ESTADOS

Calor y problemas económicos detonan riñas callejeras

El psiquiatra Mario Ortiz Rovirosa explica que no se trata de hechos exclusivos de la sociedad veracruzana, pero detalla porqué ocurren

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 12/07/2019
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Calor y problemas económicos detonan riñas callejeras

En los últimos dos días en la ciudad de Veracruz se viralizaron en redes sociales dos riñas callejeras, una de ellas terminó en una situación lamentable para uno de los involucrados.

El primer hecho ocurrió el miércoles 1 de julio, cuando dos hombres se liaron a golpes por un cajón de estacionamiento. Uno de ellos sacó un cuchillo táctico y se lo enterró en el ojo al otro, causando que perdiera la vista después de una intervención quirúrgica que se prolongó varias horas para retirar el arma que atravesó el cráneo.

El segundo hecho ocurrió el jueves 11 de junio, cuando un grupo de jóvenes dividido en dos bandos se involucraron en una pelea campal en plena zona turística de la ciudad de Veracruz.

La grabación fue difundida en redes sociales y en ella se puede observar cómo algunas bicicletas de alquiler estacionadas en las banquetas son utilizadas como proyectiles, ante la mirada de quienes apreciaban el amanecer jarocho.

Las razones de este tipo de hechos son explicadas por el médico psiquiatra Mario Ortiz Rovirosa, quien explica que no se trata de hechos exclusivos de la sociedad veracruzana, pero que podrían explicarse desde el punto de vista de la psiquiatría de la siguiente manera:

1.            Altas temperaturas: "El calor está comprobado que genera violencia, en el calor húmedo como es Veracruz lo que se respira es oxigeno cargado de agua, eso no permite que el cerebro trabaje normalmente".

2.            Antecedentes personales: "La forma de ser de cada persona".

3.            El momento en que ocurrió: "Qué pudo haber sucedido para que alguien se sintiera enojado y el otro continuara, porque lo que hemos visto es increíble".

4.            Nivel social: "Hay una incertidumbre a nivel social, la gente vive bajo una incertidumbre, inestabilidad social, no sabemos qué va pasar y eso genera las ganas de sacar esa ira".