ESTADOS

Alcaldes apoyarán pedrera en Pichaco, pese a alerta de contaminantes

Asociaciones ecológicas han denunciado el peligro en que se encuentra la reserva natural, así como la flora y la fauna, ésta última con osos, pumas, lobos, etc.

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 28/05/2019
  • 21:26 hrs
  • Escuchar
Alcaldes apoyarán pedrera en Pichaco, pese a alerta de contaminantes
La pedrera se busca instalar en la sierra de Picachos, en la localidad de Doctor González, en Nuevo León (Foto: Especial)

Monterrey, N. L.-  Sorpresivamente, seis alcaldes de municipios de la zona noreste del estado, salieron públicamente a apoyar una empresa pedrera para que se instale en la sierra de Picachos en la localidad de Doctor González y cuya operación está detenida por la presión de los comuneros, ecologistas, la autoridad local y diputados y senadores, mientras creció la tensión en la zona que podría alcanzar tintes como los de Huexca, Morelos, donde se opusieron a una termoeléctrica.

Baltazar Martínez Ríos, alcalde del municipio de Cerralvo, donde ya existe otra pedrera de la misma empresa, encabeza el movimiento a favor de depredar Picachos, pues asegura que Matrimar creará 100 empleos directos y 350 indirectos en la región.

Además de Martínez Ríos, del lado de la empresa contaminante se colocaron los ediles de Melchor Ocampo, Omar Ramos García; Elia Hinojosa García, de General Treviño; Luis Alfonso Tijerina, de Los Herreras; Ignacio castellanos, de Agualeguas y Cresencio Oliveira, de Parás.

(Especial)

Picachos comprende 75 mil 800 hectáreas de los municipios de Cerralvo, Doctor González, Higueras, Los Herrera, Los Ramones, Sabinas Hidalgo, Agualeguas y Salinas Victoria, distantes de Monterrey entre 40 y 100 kilómetros; es considerado uno de los pulmones de Nuevo León. Sin embargo, muchos años atrás, antes de que fuera nombrada como área protegida, se instaron las pedreras Matrimax y Micer (Minería Cerralvo) que a lo largo de 30 y 20 años respectivamente han acabado con los mantos acuíferos al contaminarlos con los polvos y explosivos que utilizan para abrir la sierra para sacar la tierra y piedras que venden, además de secar el río Sardinas, según informa Aristeo Benavides, vocero de los mil 361 comuneros que enfrentan más directamente el problema.

 El negocio Minería Cerralvo es una pedrera propiedad del empresario Luis Lauro Rios, mientras que Matrimax pertenece a Santos Martínez, ambos del municipio de Cerralvo, quienes han luchado por abrir más pedreras, pese a la oposición de comuneros y ambientalistas. Por ejemplo, intentaron abrir una nueva en el municipio de Higueras, pero ante la presión de los grupos sociales, desistieron.

No obstante, enfocaron sus baterías al municipio de Doctor González en donde insisten en instalarse con otra pedrera y aunque presentaron los comuneros una demanda que impidió las abras, a machete puro, han desmontado un área importante de la sierra. Los más impactados por la contaminación la seca de pozos y ríos, son los más cercanos al lugar de las explosiones para sacar piedra, los mil 361 comuneros cuyo presidente es Dionisio Garza y quienes fueron dotados con 65 mil hectáreas.

A la fecha, la Asociación Ecológica Sierra de Picachos y los comuneros encontraron el apoyo de organizaciones ecológicas diversas, diputados locales de todos los partidos, del Partido Verde y del senador Víctor Fuentes, quienes solicitaron la ampliación del área protegida de 75 mil a 150 mil hectáreas y cuya resolución está a punto de salir a favor.

Sin embargo, a nombre de los ediles, Baltazar Martínez Ríos, tras reunirse con el Procurador de Desarrollo Sustentable, Ricardo Pedraza Rodríguez; dijo que utilizar la emisión de un decreto que impida el desarrollo en esta zona, para ampliar la Zona Natural Protegida en la Sierra de Picachos resulta cruel y es atribuible a autoridades carentes de sensibilidad.

“El desarrollo económico puede ir de la mano con el cuidado del medio ambiente, y en la región Noreste se necesita la generación de empleos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.


La Asociación Ecológica de la Sierra de Picachos y los comuneros denuncian el peligro en que se encuentra esa reserva natural, así como la flora y la fauna, ésta última con osos, pumas, lobos, tortugas y otras especies.

Se contaminarán los mantos acuíferos con los polvos de la pedrera que pretende instalar la empresa Matrimar, por lo que deben intervenir las autoridades estatales y federales, explican. La dinamita, aluden, al proceso de cualquier empresa explotadora de piedra que es la detonación y luego el material triturado que produce una nube de polvo que se disemina a un kilómetro a la redonda.

También puedes leer: Piden una fiscalía especializada en maltrato animal en Nuevo León

El polvo cae sobre la vegetación y animales, pues al llover se modifican las propiedades y la alcalinidad en deterioro de la flora de la región. Entre los animales que habitan en esa zona son el oso negro, lobo gris, puma, armadillo, halcón, tortuga, pájaro coa, coralillo, cascabel de diamantes, águila real, codorniz, guajolote y sapo de puntos entre otras especies. También se ubica el pino, encino, barreta, monilla y otros árboles boscosos.

El dirigente del Partido Verde Ecologista de México, Edgar Salvatierra, aprobó la cancelación del permiso de uso de suelo a la empresa Matrimar, SA de CV, que buscaba instalar otra pedrera en la Sierra de Picachos, en Doctor González.

Los comuneros, mientras tanto, están dispuestos a defender la zona protegida y aseguran que lo harán con el uso de la fuerza si es necesario, por lo que no se descartaría un movimiento de machetes.

bl