ESTADOS

Detienen a exalcalde de Amatán por doble asesinato

Manuel de Jesús del Carpio Mayorg fue detenido por su presunta participación en los crímenes de Noé Jiménez Pablo, líder regional del Mocri-CNPA-MN y del activista José Santiago Gómez Álvarez, a inicios de este año.

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 09/11/2019
  • 18:43 hrs
  • Escuchar
Detienen a exalcalde de Amatán por doble asesinato
Detienen a exalcalde de Amatán por doble asesinato (Foto Especial)

La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que Manuel de Jesús del Carpio Mayorga, expresidente municipal de Amatán, localidad situada en la región Norte de Chiapas, fue detenido por su presunta participación en los crímenes de Noé Jiménez Pablo, líder regional del Mocri-CNPA-MN y del activista José Santiago Gómez Álvarez, a inicios de este año.

De acuerdo con información extraoficial, el exedil, quien en estos momentos está en un Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (no se especificó en cuál) tiene al menos cuatro órdenes de aprehensión, pues también se le persigue por el supuesto desvío de recursos durante lo que va de su administración.

Por tal motivo, circuló que hoy a las 8 de la mañana, efectivos estatales lo capturaron cerca de uno de sus ranchos en esta zona. Trascendió que también su hermano, Wilber, y otros colaboradores estarían en la mira de la justicia.

En cuanto a esta detención, la FGE cumplió la orden de un juez de control en el marco de la causa penal 39/2019. 

Apenas el pasado martes, integrantes del Mocri se manifestaron a las afueras de la FGE de Tuxtla Gutiérrez por la demora de esa instancia para actuar en este caso que ocurrió en enero de este año.

De hecho, Erick Bautista, vocero de esa agrupación campesina, lamentó la falta de respuesta del fiscal general Jorge Luis Llaven Abarca para atrapar no solo a los asesinos, sino al o los autores intelectuales de estos crímenes.

Como se publicó en su momento, Noé Jiménez y José Santiago Gómez Álvarez fueron levantados por un comando armado cuando se manifestaban de forma pacífica en el Palacio Municipal de Amatán. Días después aparecieron muertos.