ESTADOS

Con drones, CJNG busca erradicar a rivales en Tierra Caliente

El cártel lidereado por “El Mencho” utiliza drones con cargas explosivas para tratar de destruir a sus enemigos de la región de Tierra Caliente de Michoacán

  • JUAN MANUEL GONZÁLEZ / CORRESPONSAL
  • 12/08/2020
  • 21:50 hrs
  • Escuchar
Con drones, CJNG busca erradicar a rivales en Tierra Caliente
El cártel lidereado por “El Mencho” utiliza drones con cargas explosivas para tratar de destruir a sus enemigos de la región de Tierra Caliente de Michoacán. Foto Juan Manuel González

TEPALCATEPEC.- Los drones cargados con C4 son ya una nueva arma de aniquilamiento del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en contra de la población de Tepalcatepec, Michoacán.

También lee: Sube de intensidad guerra entre autodefensas de Tepalcatepec y CJNG

Con fusiles de asalto, Barrett calibre .50 y lanzagranadas, el CJNG ataca desde tierra y, también, utiliza drones cargados con explosivos C4 para buscar asesinar a la población. La vigilancia armada de las comunidades en esa parte colindante con Jalisco también acotó la irrupción del crimen organizado a sus pueblos.

La Silla Rota dio a conocer, apenas en abril pasado, que el CJNG perpetraba nuevos ataques contra los pobladores de Tepalcatepec. Esos atentados eran desde avionetas, provenientes de sus centros de operaciones en Jalisco, desde donde lanzaban artefactos cargados con explosivo C4, cuyo acceso es exclusivo de fuerzas militares.

Al ser revelados esos ataques, las autoridades aumentaron su vigilancia aérea e inhibieron la penetración del CJNG en esas regiones; pero no contaban con que los drones son invisibles a sus radares.

Narco explota tecnología

Esos aparatos aéreos que son para captar imágenes desde el aire, han sido lanzados desde el cielo por la organización criminal del Nemesio Oseguera, “El Mencho”, en contra de sus enemigos.

Uno de los guardias comunitarios explicó a La Silla Rota que hasta el momento, ninguna detonación ha impactado en los habitantes, ni en las barricadas de las autodefensas.

Describió que la implosión se aprecia y se escucha a kilómetros de distancia y llega a ensordecer momentáneamente a las personas. Consideró que al ser una nueva arma de aniquilamiento, el CJNG todavía no sabe utilizar los drones con precisión.

 

Fotos Juan Manuel González

Sn embargo, reconoció que eso le generó preocupación a los comunitarios, pues conocen el impacto que puede tener una explosión de ese material.

“Este es un detonador de C4 que traían los drones del Cártel Jalisco Nueva Generación, para atacar a nuestro pueblo”, narró uno de las autodefensas  mientras muestra a La Silla Rota físicamente el artefacto explosivo.

Esos recipientes, describe, están cargados con material explosivo plástico y balines de metal, que tienen un sistema de detonación a distancia.

Los explosivos, indica, estaban sujetos a los drones con una cinta metálica de uso industrial que fueron encontrados al interior de un vehículo con blindaje artesanal.

Esa camioneta, relató, fue abandonada por un grupo de sicarios del CJNG en los recientes ataques a los pobladores de esa zona de la Tierra Caliente.

Al revisar la unidad, camuflada y rotulada con la sigla de la organización criminal, las autodefensas encontraron tres drones y cerca de seis artefactos explosivos.

Los recipientes de las bombas estaban cargados con ese explosivo plástico, que iban a ser lanzados por el Cártel Jalisco Nueva Generación en contra de la población y de la lucha civil armada.

“Ahí se ve lo que traen adentro. Son balines. Como una munición de acero. Son bolas de fierro”, agrega el joven, con rifle en mano y sin temor a una explosión.

Por lo peligroso, los pobladores decidieron destruir los drones y dejar en zanjas alejadas de la población esos explosivos, a los que tuvo acceso La Silla Rota.

En el recorrido que realizó LSR por esa región, que el CJNG ha convertido en su blanco de ataque, todos hablan también de las otras herramientas criminales.

Abren caminos con maquinaria pesada

Ese cártel liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, realiza otras acciones que antes no se veían: abrir caminos con maquinaria para conectar brechas.

Los habitantes dijeron que eso ha permitido que el cártel avance por accesos en los que no hay seguridad, lo cual también los orilló, como autodefensas, a extender sus bases.

Ahora, ya buscan la manera de detectar cada dron que sobrevuele el cielo que techa el municipio de Tepalcatepec, ubicado a 250 kilómetros de la capital michoacana.

En julio pasado, en redes sociales circularon videos grabados desde drones en los que el Cártel Jalisco Nueva Generación evidencia la entrega de despensas, para las familias afectadas por la pandemia por covid-19.

Eso ocurrió en Cerro de Ortega, una comunidad del municipio de Tecomán, Colima, colindante a Coahuayana, Michoacán.

En la toma aérea difundida se aprecia la entrega masiva de despensas a la población, de esa región de la sierra-costa, donde presumen su supuesta simpatía de la base social.

Ese es otro de los usos que le ha dado el CJNG a los drones y que en ambos casos, han dejado evidencias de la otra cara de la tecnología, en manos del crimen organizado.