ESTADOS

Con historial criminal y un tatuaje en su frente, "El Judío" burló seguridad fronteriza

El sujeto originario de Guatemala había sido detenido en 2018, por narcomenudista, ahora es acusado de matar a un joven en Acayucan, Veracruz

  • RODRIGO BARRANCO DÉCTOR
  • 15/08/2019
  • 18:31 hrs
  • Escuchar
Con historial criminal y un tatuaje en su frente, El Judío burló seguridad fronteriza

Veracruz, Ver. Luis Humberto Pineda de León tiene una característica que lo hace inconfundible para las autoridades. En su frente y su abdomen tiene tatuada la palabra "Ladrón".

Con un historial delictivo acuestas, como integrante de la pandilla de La Mara 18, en Guatemala logró burlar la seguridad de la frontera sur de México y ahora es acusado de asesinar a un joven activista de los derechos de la comunidad gay, en la ciudad de Acayucan, al sur del estado de Veracruz.

El judío, como le conocen en el mundo de la Mara Salvatrucha tenía apenas unos meses en la república mexicana. En enero del 2018, la Policía Nacional Civil de su país lo había detenido por narcomenudeo en calles de la capital, en la colonia Atlántida.

El sujeto, en ese entonces, de 37 años de edad, fue puesto a disposición del Juzgado en Turno pero salió en libertad a los pocos meses. Autoridades mexicanas presumen que migró a México durante las últimas caravanas que entraron por Chiapas.

La policía de Guatemala lo tiene catalogado como una persona peligrosa. El día que lo detuvieron en posesión de mariguana, la patrulla que lo interceptó tuvo que solicitar refuerzos por su agresividad.

En su frente tiene la palabra "Ladrón", en el resto de su rostro asoman otros como "Rusia", "Colombia", "Israel" y "Jesucristo", algunas estrellas también, características de los integrantes de la Mara 18.

Según la Fiscalía General del estado de Veracruz, el judío es el principal sospechoso de asesinar a Miguel Ángel Medina, un joven activista defensor de los derechos de la comunidad LGBTI en la ciudad de Acayucan, donde se ubica la garita del Instituto Nacional de Migración.

La víctima salió el 9 de agosto a un taller de teatro y nunca regresó a su hogar. Lo localizaron, al otro día, lapidado, en una tumba del panteón municipal de esa localidad, ubicada en el sureste mexicano.

Al momento de su detención, el pandillero aseguró tener su domicilio en el centro de Oluta, otro poblado ubicado a pocos minutos del lugar del homicidio. 

Un juez de control, bajo el proceso penal 222/2019, ordenó prisión preventiva de dos años al inculpado que tendrá su próxima audiencia el 20 de agosto.