ESTADOS

Crisis migratoria desborda albergues en Mexicali

En esta ciudad fronteriza existen ocho albergues operados por la sociedad civil, los cuales subsisten por el apoyo de los habitantes, no de las autoridades

  • REDACCIÓN
  • 29/07/2019
  • 20:37 hrs
  • Escuchar
Crisis migratoria desborda albergues en Mexicali
En esta ciudad fronteriza existen ocho albergues operados por la sociedad civil, los cuales subsisten por el apoyo de los habitantes, no de las autoridades

En un albergue improvisado en un cine-teatro de 400 butacas, en Mexicali, Baja California, Bernabé Rivera, responsable del lugar, acusa: “no tenemos la ayuda suficiente del gobierno de Baja California ni del gobierno federal, no nos ayudan en nada desde principios de este año; se nos ha complicado la atención a cientos de migrantes”.

De acuerdo con este activista, la crisis causada por la llegada de cientos de miles de inmigrantes desde finales del año pasado ha desbordado a las autoridades y a las organizaciones de la sociedad civil.

Este cine-teatro se ha convertido, desde hace meses, en santuario para un centenar de migrantes.

En lo que fue un espacio cultural de la ciudad fronteriza situada a 200 kilómetros al oeste de Ciudad Juárez, son atendidos familias con niños pequeños, mujeres solas, hombres solos con niños en brazos.

En Mexicali, el apoyo de la sociedad civil permite a ocho albergues atender a casi un millar de inmigrantes de varias nacionalidades, la mayoría centroamericanos.

“Recibimos donaciones de arroz, frijol, aceite, y vendemos mueblecitos artesanales que cambiamos por comida”, describe Rivera, quien comenzó su trabajo social apoyando un refugio de unos 300 haitianos en 2016.

Durante el día, muchos migrantes se van del albergue, casi todos sin documentos personales ni permisos migratorios mexicanos. La mayoría de estas personas se jugaron la vida en el trayecto en el tren de carga, La Bestia.

Hay personas que van a lograr pasar (a EU); ya tienen una ficha con día de presentación en una corte de California, pero los regresan a esperar su fecha aquí; también llegan muchas personas deportadas y otras se van por su cuenta

Sin embargo, luego de recorrer más de 3,700 kilómetros, de sur a norte del territorio mexicano, muchos migrantes se desesperan. “Se lanzan caminando por el cerro, donde los atrapa la migra y los deportan con todo y sus niños".

Los ocho refugios de Mexicali se auxilian mutuamente, y ese trabajo conmueve a los voluntarios.

Hay una niña hondureña de 13 meses, de la que me encariñé porque llegó toda sucia, sin comer, con su padre de 27 años, que ya intentó cruzar dos veces en dos semanas y los han regresado

Santiago Reygoza, presidente de la Federación de Asociaciones Civiles de Baja California, fue quien consiguió el teatro, paga una renta por el local, así como las cuentas de luz y agua, además de proveer alimentos.

Otro de los problemas que va en aumento en estos albergues es el de las enfermedades que contraen los migrantes.

Hemos detectado muchos casos de tuberculosis y varicela

Rivera también dirige los centros Hijo Pródigo, fundados en 2000 para atender a población vulnerable, como adultos mayores y personas con problemas de adicciones.

El flujo de población migrante que arribó a la zona este año batió todos los récords.

Calculamos que unas cinco mil personas llegaron y casi un millar han decidido quedarse; algunos lograron pasar a Estados Unidos, otros se quedaron en Baja California intentando cualquier trabajo