ESTADOS

Bonilla abre nuevo frente, ahora contra Poder Judicial

El gobernador de Baja California arremetió contra jueces federales luego de que liberaran a presuntos narcotraficantes en días pasados

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 19/10/2020
  • 18:52 hrs
  • Escuchar
Bonilla abre nuevo frente, ahora contra Poder Judicial
El gobernador de Baja California arremetió contra jueces federales luego de que liberaran a presuntos narcotraficantes en días pasados; el presidente del Tribunal Superior de Justicia rechazó los señalamientos. Foto Cuartoscuro

TIJUANA.- La reciente liberación de presuntos delincuentes puso al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, a lanzar acusaciones de corrupción en contra de jueces.

También lee: Bonilla pierde otra batalla y arremete contra la SCJN

“Luego dicen que me enojo. Cómo no me voy a enojar con tanta incompetencia en el sistema judicial y tanta corrupción (…) forman los juzgados parte de la delincuencia, más que de la seguridad”, afirmó el sábado en su transmisión diaria.

Su reacción fue a una pregunta enviada por un medio de comunicación local a propósito de la liberación de una mujer detenida por la Guardia Nacional (GN) en el aeropuerto de Tijuana.

El aseguramiento fue dado a conocer el 14 de octubre por esa corporación en su cuenta oficial de Twitter, donde publicó que la detenida está embarazada y que llevaba adherido al cuerpo, con una faja especial, un paquete de heroína.

Para mí y para la mayor parte de la población, porque recibimos cientos de comentarios, aquí hay corrupción en ese juzgado. Piensa mal y acertarás, señor juez. Lo que hiciste deja un mal sabor de boca en Baja California en tu juzgado. Ojalá que en México lo revalúen, porque venir aquí a hacer este tipo de acciones no hacen más que hacerle daño a nuestro estado


Según notas periodísticas, el juez federal determinó que la detención realizada por los elementos de la GN en la terminal área fue ilegal, así que desechó las acusaciones de la Fiscalía General de la República (FGR).

“Todo mundo sabemos la corrupción tan tremenda que hay en los juzgados. Este juzgado se queda muy claro que esa no es la voluntad del pueblo. ¿En qué se basó el juez, teniendo todas las evidencias, para dejar y soltar a una persona?”, insistió el mandatario morenista

Yo no sé de dónde sea el juez, ni qué intereses tenga en este caso, pero yo soy más mal pensado. Cuando un juez deja suelta a una persona tan señalada, tan culpable con las evidencias, busca los recovecos de la ley para dejarlos salir


JUECES EN EL OJO DEL HURACÁN

Esta fue la segunda ocasión que un tribunal federal apareció en el ojo público en menos de una semana en Tijuana, porque el pasado lunes 12 de octubre otro juez permitió a dos presuntos miembros del crimen organizado seguir sus procesos en libertad.

Los acusados son Edgar “N”, “Cabo 89”, y Víctor “N”, “Cabo 85”, detenidos en un par de operativos realizados por la policía de Tijuana, el ejército y la Fiscalía Estatal, autoridades que los identifican como integrantes del Cártel Tijuana Nueva Generación (CTNG).

Detención del Cabo 85. Foto Fiscalía General de BC

En comunicados de prensa, esas corporaciones los relacionaron con la violencia que azota a esta frontera, producto de una sangrienta estela de asesinatos ocasionada por la lucha que sostienen los cárteles para controlar la venta de droga en las calles de algunas colonias.

Esa pugna, según investigadores locales, está detrás de la mayor parte de los casi 1,600 asesinatos registrados en lo que va de este año en Tijuana, 91 de ellos en octubre.

Según la información oficial, los hombres fueron acusados de portación de arma de fuego, aunque la fiscalía estatal afirmó que la pistola calibre 9 mm, decomisada en la detención del “Cabo 85”, junto a otro hombre del que no hay mayores antecedentes oficiales, está relacionada con tres asesinatos cometidos entre finales de diciembre de 2019 e inicios de este año.

Detención del "Cabo 89". Foto Policía de Tijuana

Sobre esa liberación fue Arturo González Cruz, ahora alcalde de Tijuana con licencia, quien habló. Y lo hizo para responsabilizar a Jaime Bonilla Valdez, con quien desde hace semanas mantiene un enfrentamiento público por la elección del 2021, donde el primero quiere la candidatura a gobernador por Morena.

“No está viendo los asuntos que le competen precisamente al estado, que son la investigación y persecución además de la prevención. Que si el tema es por los tribunales, el gobernador puede solicitar al congreso cambie algunas leyes para que no permitan esas circunstancias. En eso debería trabajar en lugar de estar denostando a Tijuana”, acusó González Cruz.

RECHAZAN SEÑALAMIENTOS

Los señalamientos en contra de jueces son una historia conocida en Baja California, donde los delitos relacionados con narcomenudeo son cosa de todos los días, y el mismo Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Baja California, Jorge Ignacio Pérez Castañeda, respondió por lo que respecta a los delitos del fuero común.

Entrevistado luego de participar en un foro de abogados, dijo que el nuevo sistema de justicia penal requiere de mucha capacitación, pero no solamente de los jueces, porque la fiscalía necesita una argumentación más sólida ante los tribunales.

Esa parte debemos fortalecerla. El poder judicial tiene la absoluta disposición para coordinarnos (…) a raíz incluso de recientes casos, estamos en proceso de desarrollar talleres con la fiscalía para ir mejorando


Aunque ese tono conciliador del nuevo magistrado presidente, nombrado apenas en los primeros días de agosto, cambió cuando fue cuestionado acerca de las acusaciones de corrupción hechas desde la transmisión diaria del gobernador.

“Que me diga quién, cuándo y dónde (…) nosotros hacemos nuestro mejor esfuerzo porque no haya corrupción, y si llega a haber vamos a actuar”, enfatizó el magistrado Pérez Castañeda.

Esta es la primera ocasión que el presidente del TSJ responde a esa clase de acusaciones, aunque era de esperarse porque su nombramiento al frente del Poder Judicial en Baja California se dio en el marco de la propuesta del gobernador que desapareció el Consejo de la Judicatura, órgano que tiene entre sus tareas vigilar la conducta de los jueces.

Los magistrados decidieron nombrar a Jorge Ignacio Pérez Castañeda para sustituir al entonces presidente Salvador Ortiz Morales, un cambio que especialistas consideraron llevaba la intención justamente de que el Poder Judicial defendiera su autonomía frente al gobernador morenista.