ESTADOS

A Villahermosa le sobra agua, pero de dudosa calidad

La Asociación Civil efectuó una investigación de muestreo de la calidad del agua con laboratorios certificados, donde se constató la insalubridad y contaminación

  • ROBERTO BARBOZA SOSA
  • 29/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
A Villahermosa le sobra agua, pero de dudosa calidad
La planta potabilizadora se alimenta del agua del río Grijalva, altamente contaminado. Foto Roberto Barboza/Corresponsal

VILLAHERMOSA, Tabasco (La Silla Rota).-La paradoja de los habitantes de la capital tabasqueña, es vivir rodeados de agua en abundancia, aunque solo le suministran por la red pública municipal, escasa o bastante “agua potable” insalubre no apta para consumo humano.

Puedes leer: ¿A qué hora volverá el agua en CDMX?

Análisis de laboratorios, efectuados tanto por asociaciones civiles como por instituciones oficiales, demuestran y confirman que desde la principal planta “potabilizadora” de agua de Villahermosa, se envía ese vital sustancia con parámetros altos de metales pesados y coliformes totales fecales.

Hugo Ireta Guzmán, investigador de la Asociación Ecológica Santo Tomás A.C. sostiene que el Ayuntamiento de Centro -donde se ubica esta capital- incumple con la Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-1994, Salud, donde de establecen los límites permisibles de calidad y los tratamientos de potabilización del agua para uso y consumo humano.

La Asociación Civil efectuó una investigación de muestreo de la calidad del agua con laboratorios certificados, donde se constató la insalubridad y contaminación del vital líquido que se suministra diariamente a los villahermosinos. 

Ireta Guzmán destaca que igual en los resultados de análisis en agua suministrada por los sistemas de abastecimiento, efectuados en los últimos tres años, por la Dirección de Protección Contra Riesgos Contra Riesgos Sanitarios del estado, se ha detectado que rebasan los parámetros de coliformes totales y coliformes fecales.

En los análisis de Cofepris, del total de muestras levantadas en 2016, 2017 y 2018, no alcanzaron estar ausentes en un 100 por ciento de coliformes fecales u organismos termotolerantes, ni de organismos coliformes totales.

Pero presidentes municipales van y vienen, y no solucionan el adecuado y limpio abastecimiento de agua potable a las casas de la población de esta ciudad, con alrededor de 500 mil personas.

El problema de agua lodosa suministrada a las viviendas, comercios, restaurantes, hospitales y a todo local público y privado, se recrudeció a mediados de octubre, al grado que no se pudo utilizar ni para limpieza personal ni en la cocina, ni siquiera para hervirla y beberla y preparar alimentos. 

“Era lodo lo que salía de las llaves que era imposible usarla para lavar trastes y ropa, menos para bañarse”, fue la queja general de amas de casa. Se utilizaba solo para los sanitarios.

Lo que ocurre es que la planta “potabilizadora” se alimenta del agua del río Grijalva, altamente contaminado y no existe la infraestructura con la capacidad para limpiar las impurezas y pasa literalmente igual a la red de distribución, afirma el investigador de la Asociación Ecológica Santo Tomás.

Sostiene que la planta potabilizadora, con más de cuatro décadas, sólo la han ido “parchando” para aumentar su capacidad, pero su diseño “está rebasado, desconfigurado y no sirve en el objetivo para el que fue edificado”.

Propone que una solución a este problema es la construcción de varias plantas potabilizadoras en puntos estratégicos de la ciudad para abastecer de agua de buena calidad a la población de Villahermosa.

También desde el 2013 la Asociación Ecológica Santo Tomás A.C. en otro estudio detectó presencia de metales pesado en el agua que se abastece a las casas de una comunidad indígena Chontal del municipio de Centro. 

A raíz de esa situación presentó queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la cual fue ingresada por ese organismo y resuelto a finales del año 2015 con diversas recomendaciones a la Secretaria de Salud, la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) del gobierno del estado, así como al Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) del Ayuntamiento de Centro. 

Las tres dependencias aceptaron parcialmente las recomendaciones emitidas por la CEDH, y además se comprometieron a monitorear el agua que se envía a las casas, de acuerdo a los parámetros considerados en la NOM 0127 en materia de agua potable.

Como parte del proceso de seguimiento al cumplimiento de seguimiento a las recomendaciones aceptadas por las autoridades, desde finales del año 2016 y hasta mediados del año 2017, Santo Tomás se acercó a la CEDH para conocer los informes de cumplimiento entregado por las autoridades.

