ESTADOS

Con multas, quita de servicios y cárcel buscan frenar covid en Oaxaca

Las medidas comenzaron a aplicarse en el municipio de San Pedro Pochutla con encarcelamientos a quienes no porten el cubrebocas en espacios públicos

  • CITLALLI LÓPEZ VELÁZQUEZ/CORRESPONSAL
  • 27/10/2020
  • 20:55 hrs
  • Escuchar
Con multas, quita de servicios y cárcel buscan frenar covid en Oaxaca
Las medidas comenzaron a aplicarse en el municipio de San Pedro Pochutla con encarcelamientos a quienes no porten el cubrebocas en espacios públicos. Foto @CuartaPlana

OAXACA.- Con sanciones drásticas, que van desde multas, encarcelamiento y hasta la suspensión de servicios básicos, como agua potable y recolección de basura, autoridades de distintos municipios de Oaxaca buscan frenar el incremento de contagios del virus SARS Cov2 (covid-19).

También lee: Oaxaca regresa a color amarillo en semáforo epidemiológico 

Las medidas comenzaron a aplicarse la semana pasada en el municipio de San Pedro Pochutla con encarcelamientos a quienes no porten el cubrebocas en espacios públicos.

A estas medidas sancionadoras también se sumó Santo Domingo Ingenio, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, luego de que la presidenta municipal, Amelia Gómez Ríos, diera positivo a la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

A través de su cuenta “Presidencia de Santo Domingo Ingenio”, en Facebook, la autoridad difundió un video en donde se muestra una patrulla perifoneando las sanciones a quienes lleven a cabo fiestas o eventos sociales en sus domicilios.

“Estamos en semáforo naranja y el número de casos de Covid-19 van en aumento, es importante que nos hagamos responsables de nuestra salud, las fiestas sin un foco de contagio para el Covid-19”, escribieron.

El perifoneo advierte que quienes incumplan con lo anterior será acreedores a multas que van desde “los 5 a los 50 salarios mínimos, además de la suspensión de permisos de actividades comerciales y suspensión de servicios, como lo es el corte y suministro de agua potable, el suministro de servicios de limpia, de emergencias médicas, de protección civil o dentista”.

La misma voz señala que “desde el inicio de la pandemia estamos trabajando de manera coordinada para evitar un rebrote de Covid-19”.

En otro mensaje publicado el pasado domingo, informaron que a partir de ese fin de semana quedaba prohibido el acceso a personas ajenas a la población a menos de que tengan que realizar alguna actividad esencial. 

El pasado 16 de octubre, la presidenta municipal de San Pedro Pochutla, Saymi Pineda Velasco, informó de la obligatoriedad del uso del cubrebocas. En un comunicado, indicó “que esta medida se ha establecido debido a la omisión por parte de alguno ciudadanos respecto a su uso al salir de casa y por el alto índice de contagios en las últimas semanas”.

Otro municipio oaxaqueño que también se sumó a medidas de este tipo fue San Pedro Mixtepec, en donde también son detenidas y encarceladas las personas que no porten mascarilla o cubrebocas.

GUERRERO TAMBIÉN ENDURECE MEDIDAS

Guerrero está en riesgo de regresar a semáforo rojo en los próximos días debido al incremento de contagios e ingresos a hospitales covid. Es por ello que autoridades de la Secretaría de Salud estatal endurecieron las medidas sanitarias para evitar más casos de coronavirus.

Entre las medidas destacan que restaurantes o bares cuenten con el aviso oficial de funcionamiento por parte de la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) o de la Comisión de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (Copresig).

Además, será obligatorio que en la distribución de las mesas tengan una distancia de cuando menos tres metros de distancia.

En los bares se prohíbe bailar y solamente se permite música para ambientar o música de fondo.

Durante una transmisión en vivo a través de las redes sociales, el titular de Salud, Carlos de la Peña, señaló que entre los municipios con el mayor número de casos de covid-19 están Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Tixtla, Zihuatanejo y Coyuca de Catalán.