ESTADOS

El audio de Mario Marín que destapó sus presuntos vínculos con la pedofilia

Una orden de aprehensión regresó a “El gober precioso” al ojo de la opinión pública; este es uno de los pasajes más oscuros del exmandatario priista de Puebla

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 16/04/2019
  • 17:00 hrs
  • Escuchar
El audio de Mario Marín que destapó sus presuntos vínculos con la pedofilia
El audio de Mario Marín que destapó sus presuntos vínculos con la pedofilia (Foto tomada de la web)

El 14 de febrero de 2006 una serie de llamadas protagonizadas por el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, publicadas por La Jornada, cimbraron a la clase política en México.

Sin embargo, todo comenzó dos meses antes, el 15 de diciembre del 2015, en Cancún, Quintana Roo, cuando miembros de la entonces Procuraduría General de Justicia de Puebla detuvieron a la escritora y periodista Lydia Cacho.

Lydia Cacho

Cacho era acusada de difamación y calumnia, luego de publicar el libro “Los Demonios del Edén”, en el cual exponía una red de trata, prostitución infantil, pornografía infantil y lavado de dinero, liderada por el empresario quintanarroense Jean Succar Kuri, mismo que era protegido por “El Rey de la Mezclilla”, Kamel Nacif Borge.

Según el relato de la propia escritora, los ministeriales se deshicieron de la escolta de federales que ella tenía, otorgada por el gobierno de México debido a que había recibido amenazas de muerte a causa de su trabajo periodístico.

Jean Succar Kuri

Los ministeriales la llevaron de Quintana Roo a Puebla en un viaje de más de 20 horas por tierra, donde fue víctima de tocamientos, tortura psicológica y amenazas de muerte, sin acceso a comida, agua y baño. Lydia Cacho fue encarcelada y vinculada a proceso.

Fue entonces cuando La Jornada compartió una serie de audios donde se evidenciaba que la captura de Cacho fue orquestada por Mario Marín a petición de Kamel Nacif Borge, amigo del gobernador poblano.

Mario Marín

La llamada entre el mandatario priista y “El Rey de la Mezclilla” los expone:

Mario Marín: Quiúbole, Kamel.

Kamel Nacif Borge: Mi gober precioso.

MM: Mi héroe, chingao.

KNB: No, tú eres el héroe de esta película, papá.

MM: Pues ya ayer le acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona (Lydia Cacho). Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad y quien comete un delito se llama delincuente. Que no se quiera hacer la víctima, no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad. Ya le mandé un mensaje a ver cómo nos contesta. Pero es que nos ha estado jode y jode, así que se lleve su coscorrón y que aprendan otros y otras.

KNB: Así es. Yo te hablé para darte las gracias. Sé que te metí en un problema pero...

MM: No'mbre, a mí me gustan esos temas. Coincido contigo en que, jijos de la chingada, en esos temas... digo... no somos santos, desde luego, pero si alguien tiene pruebas que las presente. Y si no que se calle la boca.

KNB: Oye, pero en algo tan vergonzoso, mi distinguido. Porque es vergonzoso. Y yo para darte las gracias te tengo aquí una botella bellísima de un coñac que no sé adónde te la mando.

MM: Pues a Casa Puebla.

KNB: Yo te la quería dar personalmente, pero estás todo ocupado.

MM: Mándamela a Casa Aguayo, para echármela.

KNB: ¿Te la vas a echar? Pues entonces te voy a mandar dos, no una.

Aparte de la amplia relación entre el político y el empresario, esta llamada habla presuntamente de un “regalo” ilegal, cuando Nacif Borge le ofrece dos botellas de coñac, no se trataría de la bebida alcohólica precisamente, sino de dos menores de edad, prostitución infantil.

En el momento de las vejaciones contra Lydia Cacho, Jean Succar Kuri ya se encontraba detenido, Nacif Borge por su parte buscaba defenderse.

Kamel Nacif Borge

En su momento, Marín fue cuestionado al respecto, a lo que solo atinó a responder: “Yo no leo chismes”.

14 años después la periodista recibió una disculpa pública de parte del gobierno federal, a la vez que trascendió la liberación de órdenes de aprehensión contra Mario Marin, Kamel Nacif, así como el exdirector de la Policía Judicial, Hugo Adolfo Karam Beltrán, y el excomandante Juan Sánchez Moreno, todos por su presunta participación en la tortura contra Lydia Cacho.

La última aparición publica de Mario Marín fue en la toma de protesta de Alberto Jiménez Merino, como candidato del PRI al gobierno de Puebla, en marzo pasado.