ESTADOS

Desapariciones de mujeres y feminicidios hunden a Chiapas

Desde hace cuatro años, la entidad cuenta con Alerta de Violencia de Género; sin embargo, los feminicios y las desapariciones no se frenan

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 28/09/2020
  • 21:46 hrs
  • Escuchar
Desapariciones de mujeres y feminicidios hunden a Chiapas
Desde hace cuatro años, Chiapas cuenta con Alerta de Violencia de Género; sin embargo, los feminicios y las desapariciones siguen sin frenarse. Foto Cuartoscuro

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Apenas el mediodía del sábado pasado, Aída Cristel López Gómez, de 16 años de edad y originaria del ejido Los Luceros, segunda sección, municipio de Salto de Agua, Chiapas, fue privada de su libertad por unos sujetos que viajaban en un vehículo compacto; hasta el momento no se sabe de su paradero. Como este caso, en este mes se ha registrado al menos una desaparición de mujer cada 3 días en la entidad.

También lee: Con pintas, feministas exigen legalización del aborto en Chiapas

En la última década, con base en datos de la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de su plataforma Alerta contra la Violencia de Género, se han sumado 1,503 desapariciones de mujeres, de las cuales ya fueron localizadas 1,380 con vida y 14 muertas.

De esa cifra, según la misa fuente, quedan por hallar a 109 (de éstas 67 son menores de edad). En este año, advierte, contabiliza 153 mujeres desaparecidas, de las cuales 127  ya fueron halladas.

Fotos Cuartoscuro

No obstante, el Observatorio Feminista contra la Violencia a las Mujeres tiene otras cifras: en 2019 identificó 265 casos de mujeres desaparecidas, es decir 140 más que los que reportó la FGE en ese mismo periodo. En lo que va de este año van a la par: 153 (solo en agosto pasado fueron 37 denuncias por ese motivo).

Pero el panorama es más aterrador de lo que pareciera. El mismo Observatorio advierte que en 2019 se registraron 199 muertes violentas de damas, de las cuales 84 fueron feminicidios y 74 tentativas de feminidicio; mientras tanto, la FGE solo reporta 17 feminicidios en lo que va de este 2020 (el año pretérito fueron cerca de una veintena).

Aunque hay casos “fortuitos” como el de Daniela Zenteno González, de 22 años de edad y originaria de la capital Tuxtla Gutiérrez, quien había desaparecido el pasado 24 de septiembre, pero ya fue localizada con vida, el temor permea en esta entidad del sureste mexicano.

De hecho, no han corrido con la misma fortuna otras adolescentes desaparecidas en la última semana: Jesica Isabel Morales Palacios y Berenice Pérez, ambas de Tuxtla; Sharon Alfaro Scofe, de Tapachula; Brenda Paniagua Aguilar, de Chiapa de Corzo; Anayeli Vázquez Nanguelú, de Copainalá, y Lluvia Villafuerte Morales, de Huixtla; todas menores de edad.

Uno de los hechos que conmocionaron recientemente a los chiapanecos fue el feminidicio de Nayeli, una joven madre oriunda de la ciudad de Comitán —1 de los 7 municipios de la entidad con declaratoria de Alerta contra la Violencia de Género desde 2016—, quien salió de su casa para dirigirse a su trabajo, se subió a un taxi y, el pasado viernes, fue hallada muerta con rastros de violencia.

Esta oscura situación ha orillado a que agrupaciones de mujeres protesten de forma constante por la falta de mecanismos de protección y acceso a la justicia. De hecho, el mismo viernes pasado, en Comitán, feministas salieron a las calles para manifestarse de forma pacífica por el feminicidio de Nayeli, quien dejó en orfandad a un bebé de 2 años.

LA VIOLENCIA A NIVEL NACIONAL

La tendencia en muertes violentas de mujeres, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación, señala que entre 2015 y mediados de 2017 hubo un crecimiento sostenido en los feminicidios, que partió de alrededor de 150 y llegó a 323 defunciones a mediados de 2017.

A partir de junio de 2017 estas muertes violentas se han mantenido con menos cambios, con un pico en diciembre de 2018 (359 defunciones).

En el periodo enero – agosto de 2020 se observó un incremento de 1.4% respecto del mismo periodo de 2019 (2,516 defunciones en 2019 a 2,551 en 2020).

En la Radiografía de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas en México se reconoce que las llamadas de emergencia al 911, relacionadas con incidentes de violencia contra las mujeres, muestran una permanente tendencia al alza de 2016 a 2020.