ESTADOS

Ejercer periodismo en Sonora, un riesgo; "desaparecen" dos reporteros en un mes

El reportero del periódico El Vigía, Pablo Romero, fue privado de su libertad el 25 de marzo; El 9 del mismo mes se perdió contacto con Jorge Molontzin Centlal

  • MARLENE VALERO
  • 31/03/2021
  • 07:56 hrs
  • Escuchar
Ejercer periodismo en Sonora, un riesgo; desaparecen dos reporteros en un mes
El reportero del periódico El Vigía, Pablo Romero, fue privado de su libertad el 25 de marzo; El 9 del mismo mes se perdió contacto con Jorge Molontzin Centlal

GUAYMAS-. En menos de un mes, dos periodistas han sido "desaparecidos" en Sonora, uno en Guaymas y otro en Caborca. El último fue Pablo Romero Chávez, reportero de la sección policiaca del periódico El Vigía, en el municipio de Guaymas, desaparecido el pasado 25 de marzo, por lo que organizaciones como Artículo 19 llamaron a las autoridades sonorenses a agilizar su búsqueda.

Familiares y amigos presumen que el hombre de 33 años de edad fue privado de su libertad en su domicilio, ya que encontraron la puerta de su casa abierta y el automóvil que conducía, perteneciente a su trabajo, sin los seguros puestos.

Por ello, interpusieron una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), instancia que ya realiza las investigaciones correspondientes para dar con su paradero.

El reportero de la fuente policiaca del periódico El Vigía había estado fuera de los medios de comunicación por tres años, pero recientemente había regresado a cubrir la nota roja en este principal medio del puerto de Guaymas.

Este es el segundo comunicador desaparecido este mes. El pasado 9 de marzo se perdió contacto con Jorge Molontzin Centlal, periodista originario de Chiapas, pero habitante del municipio de Caborca desde hace algunos años.

Su desaparición fue reportada el 18 de marzo, después de tener días sin comunicación con familiares y amigos, quienes informaron a las autoridades que se perdió contacto con él cuando viajaba en su vehículo al municipio de Magdalena, a cubrir los hechos violentos de ese día, cuando se presentaron enfrentamientos armados entre grupos criminales. La Fiscalía de Sonora también investiga el caso para dar con su paradero.

La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) exigieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno la localización del comunicador.

En la entidad es conocido que las regiones de Guaymas-Empalme, así como Caborca, Pitiquito, Puerto Peñasco, y Cajeme, donde el año pasado hubo asesinatos de periodistas, son zonas de riesgo; en los últimos años se han presentado varios enfrentamientos violentos y ejecuciones, por lo que al parecer el ejercicio periodístico es de alto riesgo en Sonora.

OFICIO DE ALTO RIESGO

Una nota de El Sol de Hermosillo reporta que el lunes 29 de marzo, Ricardo López, director del portal de noticias InfoGuaymas, denunció públicamente que es víctima, junto con otros reporteros que cubren la nota roja, de una serie de amenazas y difamaciones.

En conferencia, el también presidente de la Asociación Metropolitana de Periodistas de Guaymas y Empalme, denunció que después de acompañar a los familiares del periodista Pablo Romero Chávez, tras su desaparición, él y otros compañeros recibieron llamadas telefónicas intimidantes; además, dijo, a través de redes sociales los acusan de recibir dinero del crimen organizado.

Después de que toda la prensa publicó la desaparición, a las cuatro de la tarde del viernes surge una amenaza en contra de toda la prensa de Guaymas; nos amenazaron, nos señalaron que iban a haber más levantones, que íbamos a sufrir la prensa más ataques... ¿por parte de quién? no sé

Ante esta amenaza, el grupo de periodistas interpuso una denuncia ante la Fiscalía estatal y ante la Fiscalía General de la República.

A nombre de sus compañeros, Ricardo López reconoció que temen por su integridad física y que no pueden ejercer libremente el periodismo en el puerto, por que pidieron la intervención inmediata de las autoridades investigadoras.

Tenemos miedo, ejercer el periodismo en Guaymas es altamente riesgoso, no sabemos a quién acudir, la verdad, y aunque ya está interpuesta la denuncia sigue habiendo amenazas en contra de la prensa en Guaymas y queremos solicitarle a las autoridades que nos ayuden

Ante esta situación, la Fepalc y la FIP también exigieron a las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina, y Guardia Nacional, que hagan algo para salvaguardar la integridad de los periodistas de Guaymas y un alto a las intimidaciones y ataques estigmatizantes.

GUERRERAS BUSCADORAS SE UNEN A BÚSQUEDA

El colectivo de búsqueda de desaparecidos, Guerreras Buscadoras, se unió a los operativos para dar con el paradero de Pablo Romero Chávez, en apoyo de sus familiares y de autoridades.

Las integrantes de este grupo difundieron una ficha con su fotografía, con el fin de agilizar su localización; de igual manera, en los próximos días realizarán jornadas de búsqueda en las inmediaciones de la ciudad para encontrar cualquier indicio.


(Luis Ramos)