ESTADOS

Bonilla dejará deuda de 24 mmdp; una cuarta parte la adquirió en sus 2 años

Entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, el gobernador de BC pidió 12 créditos a corto plazo por 3,300 mdp; la semana le autorizaron otra deuda de 3,000 mdp

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 26/04/2021
  • 21:19 hrs
  • Escuchar
Bonilla dejará deuda de 24 mmdp; una cuarta parte la adquirió en sus 2 años
Entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, el gobernador de BC pidió 12 créditos a corto plazo por 3,300 mdp; la semana le autorizaron otra deuda de 3,000 mdp. Fpto Cuartoscuro

TIJUANA.- “Nuestra idea de gobernar no es ir a pedir prestado”, dijo a la prensa el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, cuando apenas tenía una semana al frente de la administración estatal y criticaba los manejos financieros de su antecesor, el panista Francisco “Kiko” Vega.

También lee: La gira de Bonilla por San Diego, del beisbol al casino

Ahora, a seis meses de terminar su gestión de dos años, datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) revelan que el morenista pidió 12 créditos a corto plazo, por 3,300 millones de pesos entre noviembre y marzo pasados, sin descontar que el Congreso local le aprobó la semana pasada la contratación de un crédito por otros 3 mil millones de pesos más.

En resumen, el reporte de Disciplina Financiera de la SHCP dice que mientras Bonilla Valdez recibió en 2019 una deuda multianual por 17,430 millones de pesos, para diciembre del 2020 los compromisos ya habían pasado a 20,981 millones, y a eso habría que sumarle los 3 mil millones recién autorizados que todavía no aparecen en el informe público.

Entonces quien gane la gubernatura de Baja California el próximo 6 de junio recibiría una deuda multianual de casi 24 mil millones de pesos, de los que 6,551 millones (una cuarta parte) serán herencia de Bonilla Valdez en dos años de gobierno.

Para los créditos de corto plazo el gobernador no tuvo que pedir autorización al Poder Legislativo, porque lo permite la Ley de Disciplina Financiera, pero también lo obliga a cubrir esos compromisos al menos tres meses antes de que termine su administración, y eso es julio de este año.

Según la justificación inscrita por el gobierno de Baja California para los 12 créditos a corto plazo, el dinero fue usado para “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

En cambio, el gobernador sí tuvo que recurrir al Congreso local, de mayoría morenista, para buscar los 3 mil millones de pesos adicionales, pues endeudará a tres administraciones estatales completas y el inicio de una cuarta, ya que el plazo para pago es hasta 20 años.

Según el dictamen 175 de la Comisión de Hacienda, aprobado por 19 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención, el gobernador usará los recursos para construir obra pública diversa, desde salud, educación, servicios hídricos y carreteras hasta mejoras a la infraestructura pública y de seguridad.

LAS AMBIGUEDADES EN EL GASTO

Pero esa ambigüedad en el uso de los recursos fue observada por los legisladores Javier Robles y Juan Carlos Rábago, el primero del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el segundo del Partido de Baja California (PBC).

“No podemos buscar el endeudamiento de nuestro estado, cuando en el presupuesto de egresos ya se etiquetaron los gastos para obra pública. Debemos priorizar la estabilidad de las finanzas públicas ante una crisis económica que nos envuelve, derivada de una pandemia en la que seguimos viviendo”, subrayó Juan Carlos Rábago.

No vemos algo más sólido, podría ser una aprobación, con todo respeto, hasta irresponsable (…) yo no veo ningún proyecto de inversión, ni anteproyecto


BC, CON MARGEN PARA DEUDA: SHCP

Baja California se encuentra en color verde con nivel de deuda estable según el Sistema de Alertas de la SHCP, en el que solo cinco estados: Nuevo León, Quintana Roo, Coahuila, Durango y Chihuahua, están en color amarillo o Endeudamiento en observación.

El estado podría pedir este año préstamos por hasta 4,500 millones de pesos, argumentó el gobierno estatal en su solicitud al congreso, con base en el mismo semáforo de la autoridad hacendaria.

Evangelina Moreno Guerra, de Morena, defendió la contratación de la deuda y dijo que se pagará con hasta el 25% de los recursos federales del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

Las finanzas públicas del estado de Baja California no se verán amenazadas. Por el contrario, las finanzas del estado se fortalecerán, porque habrá inversión de obra pública


Ese mismo argumento usó el gobernador Jame Bonilla al inicio de su administración en 2019, cuando ya como gobernador electo detuvo el intento del todavía mandatario Francisco Vega para refinanciar 8 mil millones de pesos de la deuda.

Una vez detenido el proyecto, Bonilla Valdez refinanció más de 12 mil 450 millones de pesos para liberar flujo de efectivo a corto plazo reduciendo los pagos anuales a cambio de extender la deuda hasta el 2040, cuando también se harán los pagos más grandes.

 

rst