ESTADOS

"Al principio traían a los muertos de madrugada , después a toda hora"

Velador de un panteón de Ciudad Victoria, dice que entre junio y agosto no se daban abasto para inhumar muertos por covid; hay más de los que dice el gobierno

  • ARNOLDO GARCÍA/ CORRESPONSAL
  • 28/10/2020
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Al principio traían a los muertos de madrugada , después a toda hora
Inicialmente los cuerpos eran llevados a inhumar a las seis de la mañana o seis de la tarde para que la gente no se diera cuenta. Pero después a toda hora. Fotos: Cuartoscuro /Ilustrativa

CIUDAD. VICTORIA.- “Había días en los que día y noche andábamos abriendo fosas para sepultar muertos de coronavirus”, platica Juan Velarde quien trabaja en el Panteón Municipal de Ciudad Victoria conocido como el “del 0”.

También lee: Cierre de panteones por Día de Muertos en CDMX: esto sabemos

Juan Valverde comenta que inicialmente los cuerpos eran llevados a inhumar a las seis de la mañana o seis de la tarde para que la gente no se diera cuenta. Pero después llegaban las carrozas con muertos a toda hora.

En los meses de junio, julio y agosto principalmente, las tres agencia funerarias que hay en la ciudad no se daban abasto para prestar los servicios de inhumación.

Los anfiteatros de los hospitales también llenos debido a que las funerarias no podían trasladar con prontitud los cadáveres de los muertos  de coronavirus. Había cuerpos hasta en el piso. En los hospitales de Matamoros, Reynosa y Tampico se contrataron cajas de  tráiler con refrigeración para guardar los cadáveres en tanto eran sepultados.

“Los de las funerarias venían con sus  equipos  de protección para traer los cuerpos. A nosotros también nos dieron  trajes de protección, monos con caretas, guantes. Son incómodos para estar paleando. Pero ni modo, esto esta cabrón”.

“Aquí yo creo que hemos enterrado más de 30 muertos de coronavirus, pero quien sabe en el panteón de La Cruz, en el Recuerdo y Reencuentro. Son muchos”.

Inicialmente se prohibió la velación de los cuerpos por parte de las familias, pero posteriormente se permitió la velación por unas cuantas horas y acompañar el cuerpo,  pero no más de 10  personas.

El Gobierno del Estado se hizo cargo de los gastos  funerarios de los muertos de covid.

“Los familiares querían ver a su ser querido por última vez, que se abriera el ataúd, pero teníamos prohibido hacerlo y nos advirtieron de lo peligroso que pudiera ser y tener después un contagio”.

Y añadió: “Las personas se enojaban, nos gritaban, pero los féretros no  se abrían debido al peligro de contagio”.

VELATORIOS DIFIEREN EN CIFRAS

A la fecha en Tamaulipas la cifra oficial de muertos de covid es de dos mil 688, de los cuales 196 han sido en ciudad Victoria.

Pero las cifras no  son confiables y creíbles, pues tan solo en el Velatorio San José donde se presta el servicio de cremación han sido incinerados 127 cuerpos de  marzo a octubre.

El administrador del Velatorio San José mencionó que debido a la cantidad de cuerpos que han tenido que  ser incinerados, los  tanques de gas han tenido que ser rellenados con más frecuencia pues el combustible se agota más rápido.

José Luis Martínez, empleado de una funeraria, comentó: “en los meses de junio, julio, agosto había días en los cuales no nos dábamos  abasto para ir a recoger cuerpos a los hospitales o casas de particulares. No hay preparación del cuerpo, así como están se cubría con las sábanas que tenía, se mete dentro de una bolsa especial para cadáveres y luego se coloca dentro del féretro”.

“El ataúd también es cubierto con varias capas de plástico, cinta canela y otras cintas para que quedara bien sellado. Pues sí, de primero el temor al contagio era mucho, pero ya con las prisas y tanto trabajo pues se olvida”.

“En los pasados meses de junio, julio, agosto con el sol tan fuerte y el calorón en el traje de protección, te sientes ahogar, con los guantes, goggles, el rostro, la cabeza cubiertos y demás, quedabas bañado en  sudor”, comentó.

Y agregó “pero es mejor aguantar el calor a que te vayan a embolsar”.