ESTADOS

Chofer firmó por ‘cobijagate’ en NL

El ahora ex trabajador estatal Luis Alfonso Álvarez López dijo desconocer por qué lo eligieron a él para recibir las cobijas

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 14/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Chofer firmó por ‘cobijagate’ en NL
Las cobijas con valor de unos 30 millones de pesos debieron recibirse por personal de la Secretaría de Desarrollo Social. Foto de la web

MONTERREY, Nuevo León (La Silla Rota).- Un chófer ahora ex empleado del gobierno estatal que fue despedido, echó abajo la versión de la Contraloría estatal de que no entraron las 200 mil cobijas pues afirma que él las recibió y firmó solamente notas de remisión.

Luis Alfonso Álvarez López compareció en el caso del cobijagate donde dijo desconocer por qué lo eligieron a él para recibir en  diciembre del 2015 las cobijas en una bodega del municipio de Escobedo y que llegaron en 20 tráilers.

Álvarez ingresó al gobierno de Jaime Rodríguez en diciembre del 2015 como chofer en la Dirección de Coordinación Administrativa, de la Tesorería estatal y tras el caso de las cobijas fue despedido y en  enero pasado salió su último sueldo de  15 mil 488 pesos.

Sin darle explicaciones le despidieron y le entregaron una compensación de 12 mil pesos y afirma que no hizo nada malo y que es como si él tuviera la culpa del asunto.

Declaro que del 24 de diciembre en adelante quizá el 26 recibió las cobijas.

El ex chófer no recuerda el nombre de quién le mandó a la bodega en el municipio de Escobedo y solo afirma que cuando le dieron la orden estaba en el piso 10 pero no detalla qué edificio.

Rogelio Benavides Pintos, ahora ex Subsecretario de Administración avaló la compra de las cobijas que presuntamente habrían Sido pagadas a un precio tres veces mayor que el original.

Benavides labora en el gobierno panista de Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas como asesor, tras su renuncia al cargo en Nuevo León con una sanción administrativa mínima.

Las cobijas con valor de unos 30 millones de pesos  debieron recibirse por personal de la Secretaría de Desarrollo Social en la bodega de la dependencia en la Colonia Coyoacán, de Monterrey, con una acta que especificara qué mercancía se recibía.

Sin embargo no fue así y se recibieron en Escobedo sin los documentos requeridos y con solamente notas de remisión de la Comercializadora Mirof.

kach