ESTADOS

A los 7 años, María fue víctima de feminicidio; hoy cumpliría 15 años

María Evelia Pech Quijano fue violada y asesinada hace ocho años; hoy su familia le celebró su s 15 años con pastel y mañanitas

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 15/02/2021
  • 19:33 hrs
  • Escuchar
A los 7 años, María fue víctima de feminicidio; hoy cumpliría 15 años
María Evelia Pech Quijano fue violada y asesinada hace ocho años; hoy su familia le celebró su s 15 años con pastel y mañanitas. Foto Claudia Arriaga

MÉRIDA.- Este lunes, María Evelia Pech Quijano cumpliría 15 años. Hace ocho años, el 15 de febrero de 2013, cuando tenía siete años, fue víctima de feminicidio. Hoy, su familia organizó una novena y decoró su altar. Así la recordaron.

También lee: Marchan en Yucatán por muerte de Karla, pasante de Medicina

Entre su madre Martha Quijano y su hermana Martha prepararon todo para que este día no pasara desapercibido. "La verdad si María viviera igual se lo festejaría. Hoy me siento triste porque a pesar de que ya son ocho años que murió, aún no lo supero”, dice su madre Martha.

Su ausencia aún sigue doliendo, al igual que de las seis mujeres que fueron víctimas de feminicidio en Yucatán durante 2020. De hecho, este delito aumentó al 100 por ciento en comparación con 2019, según el informe del Semáforo Delictivo

El feminicidio de María Evelia no forma parte de las cifras oficiales, la autoridad se negó a tipificarlo. La pequeña fue víctima de violencia sexual y asesinada por un adulto y un adolescente, que ya está en libertad. Otras tres personas, en las que ella confiaba, fueron cómplices, ayudaron a esconder su cuerpo en una letrina en el patio de la casa.

“Si ella estuviera junto a mí le diría lo mucho que la quiero, ella fue mi mejor regalo. Lo mismo le digo a mi hija Martha, ambas fueron mi razón de vivir y ahora, por ella, continúo. Le hubiera deseado toda la felicidad del mundo, sus 15 años hubieran sido algo muy especial y bonito”, lamenta Martha.

Para la familia de María, siempre dolerá la ausencia, pero hoy, como desde hace ocho años, encendieron las velitas del pastel y en compañía de sus tías y primas entonaron las mañanitas frente a su fotografía.