ESTADOS

Diputada en NL se enoja porque les dan comida a reporteros pero "no la cubren"

La diputada de Morena, Celia Alonso, se molestó y dijo que investigará si los alimentos que le dan a reporteros se pagan con recursos del Congreso

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 16/10/2019
  • 16:11 hrs
  • Escuchar
Diputada en NL se enoja porque les dan comida a reporteros pero no la cubren
Diputada Celia Alonso (Especial)

Monterrey, N. L.- Molesta porque no le cubren sus actividades ni le publican, la diputada de Morena, Celia Alonso se incomodó porque a los reporteros que cubren la fuente del Congreso de Nuevo León les ofrecen comida los tres días de la semana en que hay sesiones.

La legisladora se dio a la tarea de enviar vía mensajes de Whats App a sus compañeros diputados de diversas bancadas su inquietud de conocer si los alimentos a la prensa los paga el Congreso.

Algunos diputados mostraron a la prensa los mensajes en donde la legisladora desea investigar acerca de esa situación  pues a ella, nadie le cubre sus actividades ni le publican en prensa lo que muestra que hay parcialidad.

Los reporteros le solicitaron aclarara esa situación a lo que contestó: "ustedes saben cómo se mueve la política, no tengo ningún problema con ustedes. Ustedes y yo somos gente de pueblo y sabemos cómo se mueve la política, luchamos por el cambio", dijo la diputada Alonso.

"Discúlpenme sí, el que quiera aceptar mi disculpa que bueno. No tengo problema con la prensa les repito, esto es política sabemos cómo está aquí".

"Yo aguante agresiones periodísticas y las aguante; la lucha no es con ustedes, no voy a pelear.  Jamás me voy a agarrar con ninguno de ustedes, soy diplomática, hipócrita jamás", indicó y se fue sin más explicaciones.

A su vez el coordinador de la bancada de Morena, Ramiro González opinó que se tuvo un día muy ajetreado y que fue una desproporción de la diputada con la que habló, por lo que no hay problema y agradeció el apoyo de la prensa a cubrir las actividades de los legisladores morenistas.

Desde hace años, ha sido una tradición que durante los tres días de sesiones a los reporteros como a los diputados se les ofrezca algo de comida, que, generalmente en el caso de la prensa son platillos populares de restaurantes cercanos.