ESTADOS

Carmen, su mamá murió por negligencia y su papá contagió de covid

Carmen se une a la queja de decenas de personas contra instituciones médicas públicas y privadas donde han denunciado negligencia médica

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 13/09/2020
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Carmen, su mamá murió por negligencia y su papá contagió de covid
Denuncian negligencia médica en hospitales públicos y privados de Nuevo León (Foto: Cuartoscuro)

MONTERREY.- Carmen ha pasado semanas difíciles, su madre murió en una clínica privada por una presunta negligencia médica, su padre se puso grave por covid-19 y casi toda la familia se contagió.

Por si fuera poco, su negocio de alimentos tuvo que ser cerrado ante la pandemia y la situación que vive la familia empeoró.

Ella está molesta porque sostiene que su madre murió por negligencia cuando la llevaron por otro malestar a una clínica en la localidad de Guadalupe.

"Así es y más porque fue por una negligencia. A raíz de una inyección intravenosa que le causó la reacción de un infarto fulminante, el doctor sólo dijo ya venía mal y no era cierto. Mamá estaba perfectamente bien", cuenta.

Carmen se une a la queja de decenas de personas contra instituciones médicas públicas y privadas donde, aseguran, en muchas de ellas no tienen la infraestructura ni el equipo para solventar una emergencia, pero, dicen, ante la gravedad del caso, los pacientes van al primer nosocomio que encuentran, pues "no tienen nada ese tipo de clínicas para dar atención urgente", expone.

En plena pandemia, Lizeth Santillán llevó a su papá Homero, de 52 años de edad, a la clínica 34 del IMSS; había sufrido un paro cardíaco. Luego tuvo fiebre y el personal médico le informó que se le iba a cambiar a la clínica 17 porque tenía coronavirus. No les dieron más explicaciones ni les mostraron los resultados de una prueba.

"Mientras mi mamá se fue a descansar por cubrir el turno, los doctores de la clínica 34, al ver que tenía fiebre, decidieron enviarlo a la 17 como paciente covid-19. No le avisaron a mi mamá, sólo se lo llevaron y lo dejaron en urgencias, mi mamá no fue notificada y a mi papá no le hicieron ninguna prueba", abundó.

Ningún familiar firmó una autorización de salida y así lo trasladaron a urgencias de la clínica 17 sin recibir atención médica especializada por el cateterismo cardíaco que le fue realizado.

Ante la nula respuesta de atención decidieron llevar a su padre a un hospital privado.

Nadie en el sector salud público le dio una respuesta a su denuncia en redes sociales, sólo el titular de Salud estatal Manuel de la O Cavazos, señaló que checaría el caso. No hubo más.

"Nos dio mucha impotencia el hecho de saber que eres un trabajador, trabajas tantos años pagando el seguro para que cuando es necesario salgan con estas malas acciones", dijo.

El abogado Aníbal Garza que defiende y ha logrado amparos para niños con cáncer, lamenta la situación en el sistema de salud público que es, dice, insuficiente y deficiente lo que lleva a la negligencia. 

"No sólo los padres de familia de los niños son los que sufren esta negligencia, se extiende a otras enfermedades, es un problema de fondo que, ningún gobierno ha enfrentado y mucho menos solucionado", añade.

En el caso de Carmen, su madre iba a atenderse de una úlcera pequeña en un pie, y por ellos acudieron a una clínica, chiquita, privada.

La mujer narra más vicisitudes que padece la familia. "Ahora cuidamos a papá, hasta cerramos el local (venta de comida) también nos dio covid y no sabes cuánto hemos estado sufriendo. Sobre todo papá, él sí estuvo más grave. Pero gracias a dios ya está mejor. Lo hemos sometido ya a 4 intervenciones quirúrgicas y ahora está estable".

"Hay que recalcar la importancia de tener lo indispensable para este tipo de situaciones. Sé que ya se les había muerto otra persona en esa clínica a la que fuimos, no quisimos proceder debido también al estado de salud de papá y no quisimos hacerle la autopsia al cuerpo de mamá. Ni tiempo de demanda", señala.

Reitera que toda la familia tuvo coronavirus y su padre, con neumonía, se puso grave. "Mi mamá la cuidamos tanto del virus y mira cómo falleció.  A papá sí lo interné en la clínica 33, pero lo saqué después que estuvimos 16 horas ahí sin atención".

"Cuantas cosas vimos, la falta de atención y desabasto de oxígeno. Pruebas y atención tardadas, por eso se muere la gente, llegan con otra enfermedad y terminan contaminandose del virus y la falta de atención".

Otro caso de negligencia

En otro caso, en febrero de 2019 murió la esposa de Juan Manuel González que acusa negligencia y espera una respuesta todavía.

Su mujer fue trasladada de Servicios Médicos Municipales de Monterrey, al Hospital Universitario, pero en este nosocomio perdieron el oficio que les remitieron donde iban redactadas las indicaciones para su abordaje médico.

Se le pasó a terapia intensiva sin que le avisaran a sus familiares y perdió la vida María Amabelly Hernández González, de 60 años de edad, que padecía insuficiencia renal crónica.

"Le entregan el oficio, todo el oficio, son practicantes, estudiantes... pierden el oficio de todas las indicaciones médicas de la doctora, de lo que tenían que hacer y qué ponerle, hipertensivos, oxígeno , la hemodiálisis, el omeprazol, lo pierden y la tienen como 7 ó 9 horas sin hacerle nada", denunció entonces el ahora viudo quien reclama, "Fue una negligencia médica del Hospital Universitario, nunca me avisaron que estaba infartada, no me dejaron acercarme ni a la cama donde estaba toda tapada, intubada".

Pidió una investigación y dice que no des andará hasta que paguen los responsables.


bl