ESTADOS

Amenazan y obligan a sacerdotes a oficiar misas en Guerrero

Salvador Rangel, arzobispo de la diócesis de Chilpancingo denunció que hombres armados provenientes del Estado de México obligaron a un sacerdote a dar misa

  • REDACCIÓN
  • 24/07/2020
  • 13:11 hrs
  • Escuchar
Amenazan y obligan a sacerdotes a oficiar misas en Guerrero
Salvador Rangel Mendoza, arzobispo de la diócesis de Chilpancingo.Foto Cuartoscuro

ACAPULCO.- La diócesis de Chilpancingo, denunció que a punta de pistola los sacerdotes algunos sacerdotes han sido obligados a oficiar misas a pesar de que está prohibida su realización por la pandemia de covid-19.

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA SOBRE EL CORONAVIRUS EN MÉXICO

Salvador Rangel Mendoza, arzobispo de la diócesis comentó que hace unos días un grupo de hombres armados provenientes del Estado de México obligaron a un sacerdote a oficiar una misa en un  poblado, sin dar detalles de lugar, comentó que tras la celebración religiosa se reportaron algunos contagios de covid-19.

Desde el inició de la pandemia la diócesis de Chilpancingo tiene contabilizados cinco sacerdotes contagiados de covid, pero afortunadamente se han ido recuperando, entre los enfermos se encuentran dos clérigos de 80 años.

Rangel Mendoza aseguró que al coronavirus ''no lo vamos a desterrar tan rápido y vamos a tener que convivir con él en esta nueva realidad. Es mejor ir tomando las medidas necesarias, porque no siempre vamos a estar encerrados o confinados, porque sabemos que así perjudicamos la economía; yo creo que nos tenemos que abrir, pero con las medidas sanitarias”.

Reabrir iglesias

El religioso manifestó su desacuerdo en que algunas iglesias sigan cerradas y no se consideren como algo esencial, sobre todo en momentos en que la gente necesita manifestar su fe.

Además comentó que los sacerdotes han sido disciplinados y cuidan que los servicios se desarrollen con todas las medidas sanitarias necesarias, para evitar contagios de covid-19.

Mientras que las fiestas patronales se encuentran suspendidas, de tal manera que las que llegan a realizarse se desarrollan de manera digital, para evitar la propagación del virus.

“En las misas que estamos celebrando lo hacemos muy en orden, estamos admitiendo sólo el 30 por ciento del cupo de las iglesias, hay tapete sanitizante a la entrada, se pide que ingresen con cubrebocas, se les aplica gel antibacterial, se cuida la sana distancia, no hay saludo de mano, y se comulga en la mano”, dijo Rangel Mendoza.

Sacerdotes amenazados

En abril pasado cuando el país se encontraba en confinamiento por el covid-19, autoridades de la iglesia católica denunciaron amenazas de supuestos miembros del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra sacerdotes en Chiapas.

Las amenazas de muerte fueron contra el sacerdote Marcelo Pérez mediante una llamada telefónica presuntamente por integrantes del CJNG, detalló la diócesis de San Cristóbal de las Casas.

La diócesis confirmó que las amenazas de muerte a Pérez, coordinador pastoral social de la diócesis, fueron extendidas tanto a su familia como a sus feligreses.

La diócesis expresó su preocupación por la seguridad del sacerdote y confirmó que las amenazas de muerte se han replicado en otras parroquias del estado de Chiapas.

En San Nicolás de los Garza, Nuevo León un supuesto integrante del grupo delictivo de Los Zetas intento extorsionar a al sacerdote Ricardo López Terrones cuando oficiaba una misa virtual.

En un video de la Iglesia San Juan Bautista se observa cómo el presunto delincuente ingresa casi al final de la misa y comienza a proferir amenazas en contra del párroco, para obligarlo a que le entregue dinero.

López Terrones dijo que antes de terminar la misa, en el momento de la purificación, en la comunión, entró una persona a la fuerza a la capilla del Santísimo.

''Tristemente la violencia ha aumentado y la necesidad de la gente también, y a muchos los orilla al robo y a la extorsión. Acaba de entrar una persona, violentando la privacidad de este recinto, amenazando que es de Los Zetas, que hay 15 personas, 15 estacas, y seguramente venía a robar o a extorsionar''.

kach