ESTADOS

A Dolores la mató su esposo de 4 puñaladas; su feminicidio provoca movilización

El feminicidio de "Doly" lastimó tanto a la comunidad, pero particularmente a las mujeres, que por primera vez tomaron las calles para reclamar justicia

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 31/05/2021
  • 18:12 hrs
  • Escuchar
A Dolores la mató su esposo de 4 puñaladas; su feminicidio provoca movilización
El feminicidio de "Doly" lastimó tanto a la comunidad, pero particularmente a las mujeres, que por primera vez tomaron las calles para reclamar justicia. Fotos Claudia Arriaga

MÉRIDA.- Dolores Domínguez Chan tenía 39 años cuando fue víctima de feminicidio. Su esposo Salatiel C.R. la acuchilló delante de su hija de 10 años, quien, asustada, salió a pedir ayuda para salvar la vida de su madre. No era un secreto que "Doly", como le decían sus amigas, vivió violencia durante más de 18 años de matrimonio. 

También lee: Ernesto desapareció en altamar hace 26 días; lo buscan en cinco entidades

Los hechos ocurrieron el domingo 23 de mayo en el municipio de Akil, en Yucatán, en donde ella era conocida por su amabilidad y buen humor. Su feminicidio lastimó tanto a la comunidad, pero particularmente a las mujeres, al punto que por primera vez tomaron las calles para reclamar justicia

Cecilia Domínguez tiene 30 años, es la menor de los 12 hermanos de Dolores y también era su vecina. La joven intentó ayudarla tras haber sido apuñalada cuatro veces en el abdomen, lamentablemente ya era muy tarde. 

Mi sobrina fue a pedirme ayuda, primero pensé que solo se lastimó la mano intentando defenderse, pero luego nos dimos cuenta que estaba muy herida. Llamamos a la policía y llegó la ambulancia, la llevaron primero al hospital del municipio de Oxkutzcab y luego al hospital O´Horán en Mérida


Falleció alrededor de las 12:30 de la medianoche del lunes a consecuencia de las heridas que le propinó su esposo. Lo más lamentable es que esta no era la primera vez que una discusión casi le costaba la vida. La violencia que vivió Dolores iba más allá de física, era emocional, psicológica y económica.

Dolores era el soporte económico de sus dos hijos menores que aún vivían con ella, todas las mañanas vendía comida junto a un árbol de roble para pagar la renta de la casa y la comida del hogar. Salatiel, su esposo no aportaba dinero.

Cecilia detalló que su hermana en alguna ocasión pensó en abandonarlo, de hecho, él iba y venía de la casa. "Siempre tuvo esa idea, pero quería apoyarlo y pensaba que iba a cambiar. Yo siempre le decía que sí podía sola, si ella mantenía esa casa, no lo necesitaba", mencionó.

Lamentablemente, esta no era la primera vez que una discusión se convertía en violencia extrema, hace como ocho años Dolores se defendió y lesionó con un arma blanca a Salatiel, motivo por que se mudaron de casa, no quería seguir en el mismo sitio y recordar la escena. 

Leydi Domínguez advirtió que ya sabían la situación de violencia que vivía Dolores y reprochó no haber podido ayudarla a tiempo. "Siempre te voy a recordar. Nos contaste lo que pasaba, me avisaste hermana y le aguantaste todo, sus fiestas, sus amigos. Se que no te podías defender, pero no llegué a la hora".

Cecilia manifestó la intención de cuidar a su sobrina de 10 años, debido a que vivían a lado de su casa, la niña está acostumbrada a pasar tiempo con ella y su familia. Sin embargo, el hijo mayor de Dolores se quedó provisionalmente con la custodia en lo que deciden qué será lo mejor para la menor. 

El 28 de mayo, el Tribunal Superior de Justicia informó de la detención de Salatiel, quien permanecerá en prisión preventiva durante todo el tiempo que dure el proceso, se le imputó por el delito de feminicidio agravado.

DESPUÉS DE DOLORES NO HABRÁ UNA MÁS EN AKIL

Laura Puch era amiga de Dolores y tras su feminicidio decidió organizar una marcha pacífica, la primera en donde más de 100 mujeres se unieron para exigir justicia y mejores servicios de las autoridades estatales ante los llamados de auxilio.

Es importante señalar que Akil es un municipio que se ubica a 70 kilómetros de Mérida y para interponer una denuncia, la agencia más cercana de la Fiscalía General del Estado (FGE) está a 15 kilómetros en el municipio de Tekax. Muchas veces las mujeres que viven violencia no tienen para pagar el transporte para pedir ayuda.

"Hago un llamado a que en el Ayuntamiento hagan caso cuando lleguen a denunciar a sus parejas o esposos, que salgan a buscar al individuo, que sea parejo no unos sí y a otros no. Te dicen que vayas al ministerio público en otro municipio y apenas tenemos para comer un kilo de tortilla ¿Dónde está nuestro municipio? No tengo 20 para trasladarse", reclamó una de las que asistió a la marcha.

El feminicidio de Doly es el quinto del año en Yucatán. En febrero, María Pilar fue asesinada por su pareja en Santa María Chuburná. En marzo, Paul murió por violencia intrafamiliar, su pareja la golpeó hasta mandarla al hospital. El 9 de abril Ena Canul fue encontrada sin vida en una casa muestra en Umán.

A María May la hallaron en estado de descomposición en un parque de Paseos de la Fuente en Mérida, su cuerpo regresó con su familia después de 39 días de permanecer en el Servicio Médico Forense (Semefo). Pese al tiempo de espera y exámenes que se le practicaron, en los que intervinieron expertos de la Fiscalía General de la República (FGR) que viajaron desde Ciudad de México a Yucatán, la autoridad manifestó que fue imposible determinar la causa de su muerte.  Tampoco hay alguna persona detenida por el crimen.

 

rst