“Sin embargo hasta julio de este año la respuesta de las autoridades a las solicitudes de avance de la CEDH ha sido el silencio”. 

El organismo estatal CEAS ha sido quien ha enviado información sobre el monitoreo que está realizando al agua que distribuye, “sin embargo continúan registrando únicamente parámetros físico-químicos. El resto de los parámetros señalados en la NOM 027 no se han registrado”.

Ante la imposibilidad de la CEDH de poder hacer cumplir la recomendación sobre agua potable, la organización solicito por escrito el pasado 31 de julio una explicación del asunto y en su caso su deslinde para poder continuar con una autoridad superior, en este caso la CNDH y sea la que obligue a las dependencias involucradas a cumplir con las recomendaciones emitidas.

La solicitud fue turnada a la tercera visitaduría de la misma CEDH quien le dio entrada y dio parte a las autoridades para garantizar su derecho de audiencia. La CEDH ha dado diversas fechas a Santo Tomás, para entregar la respuesta, que no pasaría de la primera semana de septiembre, sin cumplir esa promesa.

“Es lamentable la dilatación que ha tenido la CEDH y que refleja una falta de responsabilidad y compromiso en un tema de vital importancia como es el agua”, expuso al exhortar a la CEDH a dar respuesta inmediata a la inconformidad. 

“Han pasado cuatro años en el que se sigue exponiendo la salud de los tabasqueños, nos negamos a seguir esperando más”, denunció la asociación civil.

Mientras que el Ayuntamiento de Centro, apenas inició la semana que recién concluyó, trabajos de limpieza y mantenimiento a filtros, floculadores y módulos de sedimentación de la planta potabilizadora “Villahermosa”, cuya capacidad es de dos mil litros por segundo (LPS), al igual que la revisión del estado de las áreas de proceso del vital líquido.

El coordinador general del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) del Ayuntamiento de Centro, Luis Contreras Delgado citó que los soportes de las cámaras de sedimentación colapsaron por sobrecarga de lodo y para que trabaje en condiciones óptimas tenía que darle cuidado permanente.

El funcionario estimó la administración que terminó en septiembre pasado, durante nueve meses no le dio la conservación adecuada y ocasionó se acumularan los lodos, y por tanto, la lámina de agua no era suficiente para que los reactivos efectuaran su proceso normal.

El jefe de operaciones Josué Méndez justificó que al Sedimentador 1 de la Planta 1 Sección A, por estar en tiempo de lluvias maneja de 5 a 10 mil unidades de turbiedad que es cuando los sólidos se levantan 10 veces más, en comparación de la temporada de estiaje cuando hay menos caída de sólidos.

“En estos meses se precipitaron lluvias en octubre con picos de turbiedad altos por lo cual tenemos más caído de sólidos y este sedimentador está saturado de lodo por la falta de mantenimiento adecuado”.

Dijo que en su momento se notificó al jefe inmediato del lavado del clarificador, pero antes se le hizo un mantenimiento del 50 por ciento, insuficiente para dejarlo trabajando al 100 por ciento; “fue un prelavado en septiembre, otro en agosto, pero no se lavó por completo y no fue la rehabilitación correcta”.

Josué Méndez dice que actualmente trabajan en un 90 por ciento con buena presión para los tres circuitos de la red de distribución a la ciudad, en tanto se repara cada uno de los clarificadores saturados de lodo.

El clarificador es el espacio donde los reactivos logran el desprendimiento de los sólidos y el agua que fluye de las plantas de captación se van clarificando en la parte superior.

El empleado municipal admitió que los protocolos de limpieza no se cumplieron, pues esas instalaciones estratégicas deben contar con un programa de mantenimiento cada tres meses, con el desalojo de todo el lodo acumulado, realizar una limpieza tanto en la parte superior como inferior; “como pueden observar donde van los módulos, la parte de abajo hay unas láminas llamadas tranquilizadores y a un costado que no se ven por el lodo existente”, explicó el funcionario.

Ahí se encuentran los tubos difusores que son de material novaoil de 12 pulgadas de diámetro con una abertura de 1 pulgada en la parte inferior donde descarga el agua que entra por el tanque elevado a cada uno de los vasos del pulsator y eso alimenta la tubería que está dañada.

A la vista se observan tubos y fierros desvencijados y corroídos por el óxido, así como promontorios de soportes del módulo de sedimentación fracturados por el peso del lodo, falta de limpieza y de mantenimiento.


kach