la detención, ni bloqueos de carreteras para exigir que sea liberado. Acorralado, “El Loco Téllez” descendió de su camioneta e intentó huir por las azoteas hasta llegar al Parque Andén de Apizaco, donde fue detenido para ser trasladado por ministeriales y militares al edificio de la Fiscalía General de Puebla, en el bulevar 5 de Mayo y luego al penal de mediana seguridad en Tepexi de Rodríguez, acusado de homicidio calificado en grado de tentativa.