ESTADOS

Con 600 pares de zapatos, exigen justicia para Jessica en Michoacán

La joven de 21 años de edad salió de su casa en la capital michoacana y regresó muerta cuatro días después; fue asesinada por un estudiante de 18 años de edad

  • JUAN MANUEL GONZÁLEZ / CORRESPONSAL
  • 01/02/2021
  • 13:55 hrs
  • Escuchar
Con 600 pares de zapatos, exigen justicia para Jessica en Michoacán
La joven de 21 años de edad salió de su casa en la capital michoacana y regresó muerta cuatro días después; fue asesinada por un estudiante de 18 años de edad. Foto Juan Manuel González

MORELIA.- El centro de Morelia amaneció sin personas, al ser cerrado como medida sanitaria para contener la aceleración de contagios de covid-19; sin embargo, 600 pares de zapatos rojos alfombraban la principal avenida de la capital michoacana.

TAMBIÉN LEE: Autodefensas toman bastión del CJNG en Michoacán

Ese performance fue la manera en la que familiares y amigos de Jessica González Villaseñor presionan a la Fiscalía de Michoacán para que no deje cabos sueltos en las investigaciones del feminicidio y logre una pena ejemplar para el responsable.

La joven de 21 años de edad salió de su casa en la capital michoacana y regresó muerta cuatro días después; fue asesinada por un estudiante de 18 años de edad.

Fotos Juan Manuel González

La recién egresada de la licenciatura en Educación por el Colegio Salesiano Anáhuac, acababa de ganar el concurso para una plaza de docente.

Cuatro días después de su desaparición, Jessica González fue hallada muerta a golpes y vejada, en una zona boscosa de la parte alta de la ciudad de Morelia.

Su presunto homicida, Diego Urik N, fue capturado días después en un hotel del municipio de Cihuatlán, Jalisco.

El estudiante de 18 años de edad, fue presentado el 1 de febrero ante un juez, como probable responsable de abusar sexualmente, golpear y asesinar a Jessica.

Desde entonces está preso en el Centro de Reinserción Social “David Franco Rodríguez”, donde enfrenta también su proceso penal.

Este martes, se cumple el plazo que otorgó el juez, como etapa complementaria para que la Fiscalía presente todas las pruebas del caso.

Por ello, los familiares y amigos de Jessica se manifestaron este lunes con lonas y la dispersión de pares de zapatos rojos.

Cristo González Villaseñor, hermano de Jessica, dijo que es una medida de presión a la FGE y en memoria de las mujeres víctimas de desaparición y homicidio del país.

Explicó que a pesar de que mañana se vence el plazo fijado por el juez, la Fiscalía solicitará una ampliación de dos meses más, para según, recabar más pruebas.

Para Cristo González, esa determinación les extrañó y adelantó que la condena que obtenga la FGE contra el presunto responsable, será el reflejo de su trabajo.

Señaló además que será el mensaje de la Fiscalía, a la ciudadanía, de si la justicia en México es confiable o no.

SE VUELVEN ACTIVISTAS

Desde su desaparición, los familiares y amigos cercanos a Jessica, se convirtieron en activistas para exigir un alto a las desapariciones y asesinatos de mujeres.

También exigen justicia para las víctimas directas e indirectas; actividades que a decir de Cristo Villaseñor, no van a dejar de hacer, aunque siempre sujetas a la legalidad.

Aclaró que incluso, su manifestación de este lunes en pleno centro de la capital michoacana la realizaron con muy pocos asistentes y con todas las medidas sanitarias.

Reiteró que desde sus casas y posibilidades, todos los ciudadanos deben unirse a las exigencias de que en este país se haga algo para detener la violencia contra las mujeres.

Eso, contó, fue el motivo de que colocaran en el piso los 600 pares de zapatos pintados de rojo, en representación de todas las mujeres que salen de sus casas y ya no vuelven o regresan muertas, golpeadas y/o vejadas.