ESTADOS

Delincuencia y narco desafían a la Guardia Nacional

Un enfrentamiento en Guanajuato dejó un militar muerto, en tanto que en Tlaxcala los agentes federales fueron agredidos por ladrones de trenes

  • REDACCIÓN
  • 12/08/2019
  • 14:32 hrs
  • Escuchar
Delincuencia y narco desafían a la Guardia Nacional
El 2 de julio se registraron narcobloqueos en Tabasco previo al despliegue de la Guardia Nacional en esa entidad. Fotos Cuartoscuro

A un mes de su despliegue nacional, la Guardia Nacional ha registrado por lo menos cuatro ataques en contra de sus miembros, por parte de grupos delincuenciales dedicados al robo de trenes y al robo de combustibles.

El principal desafío de los delincuentes a la Guardia Nacional se registró el 2 de julio cuando cinco vehículos fueron incendiados y colocados sobre ambos sentidos de la carretera federal Villahermosa-Teapa, en Tabasco, donde se halló amarrada una manta con un mensaje dirigido a este nuevo cuerpo de seguridad.

“Sabemos que vienen con todo… pero a ver cuántos salen vivos”, se leía en el mensaje encontrado en el punto del bloqueo y firmado por “El Pelón”.

Este fin de semana se produjeron dos ataques, el primero en Guanajuato, donde opera el cártel Santa Rosa de Lima, especializado en el robo de combustible, además de Tlaxcala, donde buscaban detener a ladrones de mercancías de trenes.

La tarde del sábado se produjo un enfrentamiento armado en la comunidad de Loma de Zempoala, municipio de Yuriria, Guanajuato, cuyo saldo fue de seis muertos, entre ellos un elemento de la Guardia Nacional.

Un comunicado de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó que los hechos ocurrieron luego de que personal de la Guardia realizara la revisión de un vehículo con reporte de robo.

Entonces, señaló la dependencia, fueron atacados a balazos desde el interior de una casa que, según confirmó el municipio de Yuriria, se encuentra en la calle Adolfo López Mateos, cerca de la alcaldía de Jaral del Progreso.

Durante el tiroteo, un elemento de la Guardia Nacional resultó gravemente herido, quien fue trasladado de urgencia al Hospital de Jaral del Progreso, pero a su arribo ya no contaba con signos vitales.

En el lugar del combate se encontraron cinco personas fallecidas, quienes fueron identificados como presuntos atacantes, así como tres lesionados.

El domingo, en Tlaxcala, un grupo de sujetos armados sorprendieron y desarmaron a elementos de la Guardia Nacional en el municipio de Ixtenco, al oriente de la entidad. 

Los uniformados, que forman parte de un escuadrón de elementos de la 23 Zona Militar de Panotla en Tlaxcala, fueron objeto de agresiones de un grupo de gente armada, quienes los despojaron del armamento que portaban. 

Los hechos se registraron en predios de la comunidad de San Juan Ixtenco en el municipio del mismo nombre, cuando dos camionetas tipo Pick Up, una de color blanco y otra de color negro tipo Dodge Ram placas XA-44027 del estado de Tlaxcala y HR-72104 del estado de Hidalgo, se acercaron con gente armada para despojar a los uniformados. 

Pese a que los elementos de la Guardia Nacional contaban con cuatro armas tipo FX, con las que además fueron objeto de agresiones tras ser detonadas contra los uniformados. 

Finalmente, se dio a conocer que los elementos de la Guardia Nacional fueron sorprendidos cuando intentaban frustrar el robo al tren, de ahí que al intentar bajar de La Bestia a los presuntos delincuentes fueron sorprendidos por el resto de maleantes que en suma eran alrededor de 50 personas en total, por lo que consumaron el ilícito.

Más agresiones de huachicoleros

El sábado 27 de julio, personal de Seguridad Física de Pemex y de la Guardia Nacional se enfrentaron con presuntos huachicoleros en el municipio de Tepeaca, Puebla.

La vocería de la Guardia Nacional informó que los elementos atendieron un llamado de emergencia de los trabajadores de Pemex que realizaban un patrullaje en el ducto Cactus-Guadalajara, de gas LP, cuando fueron retenidos por pobladores de la comunidad de San José Carpinteros.

Al intentar dialogar con ellos fueron agredidos con palos y piedras, además de que incendiaron dos vehículos de Pemex, por lo que la corporación envío refuerzos y se logró la liberación de los retenidos y la detención de 13 personas.

“Durante la gresca fueron lesionados un civil y tres elementos de escala básica de esta corporación, por lo que el personal policial trató de evacuar al civil lesionado para su atención médica”.

El 8 de julio, dos elementos de la Guardia Nacional resultaron heridos, luego de que estos junto a policías del Mando Único de Pénjamo, en Guanajuato, fueron emboscados y atacados a balazos por un comando.

El ataque armado se produjo cuando los policías y militares atendían un reporte ciudadano, el cual señalaba que cerca de la bola del agua en la comunidad de El Infiernillo, en las últimas casas casi a la salida, estaban varios sujetos en sus camionetas tipo Ram y Pick, disparando sus armas de fuego.

Al momento de que arriban los policías y militares fueron recibidos a balazos por al menos 15 sujetos que tras rafaguearlos a ellos y sus patrullas, emprendieron la huída hacia un cerro cercano que va a la comunidad de Corrales de Rábago, del lado de Michoacán.

El 2 de julio, un día después del inicio formal de operaciones de la Guardia Nacional (GN) en el país, cinco vehículos fueron incendiados y colocados sobre ambos sentidos de la carretera federal Villahermosa-Teapa, en Tabasco, donde se halló amarrada una manta con un mensaje dirigido a este nuevo cuerpo de seguridad.

“Sabemos que vienen con todo… pero a ver cuántos salen vivos”, se lee en el mensaje encontrado por las autoridades en el punto del bloqueo.

Los automóviles fueron colocados e incendiados antes de las 06:00 horas, lo que ocasionó el cierre durante más de tres horas de esta vía principal que funge como acceso a la ciudad, hasta que el fuego fue controlado por elementos del cuerpo de bomberos del estado.