HISTÓRICO

Bosques Saldívar, el poblano que salvó a miles de los nazis

Por medio de más de 40 mil visas consiguió ayudar a igual número de personas a huir de la muerte y refugiarse en México
Bosques Saldívar, el poblano que salvó a miles de los nazisBosques Saldívar, el poblano que salvó a miles de los nazis.

LEE TAMBIÉN

Google rinde homenaje a Gilberto Bosques Saldívar

El mexicano salvó la vida de más de 30 mil refugiados durante la Segunda Guerra Mundial


Hace unas semanas la empresa Google dedicó uno de sus famosos doodle a un mexicano llamado Gilberto Bosques Saldívar por motivo de su aniversario luctuoso.

Pero, ¿Quién era Gilberto Bosques Saldívar y por qué su importancia?

Bosques Saldívar fue un diplomático poblano y uno de los enviados especiales de, el entonces presidente, Lázaro Cárdenas a Europa para difundir la imagen de México como un país progresista e incluyente para los perseguidos políticos.

Entre 1939 y 1942, Gilberto fue enviado como cónsul general de México en Francia, una época en la que dicho país vivía de manera cercana la terrible realidad tanto del franquismo español como del nazismo alemán.

Cuando el ejército de Adolfo Hitler comenzaba a tomar Francia, por medio de más de 40 mil visas consiguió ayudar a igual número de personas a huir de la muerte y refugiarse en México.

Todo esto lo hizo cuando vivió en París, pero cuando los nazis tomaron la ciudad, tuvo que refugiarse en Marsella en un nuevo consulado.

Ahí su labor fue mucho más peligrosa y elaborada, ya que junto con otros diplomáticos alquiló 2 castillos a los alrededores de la ciudad para albergar a mil 350 personas, hombres y mujeres, la mayoría españoles que huían del franquismo, para evitar que los nazis los capturaran.

Ahí consiguió crear un servicio médico, una oficina jurídica, una escuela e incluso montó obras teatrales y hasta realizó competiciones deportivas.

Sin embargo, cuando México le declaró la guerra a Alemania, Gilberto Bosques Saldívar fue encarcelado.

Fue liberado hasta 1944 y hasta esta fecha consiguió volver a México.

Continuó congruente a sus convicciones ideológicas y morales, fue diplomático en Suecia y Cuba, pero cuando llegó Gustavo Díaz Ordaz a la presidencia de México se retiró de la vida pública: "no quería verme en el caso de colaborar con ese señor", dijo.

Con información de MasDeMx





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información