ESTADOS

Asesinan a 422 policías en el país; 2020, el año más letal

Las entidades con mayor número de policías asesinados son Guanajuato (74), Estado de México (35), Veracruz (33), Guerrero (32) y Chihuahua (30)

  • REDACCIÓN
  • 05/10/2020
  • 21:11 hrs
  • Escuchar
Asesinan a 422 policías en el país; 2020, el año más letal
Las entidades con mayor número de policías asesinados son Guanajuato (74), Estado de México (35), Veracruz (33), Guerrero (32) y Chihuahua (30). Foto Cuartoscuro

Del 1 de enero al 30 de septiembre de 2020 han sido asesinados al menos 422 policías, lo que significa un aumento de 45.5% comparado con el mismo periodo de 2019.

También lee: Veinte años de cárcel para el asesino de Martín, un policía de León 

En un estudio de la organización Causa Común se expone que desde que inició el conteo de asesinatos de policías en 2018, este 2020 se perfila como el periodo más violento contra los elementos de seguridad en el país.

Faltan solo 24 casos para alcanzar los 446 registros de policías asesinados de todo 2019 y todavía restan tres meses para acabar el año. En el mismo periodo de 2019 se registraron 290 homicidios de policías.

Cabe destacar que el estudio abarca a elementos de la Guardia Nacional, policías estatales y municipales, que han sido abatidos en lo que va de 2020.

El investigador de la organización civil, David Blanc, aseguró que “en México es muy fácil matar a un policía y casi nunca conlleva una consecuencia”.

Fotos Cuartoscuro

Se destaca que en México las policías adolecen de múltiples insuficiencias y deficiencias, resultado de un abandono institucional crónico, generalmente caracterizado por presupuestos insuficientes y mal ejercidos; condiciones laborales abusivas y brechas crecientes entre sus procesos de desarrollo, su realidad operativa y las leyes que los rigen.

Además de tener salarios bajos, jornadas laborales extenuantes, capacitaciones exprés, falta de equipamiento y equipo de protección, nuestros policías tienen que enfrentar día con día el riesgo de ser asesinados.

En promedio se asesina a más de un policía por día; sin embargo, junio de este año ha sido el mes más letal desde que se inició el conteo, al registrarse, al menos, 64 casos, es decir, en plena pandemia y en semáforo rojo en todo el país, mataron a dos policías cada día.

También destaca que, en el periodo analizado, hay seis estados que han superado los homicidios ocurridos tanto en 2018 como en 2019.

LAS MÁS LETALES

Las entidades con mayor número de policías asesinados en lo que va de 2020 son: Guanajuato (74), Estado de México (35), Veracruz (33), Guerrero (32) y Chihuahua (30).

Por tercer año consecutivo, Guanajuato es la entidad donde más se matan policías. En 2018 se tiene el registro de 66 casos, en 2019 la cifra fue de 73; en tanto, los asesinatos documentados hasta el mes de septiembre llegan a los 74.

Veracruz suma 33 policías asesinados, mientras que, en 2018 y 2019, se cometieron 29 y 16 homicidios, respectivamente.

San Luis Potosí ha registrado 18 asesinatos de policías, cuando en 2018 registró 11 casos y, durante 2019, 4 casos.

Colima sumó 11, cantidad sobresaliente si se compara con 2018, en el que hubo 7 asesinatos de policías, y con 2019, que cerró con 4.

Baja California ha registrado 17 casos de policías asesinados, mientras que en 2018 y 2019, se registraron 12 casos en cada año.

Hidalgo suma 5 policías asesinados, cantidad que supera los registros de 2018 y 2019, en los que fueron registrados 2 casos en cada año.

Entre los casos relevantes se encuentran el del pasado 21 de junio en Guerrero cuando 6 elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) fueron asesinados por un grupo armado en el municipio de Tetipac, cerca de Taxco. Otros 5 elementos resultaron heridos.

El 3 de julio en el municipio de Apaseo, El Alto, Guanajuato, 5 policías estatales fueron asesinados en el municipio de Jerécuaro, en el céntrico estado mexicano.

Ante este escenario, es cada vez más difícil imaginar motivaciones para ser policía en México. Causa en Común, indicó que se debe reconocer y valorar la labor y el sacrificio de los policías honestos, que son la mayoría.

Asimismo, expuso que se deben mejorar sustancialmente sus condiciones laborales, y castigar a quienes cobardemente han enlutado a sus familias.