ESTADOS

Con Fayad, más muertes violentas que en auge de cárteles

Ocurrieron 76.54 por ciento más homicidios de este tipo que en el inicio del quinquenio José Francisco Olvera Ruiz, su antecesor

  • ÁXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL
  • 19/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Con Fayad, más muertes violentas que en auge de cárteles
En 2011, con Los Zetas en la entidad, la fiscalía registró 111 denuncias por homicidios dolosos. (Tomada de la web)

HIDALGO (La Silla Rota).- En los primeros diez meses de gobierno de Omar Fayad Meneses, en Hidalgo ocurrieron 76.54 por ciento más muertes violentas que en el inicio del quinquenio José Francisco Olvera Ruiz, su antecesor, cuando los cárteles de Los Zetas y La Familia Michoacana controlaban el trasiego de droga y eran responsables de secuestros y cobro de derecho de piso, según la Policía Federal (PF).

Cuando el exmandatario rindió protesta, el 1 de abril de 2011, un cuerpo descuartizado fue abandonado con un narcomensaje en el centro de Pachuca, sobre la calle Gómez Farías, cerca del Reloj Monumental.

Desde ese día de abril, hasta el 31 enero de 2012, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEH) documentó 81 homicidios dolosos, de acuerdo con el registro histórico de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Con Fayad, que asumió la titularidad del Poder Ejecutivo el 5 de septiembre de 216, suman 143 hasta el 31 de mayo de 2017, 58 días antes de que siete mujeres y cuatro hombres, entre ellos dos menores de 12 y 14 años, fueran degollados en una vivienda en el fraccionamiento Villa los Milagros, en Tizayuca, Hidalgo.

Con Olvera, Los Zetas, dedicados al secuestro, atentados, ejecuciones, tráfico de drogas y de indocumentados, además de robo a transportistas, controlaban 13 de los 84 municipios: Pachuca –que gobernaron Fayad (2006-2009) y después José Francisco (2009-2010)–, Mineral de la Reforma, Tepeapulco, Actopan, Tula, Xochiatipan, San Agustín Mezquititlán y Omitlán de Juárez; así como Metepec, Zapotlán, Tolcayuca, Singuilucan y Emiliano Zapata, de acuerdo con el mapeo delictivo que hizo la División Antidrogas de la Policía Federal (oficio PF/DA/DEJA/0065/2011), en el cual también definía las actividades criminales de los cárteles.

A La Familia Michoacana, que se empleaba en la producción y distribución de drogas sintéticas, venta de productos apócrifos y extorsión, Los Zetas peleaban el dominio en Huasca, Tulancingo, Tizayuca, Huichapan y Huejutla, donde ambos grupos compartían asiento.

Desde 2013, antepenúltimo año de gobierno de Francisco Olvera, Hidalgo entre las entidades en las que, con base en listado de células y organizaciones criminales, tienen operación del narcotráfico.

No obstante, el secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, reconoció en una entrevista posterior a una guardia de honor para conmemorar el 145 aniversario del fallecimiento de Benito Juárez, en la Plaza Juárez, de Pachuca, que cárteles intentar ingresar a territorio estatal.

 “Bueno, no está operando, los cadáveres que han venido a tirar son gente que no es del estado y eso se ha podido acreditar”, dijo tras ser cuestionado sobre muertes violentas y hallazgo de cuerpos.

“Sí es cierto que han venido aquí a hacer ejecuciones y a tirar cadáveres, pero son pertenecientes a esas células del crimen organizado y solamente vienen y los dejan aquí. La acción se está revisando constantemente, porque, bueno, así como el crimen organizado está buscando como penetrar, las instancias del gobierno federal, estatal y municipal, que estamos coordinados, también estamos buscando como repeler esas intenciones del crimen organizado por asentarse aquí”, expuso.

 

El interés constante de las organizaciones criminales, añadió, “es asentarse y obtener territorios".

“¿El crimen organizado que busca?, apoderarse cada día de más territorios, esa es su acción”, insistió.

 

En 2011, con Los Zetas en la entidad, la fiscalía registró 111 denuncias por homicidios dolosos, cometidos con armas de fuego y armas blancas, en 2012, 83; en 2013, 123; en 2014, 141, y en 2015, 143.

 

Vargas Aguilar insistió que las muertes violentas en Hidalgo son “hechos aislados”, al igual que el gobernador Fayad y el secretario de Seguridad Pública Mauricio Délmar Saavedra. 

lra