ESTADOS

Crisis migratoria en Tamaulipas: entre el hacinamiento y niños abandonados

En el Centro de Atención a Menores Fronterizos en Matamoros se encuentran albergados 30 niños migrantes que viajaban solos y que serán deportados a su país

  • ARNOLDO GARCÍA/ CORRESPONSAL
  • 11/07/2019
  • 16:46 hrs
  • Escuchar
Crisis migratoria en Tamaulipas: entre el hacinamiento y niños abandonados
En el estado hay alrededor de cinco mil migrantes (Especial)

Cd. Victoria, Tam.- La presencia de migrantes en las ciudades fronterizas de Tamaulipas es tanta que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha solicitado al Pentágono envié a la frontera mil elementos más de la Guardia Nacional para apoyar la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y reforzar la seguridad en la frontera ante los intentos de migrantes de ingresar a Estados Unidos de manera violenta.

Cada vez son más frecuentes los intentos por parte de grupos de migrantes los cuales en su desesperación por entrar al vecino país del norte, se organizan para entrar en montón y corriendo para no ser detenidos por los oficiales americanos.

Tras la muerte de más de 45 migrantes en las aguas del río Bravo, en lo que va del año, muchos de estos han desistido de hacerlo a través de cruzar las aguas del rio y prefieren hacerlo por los puentes, pero para ello se organizan “en bola” y se echan a correr hacia la línea divisoria y a ver quién corre con la suerte de no ser atrapado.

(EFE)

Ante ello, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, la Patrulla Fronteriza y la Guardia Nacional han reforzado la seguridad a mitad de los puentes internacionales, colocando vallas metálicas, alambradas, y personal para frenar las embestidas de los migrantes.

Pero la crisis, la desesperación de los cinco mil migrantes que se encuentran de Matamoros a Nuevo Laredo, esta en las casas de atención a migrantes debido a la gran cantidad de cubanos, africanos, hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que acuden en busca de ayuda.

Algunos tienen dos meses y más de encontrarse varados en las ciudades fronterizas.

Las casas “Amar”, “Nazareth”, “Barrios de Cristo”, en Nuevo Laredo, así como “Senda de Vida” en Reynosa y “Guadalupana” en Matamoros, se encuentran saturadas, con  problemas de hacinamiento  y no es fácil la atención pues hacen falta sanitarios, espacio donde puedan dormir, no hay capacidad que puedan resistir las actuales altas temperaturas que se registran.

En el albergue municipal en Nuevo Laredo se han concentrado a los migrantes cubanos y africanos, pero también ya se han registrado riñas, por lo cual se ha hecho necesario la intervención de la Policía Estatal.

Otros extranjeros ilegales prefieren abandonar los albergues y se van a instalar a las inmediaciones de los puentes internacionales unos en espera de ser llamados por las autoridades estadounidenses para tramitar la visa humanitaria y otros pedir ayuda para comer.

(Cuartoscuro)

El rostro triste de esta crisis es que en el Centro de Atención a Menores Fronterizos en Matamoros se encuentran albergados 30 niños migrantes que viajaban solos, los cuales en breve serán deportados por  el Instituto Nacional de Migración a sus países de origen.

En tanto personal del DIF Tamaulipas colabora en ubicar a los familiares de niños en El Salvador, Honduras o Guatemala para proceder a su entrega, pero no es fácil pues no tienen teléfono a donde poder comunicarse, por lo cual la búsqueda se realiza a través de las Embajadas de dichos  país.

Frente a este crisis que en Tamaulipas es de más de cinco mil migrantes el Gobierno Federal recortó los apoyos por más de 20 millones de pesos que eran destinados atender a los migrantes, por lo cual los Ayuntamientos  de las ciudades fronterizas y el Gobierno del Estado no están teniendo los recursos y capacidad asistir a los miles de migrantes.

No hay apoyo de la Federación

En ese sentido, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, dijo que los gobiernos locales fronterizos no están recibiendo de la Federación el apoyo necesario atender la crisis humanitaria de miles de migrantes.

Mencionó que las alcaldías de las ciudades fronterizas, así como el Gobierno del Estado, se están viendo en la necesidad de desviar recursos de sus presupuestos estatales para atender a los migrantes, mientras que la Federación retiró los apoyos.

Mencionó que los gobiernos locales no tienen la infraestructura, ni la capacidad institucional e incluso legal para atender a los migrantes, como lo  pretende la Federación sin  contar con sus recursos.

Advirtió que el Gobierno de Tamaulipas no accederá a que la Federación instale albergues de espera para migrantes en tanto realizan su tramite de visa pues no se atienden y generan conflictos.

 “Los números de migrantes de los que habla el gobierno Federal son imposibles de atender por cualquier frontera”, comentó y añadió: “No podemos poner en riesgo a la población de nuestras entidades porque el tema migratorio tiene que ser tratado con mucha responsabilidad por parte de los tres niveles de gobierno, de otra forma no hay capacidad de atender los números”.

A los migrantes se les tiene que atender dar alimentación, atención médica, ayudarlos a retornar a su país de origen y para ello se necesitan recursos que la Federación dejo de suministrar, comentó  el gobernador García Cabeza de Vaca.