ESTADOS

Barbosa confirma reunión de efectivos de Guardia con huachicoleros

En fotos aparecen integrantes de la familia Valencia, ligada a huachicol y narco junto a elementos que usan uniforme de GN; Barbosa dice que hay más evidencias

  • ISRAEL VELÁZQUEZ/CORRESPONSAL
  • 23/04/2020
  • 14:00 hrs
  • Escuchar
Barbosa confirma reunión de efectivos de Guardia con huachicoleros
La familia Valencia es señalada por el robo de hidrocarburo en el municipio de Venustiano Carranza.Foto de la web

Puebla, Puebla (La Silla Rota).- Un par de fotografías levantan sospechas sobre al menos ocho elementos de la Guardia Nacional que se reunieron a comer en un restaurante del municipio Venustiano Carranza, Puebla, con integrantes de la familia Valencia Ávila, a quienes se relaciona con el huachicol y el narcotráfico.

Sobre este caso, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta dijo que miembros de la Guardia Nacional sí se reunieron con presuntos integrantes del crimen organizado y que enviará un oficio al titular de la Secretaría de la Defensa Nacional y al jefe de la Guardia Nacional sobre el caso.

''El gobierno del estado de Puebla tiene toda la información de la reunión entre elementos de la Guardia Nacional con presuntos delincuentes en Puebla (...) Fue un integrante de Guardia Nacional, de una entidad federal, que vino a la casa de personas de mal prestigio, de muy mala fama. Tenemos fotografías de las patrullas de la Guardia Nacional; se van con los hijos de estos personajes controvertidos a comer a un restaurante y ellos son los que suben las fotos de la comida'', agregó.

Puedes leer: Los Valencia, el cacicazgo en Puebla con olor a huachicol

En su cuenta de Twitter, la Guardia Nacional aseguró que abrirá una investigación ''sobre las condiciones y el objetivo de esta reunión para aplicar las sanciones administrativas y/o legales que le resulten a los asistentes de la Guardia Nacional''.

Las fotografías publicadas en las redes sociales por Jonathan Valencia Calderón, hijo de Vicente Valencia Ávila, actual alcalde del municipio de Venustiano Carranza, muestran a 13 personas comiendo sentadas, de ellas, al menos 8 visten el uniforme de la Guardia Nacional, división Carreteras.

Las otras cinco personas visten de civil, entre ellos Jonathan Valencia. En otra de las fotografías sólo están seis de los elementos de la Guardia Nacional, entre ellos una mujer.

Apenas el jueves 16 de abril, en el tramo Puebla-Villa Lázaro Cárdenas-Poza Rica fue detenido José Luis Trejo Pérez, director de Seguridad Pública en Venustiano Carranza durante la administración de Rafael Valencia Ávila, hermano del actual alcalde Vicente Valencia Ávila.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal detuvieron con Trejo Pérez a otro hombre. Ambos portaban un arma de fuego calibre 380 y una calibre nueve milímetros, sin el permiso de portación correspondiente, así como una bolsa de plástico con 43 bolsas pequeñas con cocaína.

Fuentes consultadas revelan que Trejo Pérez seguía trabajando como escolta de los hermanos Valencia, y desde 2015 se le relaciona con varias carpetas de investigación por homicidio.

La Familia Valencia Ávila

La familia Valencia Ávila ha gobernado el municipio de Venustiano Carranza desde el año 2008: el actual alcalde, Vicente Valencia Ávila, tuvo el cargo en el periodo 2008-2011, electo por el PRI; lo sucedió en el periodo 2011-2014 Jorge Alejandro Valencia Ávila y luego Rafael, otro de los hermanos Valencia Ávila, quien estuvo en el cargo hasta el año 2018.

Vicente Valencia Ávila

En este que es su segundo periodo como alcalde, Vicente Valencia Ávila fue postulado en 2018 por la coalición PAN-PRD y Compromiso por Puebla.

En abril de 2018 la Fiscalía General de la República detuvo a Ilse Lucía B., esposa del entonces edil Rafael Valencia Ávila, debido a que durante un cateo les fueron encontradas decenas de armas y cartuchos.

El juez de Control en el Centro de Justicia Penal Federal determinó que Ilse Lucía, entonces de 27 años de edad, pudiera enfrentar en libertad el proceso que se le inició por los delitos de portación de arma de fuego, de cartuchos y de cargadores de uso exclusivo del Ejército.

En los cateos en los cuales fue detenida se encontraron 32 cartuchos calibre 7.62 x 51 con bala perforante, 14 cartuchos .40 S&W, 3 cartuchos .9 milímetros, 4 del calibre .45 auto, 4 cartuchos .223 Remington, una pistola calibre .45 y otra .38 y también 69 cartuchos útiles calibre .270 Winchester.

En carta enviada a medios de comunicación tras la detención de su esposa, Rafael Valencia Ávila afirma que la detención "nada tiene que ver con el robo de hidrocarburos (...) se origina por una arbitrariedad derivada de una supuesta posesión de tres armas de fuego".

Agrega en el tercero de cinco puntos que ''no lidero ninguna mafia y menos me dedico al robo de hidrocarburo como erróneamente se ha manejado en algunos medios de comunicación''.