ESTADOS

Casos de discriminación sin atender por ley inactiva

Se encuentran desprotegidas y en riesgo de sufrir actos de discriminación debido a una ley que se aprobó pero no se ha hecho efectiva

  • MÓNICA MIRANDA / CORRESPONSAL
  • 26/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Casos de discriminación sin atender por ley inactiva
La ley se aprobó en 2014, pero nunca se hizo efectiva (Foto. tomada de la web)

Sonora (La Silla Rota).- Personas con diferentes nacionalidades, religión, preferencias sexuales, edad o apariencia física en Sonora, se encuentran desprotegidas y en riesgo de sufrir actos de discriminación debido a una ley que se aprobó pero no se ha hecho efectiva.

Con votación unánime el 28 de octubre de 2014 los diputados de la entonces legislatura, aprobaron la Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar Actos de Discriminación, propuesta por el legislador del PRI Abraham Montijo Cervantes.

A la fecha esta ley continúa sin hacerse efectiva en Sonora. Con el cambio de legislatura en septiembre de 2015, no se ha mostrado avances en la materia, por lo que personas con preferencias sexuales distintas han padecido actos de discriminación al no tener una normatividad en funciones que las proteja.

 Este decreto buscaría dar cumplimiento a las obligaciones internacionales adquiridas por el Estado Mexicano a través de la ratificación de los convenios y tratados internacionales.

 El dictamen fue elaborado por la Comisión de Justicia y Derechos Humanos y se expuso que la discriminación es un problema persistente que segrega, excluye y principalmente niega o limita del acceso y disfrute de sus derechos y libertades a las personas.

Montijo Cervantes explicó ese día que se con esa ley se protegerían a los ciudadanos de no ser víctimas de actos discriminatorios que atentaran contra su integridad moral, ya sea por su religión, nacionalidad, orientación sexual, vestimenta o edad.

En 2014 Sonora era uno de los últimos estados que implementaba una ley como esta, el número 29 exactamente y prometía con ello, reducir los casos índices de discriminación y apoyar a las instituciones dedicadas a prevenir este tipo de ofensas.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Raúl Ramírez Ramírez  enfatizó que con esta ley se reforzarían las acciones en la dependencia para castigar esos actos, ya que la norma especifica que son hasta mil salarios mínimos de sanción a quien discrimine a cualquier persona, sin embargo, el área de derechos sexuales de la CEDH se ha visto impedida de formalizar las denuncias que reciben por la nula activación de esta ley.

Casos de discriminación no son atendidos por CEDH a causa ley inactiva

La titular de derechos sexuales de la CEDH María Luisa Alatorre Castañeda explicó que debido a que la ley contra la discriminación en Sonora no se ha puesto en marcha desde octubre de 2014 que fue aprobada en el Congreso Local, la Comisión Estatal de Derechos Humanos no puede hacer válidas las quejas que recibe la instancia de personas que son discriminadas a causa de su preferencia sexual.

Dijo que, por lo pronto lo que está dentro de sus facultades como institución, es trabajar en la orientación a las víctimas para que puedan defender su integridad moral, además se buscan otras alternativas para clasificar la ofensa dentro de otro código que sí cuente con ejecución legal en el catálogo de leyes en Sonora.

“Se busca la manera de encontrar por donde podemos entrar en la ley, en los casos donde se niega el servicio médico, nosotros lo interpretamos como una negación al derecho a la salud, o si alguna autoridad municipal los acosa en la calle por su apariencia se reporta esta situación”.

Por tal motivo, señaló que la CEDH busca trabajar con seguridad públicas municipal, secretaría de salud y otras dependencias de gobierno para ofrecer talleres y pláticas de sensibilización que ayuden a generar un ambiente más incluyente para las personas gays.

Invitó a la población a que se acerquen a conocer sus derechos sexuales ya que esta rama abarca desde la educación que reciben en la escuela hasta los gustos por la manera de vestir aun cuando no se trate de personas homosexuales.

Señaló que la población que acude con más frecuencia a Derechos Humanos son jóvenes interesados en conocer sus derechos sexuales, así como gays y transexuales que desconocen las libertades y limitaciones a las que tienen acceso por sus preferencias y gustos en forma de vestir y comportarse en vía pública.

"Vienen muchas parejas gays que han sido discriminadas en la calle por personas en general, incluso por policías, por el simple hecho de tomarse de la mano o darse un beso, es increíble pero hay policías que les llaman la atención por eso".

Congreso modificó el código penal pero no puso en función ley existente

La actuación más reciente que ha tenido el Congreso Local a partir de la presente legislatura en este tema, fue en noviembre de 2016, con la modificación al Código Penal del Estado, en el cual se tipificó el acoso sexual y la discriminación como delitos, pero es ajena a la ley que ya existía para prevenir, combatir y eliminar actos discriminatorios.

El dictamen presentado por las comisiones unidad de Justicia y Derechos Humanos y de los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud establece que el delito de discriminación se perseguirá por querella y las sanciones serán de uno a tres años de prisión o de ciento cincuenta a trescientos días de trabajo a favor de la comunidad.

Asimismo, quien incurra en ese delito deberá cubrir una multa de hasta doscientas unidades de medida y actualización.

Incurre en discriminación quien por razones de origen o pertenencia étnica o nacional, raza, color de piel, lengua, género, sexo, preferencia sexual, edad, estado civil, origen nacional o social, entre otras, atente contra la dignidad humana.

Asimismo, quien por condición social o económica, condición de salud, embarazo, opiniones políticas o de cualquier otra índole anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas, señala el documento.