ESTADOS

Clausuran relleno sanitario de Veracruz

El cierre del basurero obliga al Ayuntamiento a determinar a qué otro sitio serán enviados los desechos urbanos

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 13/08/2019
  • 17:16 hrs
  • Escuchar
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz
  • Clausuran relleno sanitario de Veracruz

    El basurero municipal de Veracruz fue clausurado por la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PMA) la tarde de este martes, luego de realizar una inspección en el sitio para determinar las condiciones en la que operaba la empresa Veolia, concesionaria del relleno sanitario.

    La dependencia estatal determinó que se detectaron diversas agravantes que contravienen la Ley Estatal de Protección al Ambiente y la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos.

    Sin embargo, al hacer el requerimiento de la empresa concesionaria y del Ayuntamiento para deslindar responsabilidades, no hubo respuesta de ninguna de las dos partes para solventar las observaciones.

    Por parte de Veolia, se informó a la PMA que el contrato firmado para prestar servicios solo incluye el almacenamiento de los desechos sólidos que llega a través de los camiones recolectores en los montículos de basura, pero no el tratamiento final y compactación que se debería realizar en un relleno sanitario.

    En el caso del ayuntamiento, se dio atención por parte del subdirector de Limpia Pública, quien declaró a la autoridad estatal no tener ningún tipo de facultad para dar respuesta.

    Por lo anterior se determinó proceder con la clausura temporal, en tanto se concede un plazo de cinco días para que la entidad conducente se presente en las oficinas de la PMA para atender el requerimiento.

    DERRAME DE LIXIVIADOS Y MAL MANEJO DE BASURA

    El jefe de Inspección y Vigilancia de la PMA, Gaspar Monteagudo Hernández, indicó que, entre otras cosas, se detectó el derrame de lixiviados sobre el cauce del río Grande y una laguna del Sistema Lagunar Interdunario.

    Otras anomalías detectadas que se incluyeron en el acta de hechos fue el hallazgo de residuos peligrosos, residuos de manejo especial y residuos clínicos tirados a cielo abierto sin ningún tipo de tratamiento.

    Lo anterior descrito muestra un daño ambiental evidente, de acuerdo con el funcionario, quien adelantó que podría derivar en una sanción, sin importar que en los siguientes cinco días acuda el concesionario o el Ayuntamiento a comparecer.

    De acuerdo a la Ley 847 se impondría una multa que iría de las mil a las 80 mil Unidad de Medida y Actualización (UMA), lo que se traduce de 80 mil a los 640 mil pesos.

    Aunado a los trabajos de remediación ambiental que la autoridad determine, de acuerdo a las afectaciones detectadas en el entorno; además de la clausura del lugar conforme a los lineamientos establecidos por la autoridad ambiental.

    De manera diaria se calcula el ingreso de entre 500 y 600 toneladas de basura provenientes de colonias y fraccionamientos de la ciudad de Veracruz, por lo que el cierre del basurero obliga al Ayuntamiento a determinar a qué otros sitios serán enviados los desechos urbanos.

    ANTECEDENTES

    El 20 de agosto del 2007, cuando era presidente municipal el ahora senador de la República por el PAN, Julen Rementería del Puerto, se autorizó el título de concesión para que la empresa Proactiva Medio Ambiente S.A. de C.V. se encargara de la disposición final de los desechos sólidos generados en la ciudad de Veracruz.

    El contrato otorgado a 15 años estableció como condición que dicha empresa se encargara de la clausura del relleno sanitario localizado en el predio conocido como La Exhacienda Santa Fe, el mismo que sigue en funcionamiento.

    Pero al mismo tiempo construir un nuevo relleno sanitario en el predio denominado Loma de la Iguana y Atillo en el Municipio de La Antigua, el cual sustituiría el que ya en ese momento se describía como saturado.

    En tanto el nuevo espacio se ponía en operaciones, el relleno sanitario antiguo seguiría siendo utilizado.

    Es al concluir la administración municipal de Julen Rementería del Puerto que inician las complicaciones para Proactiva, pues a pesar de haber terminado la construcción del relleno sanitarioen Loma de la Iguana se presentan problemas "no imputables a la empresa".

    Dicho problema se atribuye al cierre del retorno sobre la autopista Veracruz-La Antigua que serviría para el ingreso de camiones de basura al nuevo relleno sanitario, el cual se genera coincidentemente cuando el exalcalde arribó al cargo de Coordinador de Centros SCT.

    Lo anterior obligaría a los camiones recolectores a pagar la caseta de peaje para en dos ocasiones para poder ingresar al predio Loma de la Iguana, encareciendo el costo y convirtiendo el depósito de basura en un negocio incosteable.

    Sin embargo, en los gobiernos municipales siguientes no hubo intención de hacer cumplir a la empresa con el correcto manejo de los residuos sólidos, pues amparados en el contrato original el servicio en el relleno sanitario de la Exhacienda Santa Fe sería únicamente para acomodar la basura.

    El 15 de septiembre del 2017 el exalcalde Ramón Poo Gil, aprobó ratificar por 15 años más el título de concesión a Proactiva, en medio de la protesta de integrantes del cuerpo edilicio que denunciaron como desde un principio dicha compañía fue favorecida, primero por el panista y en esta ocasión por el edil priista

    Ese mismo año, Proactiva fue adquirida por la empresa transnacional Veolia, que nuevamente asume los compromisos de clausurar el sitio de destino final de la basura y abrir un nuevo relleno sanitario.

    En esta ocasión se acuerda que la Administración Portuaria Integral de Veracruz otorgará un terreno de 172 mil hectáreas en un predio aledaño para el nuevo relleno sanitario.

    Se acuerda restituir el pago mensual que se otorga a la empresa, cuya cantidad 96 pesos por toneladas de basura recibida, que en ese entonces se fija en 545 toneladas diarias.

    Sin embargo, sigue sin cumplirse con el cierre del sitio y el pago a la empresa se sigue haciendo de manera puntual.